miércoles, 17 de diciembre de 2014

Albania - Un centro de urgencia para acoger a los menores víctimas de exclusión


Tres años. En la calle. Con una bronquitis aguda. La pequeña albanesa Elora*, vuelve a vivir en el Centro Transitorio de Urgencia, en la periferia de Tirana. Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) junto a otras organizaciones no gubernamentales (ONG), apoyan a esta institución estatal, establecida desde 2013, por el Ministerio de la Juventud y de la Ayuda Social después de la expulsión forzada de 37 familias gitanas, de las cuales 90 son menores.
Elora ahora tiene 4 años. Ella se ha incorporado a la escuela infantil pública. Adora jugar con sus amigos, nos cuenta Aida Pambuku, trabajadora social y coordinadora del programa psicosocial junto al Centro Transitorio de Urgencia. Tdh le ha suministrado medicamentos, alimentación y ayuda psicológica y también ha apoyado a su familia. Juntos, han complementado los papeles para beneficiarse de una ayuda estatal. La mamá de Elora ha dejado de mendigar en la calle, su papá ha encontrado trabajo y su hermano de 16 años ha empezado una formación de técnico en informática.
Dos juegos para forjar su identidad
Salud, protección, apoyo psicosocial, integración en la escuela y en la sociedad: el apoyo de Tdh en el Centro Transitorio de Urgencia de Tirana es múltiple. Con sus colaboradores, la organización ayuda por ejemplo, a los niños y niñas a inscribirse en el registro civil con el fin de acceder a la asistencia médica y a la educación. También pone en marcha juegos y actividades extraescolares para permitir a los menores forjar su identidad, integrarse en un grupo y resolver los problemas, activos muy importantes para su supervivencia dentro y fuera del Centro.
El verano pasado, los niños y niñas tuvieron tres semanas de juegos. Ganaron confianza en si mismos, aprendieron a trabajar en grupo y a ser tolerantes, comenta un monitor del campamento de verano. Y añade que las relaciones con sus padres “se han reforzado”. En efecto, estos últimos han participado en algunas actividades para conocer mejor las necesidades y los derechos de los niños y niñas de cara a una mejora en la tutela.
Por otro lado, Tdh forma al personal y al voluntariado para asegurar el buen funcionamiento de todas estas actividades. Presente en Albania desde 1993, Tdh se compromete no solo a la prevención de la explotación y de la mendicidad de los niños y niñas gitanos sino también a la consolidación del sistema nacional de protección a la infancia.