miércoles, 5 de noviembre de 2014

Terre des hommes lanza su campaña nacional de lucha contra la explotación infantil


Desde el 6 de octubre, los paneles publicitarios de las ciudades de Suiza representan a Joseph: es el símbolo de millones de niños y niñas explotados en el mundo. A través de la cara de este joven buscador de oro, Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) lanza su gran campaña nacional de movilización contra la explotación infantil. Su historia refleja la dura realidad que viven los menores obligados a trabajar en condiciones que perjudican su salud, su seguridad o su desarrollo psicológico. Con esta campaña, Tdh quiere sensibilizar a la población suiza con el fin de comprometerla en la lucha par la protección y la dignidad de los niños y niñas.
La problemática de la explotación infancia afecta a 168 millones de niños y niñas o sea un niño de cada dos. A través de una veintena de proyectos, Tdh acude en ayuda de más de 90.000 menores víctimas de explotación laboral. Pera la erradicación de este azote no puede hacerse eficazmente más que movilizando a todas las poblaciones, tanto sobre el terreno como en Suiza. Por esta razón, Tdh lanza actualmente una gran campaña de sensibilización a escala nacional.
Joseph, símbolo de millones de niños y niñas explotados
Joseph encarna de manera simbólica a todos los menores víctimas de explotación en el mundo, que trabajan en la calle, en la industria, en los campos de algodón, en las minas de oro, en las canteras de piedra e incluso como empleadas domésticas. La gran mayoría de estos menores son muy jóvenes, vulnerables y sujetos a malos tratos por parte de sus empleadores. El trabajo diario efectuado es difícil las jornadas son largas y no tienen acceso a los derechos elementales tales como salud y educación.
Las minas de oro, un descenso a los infiernos
La historia de Joseph ilustra la de numerosos niños y niñas obligados a trabajar en las minas de oro artesanales africanas. Después de la muerte de su padre, Joseph y Patrice,  hermanos mayores de una familia  numerosa, abandonaron el hogar para ganar dinero y para acudir en ayuda de las necesidades de su familia. Trabajan ahora como buscadores de oro y han elegido su domicilio sobre el lugar mismo de la mina.
La historia de Joseph se apoya en los testimonios que reflejan la triste realidad: en Burkina Faso, el 38% de los menores que trabajan tienen entre 5 y 14 años. Entre ellos, 700.000 ponen en peligro su vida todos los días para encontrar oro. Enviados a las minas sin protección, un menor de cada 4 es víctima de un accidente. Durante más de 12 horas diarias, estos menores trabajan cerca de 40 metros bajo tierra para separar las piedras de la pared. A pesar de una pausa al mediodía, el trabajo es extenuante. El aire en la mina es tan caliente que a penas pueden respirar. 
Uníos a nosotros en la lucha contra la explotación
En 2013, Tdh ha ayudado a cerca de 8.000 menores y miembros de su familia afectados por la industria de las minas de oro y de las canteras de piedra en Burkina Faso. Para proteger a todos los «Joseph» a través del mundo, Tdh apela a vuestra ayuda.
Desde ahora, podéis también movilizaros llegando a ser embajadores de nuestra campaña. Hay varias maneras de hacer esto posible: podéis compartir los artículos de nuestra página web con vuestra comunidad o además haciendo un donativo en www.tdh.ch/donner.