miércoles, 12 de marzo de 2014

De las cadenas a la libertad: por qué decidí emigrar a Europa


El 19 de febrero tuvo lugar en el Parlamento Europeo, en Bruselas, un evento público que dio la ocasión a la Federación Internacional de Terre des hommes (TDHIF) para preguntar a los líderes y a las instituciones europeas sobre las cuestiones de los derechos de los niños y niñas emigrantes.
Con 18 años, Farah Abdi Abdullahi lleva sobre él la esperanza de 35 millones de emigrantes menores de 20 años: reconocer sus derechos como niños o niñas y beneficiarse de medidas específicas de protección. La conferencia comenzó con el relato de Farah, refugiado somalí: “Los niños, niñas y jóvenes continuarán emigrando a Europa sin papeles, como lo he hecho yo, con riesgo de ahogarse en el mar al entrar en Europa”.
En respuesta, la Comisaria europea Cecilia Malmström declaró: “No hay vías legales para venir a Europa, y esto debe cambiar”. Después del testimonio de Farah, 80 representantes de las instituciones europeas, gobernadores, autoridades locales, profesionales y organizaciones especializadas discutieron sobre el fenómeno de los niños y niñas que abandonan su domicilio y los niños y niñas en situación de movilidad.
La Unión Europea falta a su deber de protección hacia los niños y niñas emigrantes 
El número de niños y niñas que abandonan su domicilio para escapar de la violencia, de las catástrofes naturales, de la pobreza o para buscar una vida mejor se va a acrecentar en el mundo entero durante los próximos años. Estos menores tienen todo el derecho de beneficiarse de una protección sin discriminación pero las autoridades públicas europeas todavía no cumplen completamente con sus obligaciones. Durante el evento público en Bruselas, “Mi destino es desconocido”, el miembro del Parlamento Europeo, Nathalie Griesbeck y TDHIF alertaron a los líderes europeos y a los gobernantes sobre su deber de protección.
La Comisaria europea, Cecilia Malmström se explicó, subrayando los avances de la Comisión Europea en materia de protección a la infancia en situación de movilidad: “La detención de los niños y niñas emigrantes está prohibida, deben tener acceso a la misma protección y a los mismos servicios sociales que los demás niños y niñas, es la ley europea”, dijo ella. Nathalie  Griesbec, autora de la Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación de los menores no acompañados en Europa, clausuró la conferencia recordando que “las medidas simbólicas no son suficientes, los cambios reales son necesarios también con una política proactiva. Frente a los caminos emprendidos  por los niños y niñas emigrantes y su vulnerabilidad, la Unión Europea debe hacer más y estimular a los estados miembros a hacer más. Debemos también ir al encuentro de la situación actual que consiste en tratar a estos menores como emigrantes ilegales; debemos considerar a estos niños y niñas sean cuales sean sus orígenes y en cualquier circunstancia con toda la dignidad a la que tienen derecho. Es nuestro deber como país europeo, cuna  de los derechos humanos”.
«Destino desconocido»
Para la Federación Internacional de Tierra de hombres, todos los niños y niñas en situación de movilidad tienen derecho a protección. La movilidad  acrecienta la vulnerabilidad y el riesgo de ser explotado. Pero también hace temer por el  potencial para su vida futura y su desarrollo personal. A través de la campaña internacional “Destination Unknown”, TDHIF se afana por promover la protección y el interés superior de los menores emigrantes.
“Los niños y niñas en situación de movilidad están primero y antes que los demás menores; debemos protegerles sin discriminación, es nuestro deber, son sus derechos (…). Tienen el derecho de vivir su infancia y construir su proyecto de vida, poco importa sus orígenes o el lugar de destino, que estén acompañados o no”, declaró Ignacio Packer, Secretario General de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia).

En resumen
Menores en situación de movilidad ¿Quiénes son?
Estos niños y niñas han abandonado su casa. Están en camino o han llegado a algún destino. Se desplazan por el interior o entre países, acompañados o solos. Explotados, no acompañados, en situación de la calle, secuestrados , obligados a emigrar, refugiados, demandantes de asilo, nómadas… a través del mundo, millones de niños están en situación de movilida.
¿Cuántos son?
  • El número de niños y niñas que abandonan su domicilio va a aumentar las próximas décadas. Se estima en 214 millones el número de emigrantes internacionales en el mundo. Unos 35 millones son menores de 20 años y atraviesan las fronteras para emigrar cada año: representan el 15% total de la población emigrante. Tienen el riesgo de sufrir abusos, violencia y explotación. Su vulnerabilidad se acrecienta una vez abandonan su familia o su entorno social de origen.
¿Qué hace Tdh?
  • Tdh despierta las conciencias mostrando ejemplos concretos de violaciones de los derechos de la infancia, de los resultados de una falta de protección y de los servicios específicos de acompañamiento de los niños y niñas en situación de movilidad.
  • A través de sus programas, Tdh desarrolla soluciones y pone en marcha  medidas de acompañamiento para los menores emigrantes, desde su lugar de origen hasta su destino final.
  • Tdh lleva a cabo un trabajo de colaboración con el fin de orientar sobre las leyes, las prácticas y la legislación hacia soluciones adecuadas a las necesidades de los menores emigrantes y para su mejor interés.
    Fuente: Tdh Lausanne