martes, 24 de junio de 2014

Cortometraje - Mi Muñeca (« Ma Poupée »)


Manuel de Jesús Díaz Polo, realizador del cortometraje “Mi Muñeca” (“Ma Poupée”), que aborda la temática de la explotación sexual infantil, ha sido entrevistado por Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia). Responde a nuestras preguntas sobre este conmovedor cortometraje recordando que en Colombia, alrededor de 35.000 niños y niñas son víctimas de explotación sexual.



1. ¿Cuál es el mensaje que queréis transmitir con este cortometraje?
El cortometraje busca sensibilizar a la población sobre el abuso y la explotación sexual de los pequeños niños y niñas y de los adolescentes. Una situación frecuente en Colombia y que, sin embargo, poca gente ataca.
2. ¿El film ilustra la realidad de cientos de jovencitas en Colombia?
Esta ficción está basada en testimonios recogidos por Tdh de menores que han sido explotados sexualmente. Hemos tomado elementos comunes de todos los testimonios de las víctimas y hemos reconstruido una historia que puede representar la situación de muchos menores en Colombia. En la mayoría de los casos, las víctimas eran pequeñas niñas, los explotadores personas de su propia familia o de su entorno y la noción de poder era omnipresente. La temática del juego y de la manipulación como estrategia para llegar a abusar y explotar a las víctimas es lo que ocurre frecuentemente, por eso lo hemos ilustrado en el film.
3. ¿Cuál es el papel de la madre en el film?¿De qué manera se siente ella culpable?
La madre es totalmente consciente, cómplice a su pesar, pero no está de acuerdo. Es una madre que quiere a su hija y que no soporta ser testigo de la escena. Por eso sale de la casa, para no sentir que forma parte del acto.
4. ¿Está ella implicada en el acto de explotación?¿Por qué deja que ocurra?
El cortometraje se cuenta desde el punto de vista de la madre, en desacuerdo con lo que está a punto de pasar, pero sin embargo se convierte en cómplice del acto, permitiéndolo. Ella está bajo la influencia del explotador que consigue someterla, bien por la fuerza o a través de amenazas.
5. La banda sonora del film pone de relieve las emociones que siente la madre y también el espectador. ¿Qué buscas hacer con este enfoque?
La banda sonora de «Mi Muñeca» (Ma Poupée) es fundamental. Desde el comienzo hasta el final, transmite la intensidad emocional de cada escena. Con muy poco diálogo, la banda sonora forma parte integrante de la historia.
6. La pequeña “Barbie” encontrada por la madre, en el suelo y abandonada, aparece como una metáfora de su hija. ¿Toma en ese momento consciencia del hecho?
La madre encuentra la muñeca en un momento donde siente que no soporta más esta situación. La muñeca abandonada revive el sentimiento de protección con respecto a su hija. La muñeca es un fuerte vínculo entre la madre y su hija pues es el juguete preferido de la niña.
7. La escena final muestra una madre vacilante, temerosa, pero decidida a ir a buscar a su hija. ¿Se puede entrever una luz de esperanza con respecto a la situación actual? 
El cortometraje acaba con la toma de conciencia de la madre que decide acabar con la explotación de su hija. Pero el equilibrio de poder entre la madre y el hombre no se ha resuelto, puede que continúe sometiendo a la madre y a la niña. El film invita a reflexionar al espectador: ¿es preciso continuar callando ante estos casos de explotación? O alzar la voz y no permitirlo, sean cuales sean las circunstancias, el abuso y la explotación de los niños y niñas y adolescentes.
8. Felicitaciones por la selección de vuestra película en el 1er Festival de Cine de los Derechos de la Humanidad en Venezuela. ¿Pensáis que esto puede ayudar a cambiar las mentalidades? ¿ A denunciar el problema y sensibilizar al público?
¡Muchas gracias! Muchas felicitaciones también a todo el equipo de trabajo. Estoy orgulloso que mi película haya sido presentada en varios festivales en Colombia y Francia e incluso seleccionada en el 1er Festival de Cine de los Derechos del Hombre en Venezuela. Estos espacios son lugares de intercambios que generan una reflexión y posibilitan la sensibilización del público y la denuncia de cualquier tipo de violación de los derechos humanos.
Tierra de hombres provoca un cambio positivo en la vida diaria de más de dos millones de niños y niñas y de sus familias cada año. Conozca más nuestro proyectos en Colombia
Fuente: Tdh Lausanne