martes, 17 de junio de 2014

Burkina Faso - «Juntos, mano a mano, construiremos África.»


Mogho Naaba, soberano de los Mossi – pueblo de África del Oeste que vive principalmente en Burkina Faso- ha abierto las puertas de su palacio a los alumnos y alumnas de una escuela primaria en Saag Nioniogo. En esta región que comprende los campos de refugiados de Mali, Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) ha iniciado un encuentro bajo el signo de la integración.
El proyecto de Tdh «Asistencia a las personas refugiadas y demandantes de asilo» se despliega en tres provincias de Burkina Faso – Ouagadougou (campo de Saag Nioniogo), Bobo-Dioulasso y Dori (campo de Goudebou). Permitir a los niños y niñas refugiados malienses, desescolarizados desde que abandonaron su país, encontrar el camino a la escuela ha sido una de las prioridades de Tdh. Con los  alumnos y alumnas de la escuela primaria del pueblo Saag Nioniogo que acoge a los refugiados desde que se disparó la crisis en Malí, Tdh organizó una jornada especial, el 26 de marzo pasado. 178 alumnos y alumnas de los cuales 98 son de Malí han estado con Mogho Naaba y se han entrevistado con él.
Este suceso ha permitido a los menores –malienses y burkineses- impregnarse de la cultura Mossi. Familiarizados con la historia de la Corte real, los alumnos y alumnas han preguntado a Mogho Naaba sobre la extensión de sus funciones, el número de ministros que le acompañan y sobre los respectivos roles de cada uno de ellos. Mogho Naaba se ha prestado con placer a este ejercicio y ha dado algunos consejos a los escolares.
La juventud, el futuro de Malí
Una calurosa acogida se les ha reservado a los escolares de Malí. El soberano espera que la paz llegue rápidamente . «Vosotros sois el futuro de Malí», les ha dicho, por eso les deseo que regresen rápidamente a su tierra natal.
Los niños y niñas han efectuado una danza tradicional ante Mogho Naaba y juntos, después han compartido una comida. A través de su portavoz, Mogho Naaba ha mandado a los niños y niñas un mensaje de paz: “No olvidéis con vuestros amigos de que os alojasteis aquí, pues cuando seáis adultos, es mano a mano como construiréis África”.
El sentimiento de pertenecer a la tierra de acogida y también la cohesión de los niños y niñas. Malienses y burkineses, se han reforzado gracias a este evento. El soberano ha expresado su reconocimiento al Gobierno de Burkina y a Tdh por las acciones emprendidas respecto a las mejoras de las condiciones de vida de los refugiados malienses en Burkina Faso.
Fuente: Tdh Lausanne