martes, 9 de septiembre de 2014

Malí – Un centro de salud se vuelve funcional


Hacía tantos años que esto era una obra inacabada que los lugareños casi habían perdido la esperanza de ver su nuevo centro de salud comunitario terminado algún día. Resignados, continuaban frecuentando un antiguo edificio insalubre y demasiado exiguo situado en medio de la plaza del mercado de Doura (Malí). Pero desde el pasado junio, un nuevo aire sopla en el pueblo: el centro de salud ha sido rehabilitado por Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia).  
Es preciso decir que el centro de salud es de una importancia vital, no solo para los habitantes de la localidad sino también para las 16.700 personas que viven en los 15 pueblos de los alrededores y que dependen del área de salud cubierta por las actividades del Centro de Salud Comunitaria (CSCom). Algunos de estos pueblos están situados a más de 20 km entre maleza. Por eso el CSCom acoge diariamente a un gentío de mujeres embarazadas, jóvenes mamás, recién nacidos, niños y niñas y personas mayores.

La larga historia de un proyecto…
La historia comienza hace poco más de diez años. La comunidad pide a los representantes de las autoridades locales priorizar, en sus inversiones, la construcción de un nuevo edificio. Este debe ser más grande, mejor equipado y situado fuera de la zona abarrotada del mercado, a fin de que los pacientes que lo frecuenten puedan acceder fácilmente y que el personal incluso gestione mejor las idas y venidas.
Las  autoridades locales sensibles a este requerimiento, liberan créditos para la construcción de un nuevo CSCom que confían a la alcaldía. Los trabajos comienzan en 2003 pero sobrevienen rápidamente problemas de gestión. Los fondos se evaporan al sol del Sahel y el alcalde pone pies en polvorosa con el resto del dinero. Los trabajos se paran a la mitad a finales de ese mismo año. Las autoridades enojadas por haber sido engañadas no quieren saber más y abandonan el proyecto.

…acabado por Tierra de hombres
Centro de salud de Doura antes de los trabajos

Diez años más tarde, Tdh interviene en la región después de la doble crisis militar y alimentaria, a fin de luchar contra la desnutrición. Beneficiándose del apoyo financiero de la Comisión Europea y de UNICEF, Tdh decide retomar los trabajos. En el espacio de tres meses, las paredes abandonadas y agrietadas son renovadas y embaldosadas. El tejado construido, las puertas y ventanas están puestas y el suelo enlosado. Tdh instala una red de agua.
Centro de salud de Doura después de los trabajos  
El nuevo edificio cuenta con seis salas que dejan espacio suficiente para la consulta, los cuidados (como vacunación, hacerse cargo de la desnutrición y además los tratamientos ambulatorios) así como la presencia de una farmacia.
En cuanto al alcalde de Doura, no fue muy lejos, fue arrestado por las autoridades y se hizo justicia. 
Fuente: Tdh Lausanne