domingo, 9 de marzo de 2014

Burundi - Fuertes tormentas provocaron una catástrofe natural


La capital de Burundi, Bujumbura, sufrió terribles lluvias el 11 de febrero de 2014 que causaron la muerte de unas cincuenta personas. Terre des hommes-Lausanne (Tdh – Ayuda a la infancia) en Burundi se movilizó para socorrer a los siniestrados, evaluar las necesidades inmediatas e identificar a los niños y niñas heridos no acompañados.
“La lluvia que se ha abatido esta noche sobre la capital y sus alrededores ha causado una verdadera catástrofe natural”, declaró el Ministro de Seguridad Pública, el general Gabriel Nizigama. Los elementos naturales se desencadenaron en los cielos de Bujumbura. Una tormenta que duró más de cuatro horas, con trombas de agua sobre algunos barrios de la ciudad que provocaron grandes rompientes sobre las colinas con vistas a la capital.
Un primer balance duro
Según las autoridades nacionales, al menos 51 personas perdieron la vida en esta tormenta, ciertamente una de las más violentas jamás registradas en la capital de Burundi. La policía ha numerado cientos de casas destruidas así como deslizamientos de tierra importantes. Los ejes de carretera estuvieron cortados, y los deslizamientos de tierra impedíaen la circulación. “La carretera que va de Bujumbura a Ngozi está atravesada por un autentico torrente”, relataba Jerome Combes, jefe de la delegación de Tdh en Burundi.
Varios barrios de la ciudad estuvieron afectados, los dos hospitales nacionales se vieron colapsados y se instalaron tiendas de urgencia. Según contaba Jerome Combes, “no hay todavía cifras oficiales pero varios miles de familias se han quedado sin refugio”. Los habitantes siniestrados tienen como prioridad encontrar un techo, acceder a la alimentación y a los bienes de primera necesidad como mantas, ropa y artículos de higiene.
Movilización de urgencia
La Fundación Tdh está presente en  Burundi desde cerca de hace 30 años, a través de los proyectos de protección y de apoyo, sobre todo junto a los niños y niñas en situación de calle o en conflicto con la ley. Estos proyectos no están directamente involucrados en las tormentas, sin embargo el staff de Tdh se movilizó para responder a las necesidades de urgencia.
Un equipo de Tdh se dio cita ese día por la mañana en las zonas más afectadas, en particular en el barrio de Gatunguru. Una primera ayuda de urgencia estuvo asegurada con la distribución de 200 mantas a las familias más vulnerables. Otro equipo de Tdh visitó los hospitales con el fin de identificar a los niños y niñas heridos no acompañados.
Fuente: Tdh Lausanne