viernes, 26 de diciembre de 2014

Filipinas - Las casas reconstruidas por Tdh han resistido el tifón Hagupit


A penas un año después del Haiyan, los filipinos han tenido que afrontar el tifón Hagupit, de categoría 2. Se abatió sobre el centro del archipiélago en la tarde del 6 al 7 de diciembre, poniendo a prueba las habitaciones recién construidas por Terre des hommes – Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia). A pesar de la resistencia de estas, los daños materiales y del medio ambiente son importantes, fragilizando el avance de la población.
El tifón  Hagupit ha tocado de lleno a la provincia del este de Samar. En esta región Terre des hommes está presente desde hace un año) para ayudar a la población a recuperarse de los daños sufridos por el paso de Haiyan.
Nuestro equipo sobre el terreno evalúa la amplitud de los daños. A pesar de las fuertes ráfagas y de las lluvias torrenciales, todas las habitaciones reconstruidas o rehabilitadas por la ONG han resistido: “Nuestras casas han aguantado el golpe”, ha contado por vía telefónica Leonor Crisostomo, coordinadora de los programas de Tdh en Filipinas.
Con la experiencia adquirida con el super-tifón Haiyan (de categoría 5), que dejó 7.000 muertos en noviembre de 2013, las autoridades nacionales han declarado el estado de alerta y han empujado a las poblaciones del litoral a buscar refugio. Según el gobierno un millón de personas han sido evacuadas limitando de manera drástica las pérdidas humanas. En este día, solo se ha informado de dos muertes.
Por el contrario, los daños materiales son importantes. Al llegar a los municipios de Dolores y Oras (norte de Samar), Leonor Crisostomo confirma la destrucción de muchas casas, carreteras y puentes. Hectáreas de tierra han quedado sumergidas debido a cantidades masivas de lluvia, destruyendo campos y cultivos. Los medios de subsistencia de la población se han visto de nuevo duramente afectados.
“Prevemos aportar ayuda a las familias afectadas en la comunidad de San Julián”, cuenta David Dandres, responsable de la intervención de urgencia de Tdh en Filipinas. Añade: “La ayuda permitirá a las familias encontrar los medios y las capacidades para reconstruir su entorno destruido y remplazar una parte de lo que han perdido”.
Fuentes : Tdh, OCHA