miércoles, 14 de mayo de 2014

Mauritania - Viaje hacia la vida para el pequeño Abbass


Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) permite a niños y niñas beneficiarse de atenciones médicas especializadas cuando su estado de salud lo requiere. Si el niño o la niña no pueden ser operados en su propio país, a causa de la falta de infraestructuras adecuadas, Tdh transfiere al menor a Europa, para que pueda recibir la asistencia necesaria para recuperar su salud. Abbass, joven mauritano de cuatro años, ha sufrido una intervención quirúrgica en España.
Un nuevo rostro para Abbass
En el espacio de dos meses en Madrid, Abbass ha sufrido una operación, se ha encontrado con una familia de acogida y ha comenzado una nueva vida. Se rompió la nariz durante una caída hace tres años, y desde entonces, no podía respirar correctamente. Necesitaba una operación que los cirujanos de su país, Mauritania, no podían practicar. Gracias al programa de cuidados especializados de la Fundación Tierra de hombres Lausana, Tierra de hombres España y la colaboración del Hospital San Rafael, el rostro de este muchachito de ahora en adelante puede tener un desarrollo normal.
Mar Ejeda, su mamá de acogida recuerda: subiendo en el ascensor del hospital, Abbass Athie abrió sus grandes ojos y perdió su sonrisa. Mar Ejeda le miró sorprendida y después de algunos segundos le dijo: “¡Ah, seguro que es la primera vez que montas en un ascensor!”. En los momentos normales, Abbass era un niño alegre, que sonreía todo el tiempo y que se sentía confiado en presencia de su mamá de acogida a quién él miraba con complicidad. “Se ha adaptado muy bien pero no ha olvidado a su familia. Cada vez que venía al hospital me preguntaba si iba a volver a su casa”.
Repuesto de la intervención practicada por la unidad de malformaciones cráneo-faciales del Servicio de Cirugía del Hospital San Rafael, Abbass volvió, el pasado 3 de abril, con los suyos a Nouakchott, en Mauritania.
Una operación necesaria y exitosa
La cirujana Teresa Martínez Iturriaga, responsable del equipo médico, explica la necesidad de esta intervención: “El traumatismo sufrido ha causado una estenosis severa que le obligaba a respirar por la boca. Esta situación, si se mantiene como en el caso de Abbass, produce un desarrollo anormal de la cara. El maxilar no se desarrolla correctamente y causa una mala oclusión dental. Es muy importante que los niños respiren por la nariz”.
La intervención, que no es nueva, es muy compleja. “Yo he investigado casos similares durante varios días. Se trataba de determinar que tejidos faltaban y de que parte del cuerpo debía extraer para que la operación fuese lo menos invasiva posible”. La cirujana ha extraído piel y cartílago de detrás de la oreja para reconstruir las fosas nasales y el tabique (parte de las nariz que separa las fosas nasales). La operación realizada el 4 de febrero fue un éxito total.
Una experiencia que marcará la vida de Abbass
Gracias al programa “Viaje hacia la vida”, Abbass ha podido vivir nuevas experiencias. “Lo que le ha marcado es el agua. Su primer baño fue un gran momento de alegría. Yo llamé a toda mi familia para que vieran hasta que punto se divertía. No podía crear que hubiera tanta agua para él solo. Le gusta también estar bajo la lluvia. Y los juguete,s de los que nunca se separa, incluso para dormir. Es muy inteligente, aprende muy de prisa ”, explica Mar.
Tdh provoca un cambio positivo en la vida diaria de más de dos millones de niños y niñas y de sus familias cada año. Conozca más nuestros proyectos de atenciones médicas especializadas.
(Fuente: El Mundo, Tdh España)