viernes, 24 de octubre de 2014

Niños y niñas migrantes - ¡Su sitio no es la cárcel!


El pasado junio, Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) llevó el mensaje de los menores migrantes desde Sicilia al Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra. Los testimonios y las opiniones de los menores detenidos a causa de su estatus de migrantes recorrieron la ruta desde Sicilia hasta 21 ciudades italianas.
Se trataba de recordar que millones de niños y niñas migrantes han vivido la experiencia de ser detenidos. Las secuelas físicas y psíquicas de la prisión sobre la salud de los menores han sido documentadas en varias ocasiones. Incluso cortos períodos de tiempo de detención pueden tener impactos negativos duraderos sobre los menores.
«Cuando visité el centro de acogida para niños y niñas migrantes en Siracusa, tuve ocasión de entrevistarme con una decena de menores individualmente. Todos evocaron las condiciones intolerables de las detenciones durante su viaje», nos cuenta Ignacio Packer, que recorrió los 400 últimos kilómetros de Milán a Ginebra en cuatro días. «Es tan poco comparado con el difícil y peligroso viaje que hacen millones de niños y niñas migrantes. Debemos escuchar a estos menores: su visión y su opinión deben influir en los políticos.»
Con 100 francos suizos, Terre des hommes-Lausanne puede financiar la escucha y el apoyo legal para un menor migrante durante su acogida. Haz un donativo ahora.
Busca la imagen diaria de los niños y niñas no acompañados y de nuestra intervención sobre el terreno en el álbum de Tdh en Facebook.