miércoles, 14 de mayo de 2014

Sri Lanka - Mai Groth, una empleada de Tdh con gran corazón


Mai Groth trabaja desde 2009 al lado de Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia). Actualmente en Sri Lanka con el fin de promover la escolarización de los niños y niñas, ella comparte, en estrecha colaboración con «Migros Magazine», su gusto por lo humanitario.
La ayuda al desarrollo, una vocación
Desde adolescente, Mai Groth tenía la convicción de que un día aportaría su propia contribución al campo del desarrollo. Como prioridad, la protección a la infancia, ella desea contribuir a acrecentar la igualdad de oportunidades. De madre suiza-alemana y de padre vietnamita, su primer voluntariado fue ayudando a los niños y niñas de la calle en Vietnam.
En 2009, entró a formar parte de Tdh. Actualmente es directora nacional adjunta de Tdh en Sri Lanka, allí supervisa dos proyectos que vigilan  reforzar  la protección de los menores. El primero está relacionado con la mejora de las condiciones de acogida y de aprendizaje que se ofrecen en las guarderías a los niños y niñas de 3 a 5 años, a través sobre todo de la formación del profesorado  y reforzar los comités de gestión. El segundo propone actividades deportivas a los niños y niñas y a los adolescentes a través de las cuales Tdh transmite mensajes pedagógicos relacionados con la protección a la infancia. Los temas importantes como la salud, la violencia o la igualdad de sexos pueden ser abordados también. Este proyecto también permite promover mensajes de solidaridad y respeto, así como espíritu de equipo, valores deportivos fácilmente transportables a la vida diaria.
Entre el terreno y la oficina, un empleo a tiempo completo
Mai Groth es responsable de diez colaboradores locales. Además de gestionar los diferentes proyectos sobre el terreno, Mai Groth acomete diversas tareas administrativas y de comunicación. Mantener el contacto con los donantes, buscar relaciones con las autoridades, asegurar el buen desarrollo de los proyectos y de los aportes financieros para mantenerlos: tareas que la tienen muy ocupada pero también apasionada y comprometida.
Fuente: Tdh Lausanne