domingo, 25 de mayo de 2014

Afganistán - Comadronas que dan la vida

El día 5 de mayo, Día Mundial de la Comadrona, Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) rindió homenaje a estas mujeres que trabajan en un oficio memorable. En Afganistán, las catástrofes naturales, los conflictos de larga duración y una inseguridad creciente han llevado a miles de personas a un desplazamiento forzoso. El Alto Comisariado de Naciones Unidas para los refugiados (UNHCR) estima que existen 630.000 desplazados internos en Afganistán de los cuales 124.000 nuevos en 2013.   En este contexto, la salud de las mujeres embarazadas  y de las madres con menores son un tema importante: la dificultad de acceder a la asistencia acrecienta la tasa de mortalidad de las mujeres embarazadas y de los recién nacidos.
Así, Tdh con el apoyo de Chaîne du Bonheur, ha desarrollado un vasto proyecto de apoyo a las mujeres embarazadas y a las madres con recién nacidos en los campos de personas desplazadas y en las comunidades pobres en Kaboul y Kandahar. Las comadronas, empleadas por Tdh, efectúan visitas a domicilio: en 2013 se hicieron más de 40.000 visitas. Además, se han propuesto medidas de planificación familiar así como una ayuda psicosocial para las víctimas de violencia familiar, un fenómeno desgraciadamente omnipresente.
Dos limitaciones principales vienen a dificultar la vida diaria de las embarazadas. Por un lado, las infraestructuras gubernamentales sanitarias no están disponibles en los campos de desplazados. Por otro lado, los partos en las instituciones no forman parte de las prácticas culturales habituales. Durante las sesiones de educación sanitaria, las comadronas recuerdan la importancia, para las mujeres embarazadas, acudir a una estructura sanitaria para parir en buenas condiciones.
Estas sesiones de grupo contribuyen a consolidar los lazos entre las mujeres y el seno mismo de la comunidad, un beneficio no-innegable en una sociedad herida por la guerra. Gracias al impacto positivo del proyecto pero además en razón de las crecientes necesidades en materia sanitaria de las mujeres embarazadas y madres, el proyecto, que se ha extendido a más de 10.000 beneficiarias en 2013, está destinado a continuar su lucha en vista de la mejoría de la salud materno-infantil en Afganistán.
Tierra de hombres provoca un cambio positivo en la vida diaria de más de dos millones de niños y niñas y a sus familias cada año. Conoce más nuestros proyectos en Afganistán.
Fuente: Tdh Lausanne