jueves, 8 de mayo de 2014

Niños y niñas, protagonistas de sus derechos

En Naciones Unidas, los niños y niñas podrán plantear de ahora en adelante una queja individual cuando se violen sus derechos. Se puso en marcha una vía jurídica para la protección internacional el lunes 14 de abril de 2014, fecha en la que entró en vigor el Tercer protocolo facultativo de la Convención relativa a los Derechos de la Infancia.
Este reconocimiento de los niños y las niñas como sujetos de derechos es acogido favorablemente por Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia). Este tercer protocolo facultativo, que viene a completar la Convención de los Derechos de la Infancia así como los otros dos protocolos) existentes en materia de los derechos de la infancia, va a permitir a los niños y niñas hacer valer directamente sus derechos junto al Comité de los Derechos de la Infancia.
Los niños y niñas defienden sus derechos
El Comité de los Derechos de la Infancia, órgano Naciones Unidas compuesto por 18 expertos independientes, asegura el papel de supervisión de la ejecución por los Estados, de los derechos contenidos en la Convención y de los protocolos relacionados con los derechos de la infancia. Si un niño o niña o un grupo de niños o niñas creen que se les está agraviando, pueden desde ahora, después de haber agotado previamente las vías de los recursos jurídicos en su propio país, acudir a este Comité. Si se constata una violación, este último emitirá las recomendaciones al Estado vinculado que deberá remediar la situación. “Nosotros trabajaremos permanentemente para que los derechos de la infancia sean respetados y para que su punto de vista sea tenido en cuenta”, asegura Mme Sandberg, Presidenta del Comité.
La entrada en vigor  de este protocolo marca un gran avance en la protección internacional de la infancia; estos últimos podrán beneficiarse plenamente de sus derechos. La evaluación de casos individuales de violación de los derechos humanos deberá permitir que cesen más fácilmente los abusos y aportar reparaciones a los niños y niñas víctimas.
Los Estados deberán asumir sus responsabilidades
«Es un gran paso adelante en la puesta en marcha de los derechos de la infancia, pero exhortamos también a los Estados para que desarrollen sus propios sistemas para garantizar que los derechos de la infancia sean respetados y protegidos y que su voz sea escuchada”, ha añadido Mme. Sandberg. Un procedimiento del tercer protocolo permitirá a un Estado, cuando considere que otro Estado no cumple con sus compromisos de la Convención de los Derechos de la Infancia o con sus protocolos facultativos, plantear una queja contra él. Sin embargo, los Estados siguen siendo invitados a aplicar plenamente, en sus prácticas internas, los derechos de la infancia.
Tdh, como embajador de los derechos de la infancia, estará particularmente atento a que los compromisos adquiridos por los Estados sean plenamente respetados.
Fuente: Tdh Lausanne