viernes, 28 de marzo de 2014

La salud de los niños y niñas en el mundo


Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) permite a miles de niños, niñas y a sus madres conseguir su derecho a la asistencia, a la alimentación y a la higiene, de manera duradera y en el seno de sus comunidades.

Translado por cardiopatía a Suiza
40.000 niños y niñas mueren cada año a causa de malformaciones congénitas. Tdh asiste en los hospitales universitarios de Berna (Insel), Ginebra (HUG) y Lausana (CHUV) a niños y niñas aquejados de cardiopatías que no pueden ser tratados en su país de origen. En 2013, se hicieron cargo de 256 niños y niñas, un número record. La mayoría de estos niños venían de África (Benin, Guinea, Marruecos, Mauritania, Senegal, Togo) y de Irak.

Bénin-Togo-Sénégal: misiones quirúrgicas
Las misiones quirúrgicas pediátricas en Benín y cardiológicas en Senegal tienen lugar cuatro veces al año y son un complemento indispensable a los traslados de los menores a Suiza. En otoño, un equipo de cirugía pediátrica del CHUV se dio cita en Togo y en Benín para asistir a un centenar de niños y niñas, antes de volver en enero para realizar las operaciones en Abomey. El pasado noviembre, más de cien niños y niñas han pasado por la consulta en Senegal y siete de ellos han podido ser operados allí. 

En los campos de Kaboul
Tdh ha llevado ayuda a varios miles de mujeres embarazadas y a los recién nacidos en los campos de la capital afgana. Se estima que unos 30.000 refugiados viven en los campos informales de Kaboul. Las mujeres se han beneficiado de asistencia durante su embarazo, el parto en presencia de personal sanitario cualificado y de seguimiento después del nacimiento. Más de 7.000 mujeres y adolescentes han participado en sesiones de educación sanitaria.

India: falta de agua potable
Tdh intenta mejorar las condiciones sanitarias de las madres y de los niños y niñas que viven en Bengala-Occidental en Patharpratima, zona muy afectada por las catástrofes. Gracias a este proyecto, 10.000 personas tendrán acceso al agua potable, asegurado gracias a los pozos y a las balsas de retención de agua potable, 250 personas dispondrán de letrinas ecológicas resistentes a las inundaciones y finalmente 160.400 personas serán sensibilizadas en mejores prácticas en materia de higiene.

Guinea: ingestión de sosa cáustica
Cada año en Guinea, entre 100 y 300 menores son víctimas de una ingestión no intencionada de sosa caustica. Sin cuidados adecuados, este accidente puede causar la muerte. Tdh apoya el hacerse cargo de estos niños y niñas en el país y tratar los casos más graves trasladándolos a Europa. El mejor remedio es la prevención, Tdh y sus colaboradores locales ponen en marcha una campaña de sensibilización de los riesgos ligados a esta peligrosa sustancia.
Fuente: Tdh Lausanne