sábado, 13 de septiembre de 2014

Ecuador - Formación de la policía comunitaria por Tierra de hombres

-->
La policía comunitaria ocupa un lugar muy importante en Ecuador. Es el cuerpo de policía más descentralizado y trabaja directamente con las poblaciones en las comisarías situadas en el corazón de cada comunidad.
El papel de esta policía es tanto prevenir como intervenir. En efecto, la policía comunitaria es por un lado el primer contacto con la comunidad en caso de conflicto y por otro lado, gracias a su proximidad con la comunidad, la policía comunitaria juega un papel primordial en la prevención de la violencia y de la delincuencia.
Históricamente, esta policía llamada «generalista » no ha recibido más que una pequeña formación y esto, a pesar de la importancia de los roles que desempeña este cuerpo, las instituciones prefieren centrarse en los cuerpos de policía más especializados.
Sin embargo, el Estado desea cambiar la situación y desarrollar las competencias de los policías, sobre todo en su capacidad de gestionar pacíficamente los conflictos en el seno de las comunidades y garantizar  el tener en cuenta las necesidades de esta última en los planes de acción de cada comisaría.
Para poder colaborar mejor con las poblaciones y responder a sus necesidades, la delegación de Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) Ecuador , en colaboración con el Ministerio ecuatoriano del Interior, la Universidad Salesiana y la asociación Niñez y Vida, ha puesto en marcha un curso básico de 120 horas destinado a los miembros de la policía comunitaria.
Basado en una aproximación sistémica, la formación dada permite sobretodo comprender mejor el desarrollo psico-social del adolescente, las dinámicas familiares y comunitarias, la comunicación no violenta y la gestión pacífica de los conflictos. Paralelamente, se realiza un acompañamiento práctico para ayudar a los policías a poner en marcha las nociones aprendidas.
Con el fin de evaluar la plusvalía de la formación, la delegación ha realizado un test mediante un proyecto que investiga a 33 policías comunitarios de todas las provincias designadas por el Ministerio. Los policías formados han subrayado que la formación y el acompañamiento de Tdh no solo les ha permitido mejorar la interacción con la población sino también les ha ofrecido herramientas concretas para comprender mejor la dinámica de las comunidades en general y las familiares en particular.
En vista de esta evaluación positiva, el Ministerio del Interior ha pedido a Tdh que trabaje en las provincias más conflictivas del país, sobre todo en la provincias fronterizas con Colombia que sufren no solo el conflicto armado sino también a jóvenes delincuentes implicados en tráficos diversos (drogar, seres humanos, armas, etc.).
28 miembros de las fuerzas del orden en la provincia de Esmeraldas han acabado con éxito este curso y han trabajado con más de 40 comunidades para priorizar los problemas que les afectan particularmente.
El 28 de agosto de 2014, cerca de 100 comunidades han podido trabajar en la puesta en marcha del plan ciudadanos de seguridad. 61 policías han recibido un diploma de formación continuada reconocido por una universidad del Estado que da fe de su capacidad para aplicar las técnicas de gestión pacífica de los conflicto y de la prevención de la delincuencia.
La etapa siguiente es trabajar en 2014 con otras dos provincias difíciles para formar otro grupo de unos sesenta policías y ampliar el trabajo en 2015, aumentando el seguimiento de los policías formados.
Fuente: Tdh Lausanne