viernes, 7 de noviembre de 2014

5 respuestas para comprender mejor la reducción de los riesgos ligados a las catástrofes naturales


John Brogan es el consejero temático de Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) en materia de reducción de riesgos ligados a las catástrofes naturales. Hemos aprovechado esta jornada internacional para encontrar la mejor manera de comprender este tema.
1) ¿Por qué la reducción de riesgos es importante ?
Las condiciones climáticas extremas dan lugar a catástrofes cuando engendran una perturbación importante en el funcionamiento de una comunidad o de una sociedad. Los habitantes sufren pérdidas muy importantes y las comunidades o sociedades afectadas no son capaces de sobreponerse utilizando solo sus recursos. La correlación entre el aumento de la población mundial y el número de catástrofes naturales no puede ser ignorada. Hace 100 años solo éramos dos mil millones de habitantes en la tierra. La base de datos que identifica las urgencias ha registrado un aumento espectacular desde 1900, con un crecimiento alarmante desde los años 1970. Durante el mismo periodo, las infraestructuras y otros sistemas organizacionales de nuestra galopante población se han ido ajustando cada vez menos a nuestro medio ambiente. Entre 2000 y 2012, las catástrofes naturales han afectado de media a 216 millones de personas por año, engendrando anualmente pérdidas financieras de cerca de 156 mil millones de dólares (Annual disaster Statistical Review 2013).  Os dejo imaginar las consecuencias futuras sobre una población mundial estimada en más de 9 mil millones de personas en 2050.
2) ¿Qué quiere decir concretamente la reducción de riesgos ?
La reducción de riesgos promete estrategias comunitarias que permitan identificar los riesgos con el fin de asignar recursos, tecnología y cooperaciones posibles para reducirlos, intentar hacerlos desaparecer totalmente. La reducción de riesgos tienen en cuenta las mejoras estructurales así como las medidas basadas sobre el conocimiento, las prácticas o las alianzas.
3) Uno de los elementos básicos de la reducción de riesgos, es la resiliencia ¿qué quiere decir ?
En efecto, la reducción de riesgos es uno de los elementos de la resiliencia en las catástrofes. Más allá de la capacidad de superar y recuperarse de las catástrofes, la resiliencia comunitaria intenta trabajar sobre la interconectividad de los sistemas humanos y naturales y su funcionamiento durante los grandes cambios. Los expertos que trabajan sobre este tema proceden de numerosos horizontes, como la adaptación a los cambios climáticos, la protección social, los contextos frágiles y la preparación y respuesta humanitaria. Los especialistas intentan comprender cómo estos elementos pueden complementarse y alimentarse mutuamente para aumentar la resiliencia y así reducir la vulnerabilidad de las poblaciones durante las catástrofes.
La definición de resiliencia comúnmente admitida es: La resiliencia a las catástrofes es  la capacidad de los países, de las comunidades y de las familias a gestionar los cambios manteniendo o transformando sus estándares de vida frente a shock y stress –tales como terremotos, sequías o conflictos violentos- sin comprometer sus perspectivas a largo plazo.
Fuente: DFID
4) ¿Cómo se pone en marcha en el seno de Tdh ?
Tdh integra la cuestión de la reducción de riesgos a fin de mejorar la oportunidad de ver sus proyectos de protección y de salud sobrevivir a las catástrofes. La evaluación de riesgos forma parte integrante del análisis contextual y de la estrategia de nuestras intervenciones. La población local, que es la que tiene que responder en las 48 primeras horas después de una catástrofe, debe estar implicada en esta evaluación  y en la puesta en marcha de las medidas preparatorias. En las escuelas de Nicobar, una isla de Andamans en la India, por ejemplo, Tdh ha trabajado con los escolares y los profesores con el fin de identificar y aportar soluciones para prevenir los heridos y los muertos. Tdh también ha formado a los alumnos en primeros auxilios mediante ejercicios.
Regresando a la importancia de la tecnología, Tdh ha comenzado un proceso de utilización de drones en América Latina y en Asia para cartografiar los riesgos de inundaciones. Combinamos la perspectiva de la  población local, los datos sobre inundaciones recogidos por las autoridades nacionales y los mapas topográficos conseguidos con los drones. Estos nos permiten producir rápidamente modelos de riesgos que son muy preciosos en las zonas que son consideradas “zona roja” de riesgo. Gracias a una resolución mucho más precisa, los mapas permiten a los equipos del proyecto y a los actores tomar decisiones sobre la mejora de los refugios, de las letrinas, de los pozos o incluso de los huertos sobreelevados.
Tdh también forma parte de la plataforma suiza de ONGs implicadas en la reducción de riesgos. Allí intercambiamos experiencias con el fin de mejorar la calidad de los servicios y capitalizar nuestro trabajo. Esta plataforma participa también en el comité de pilotaje que planifica las contribuciones de Suiza en la tercera conferencia mundial sobre la reducción de riesgos que tendrá lugar en Sendei, Japón en marzo de 2015.
5) ¿Podéis darnos algunos ejemplos concretos de los proyectos ?
En  la India, en la zona de los Sunderbans, en el Estado de West Bengal, las inclemencias meteorológicas (ciclones, lluvias torrenciales, inundaciones) y la subida del nivel del mar tienen consecuencias desastrosas en la vida de las poblaciones. La falta de organización social frente a estas situaciones estaba considerada como uno de los factores principales de riesgo durante las catástrofes. Tdh ha apoyado a 24 pueblos en la identificación, evaluación y monitorización de los principales riesgos, permitiendo así la puesta en marcha de un sistema de alerta precoz como recomiendan las autoridades. Hemos comenzado por cartografiar de manera participativa  los grados de vulnerabilidad y las capacidades de la población local. Este análisis nos ha servido para 1) preparar los planes de contingencia comunitaria y 2) formar grupos de acción en el seno de la comunidad. Así hemos sensibilizado y reforzado las competencias de 960 miembros de estos grupos de acción en búsqueda y rescate, primeros auxilios, agua y saneamiento, gestión de refugios de urgencia, evaluación de daños y gestión de  socorro.  Los ejercicios a gran escala les han permitido prepararse mejor
Descubra la actividad de Tdh en imágenes! Galeria de Tdh en Facebook.