sábado, 29 de junio de 2013

Más de 1.500€ recaudados para que cientos de niños y niñas recuperen sus derechos

La Fundación Adolfo Domínguez acogió el pasado 28 de junio en Madrid la "I Cata Solidaria" de la Fundación Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia), en la que se pudieron degustar cuatro productos de primeras marcas:  vino Ribaguda Crianza 2008 de las Bodegas Riojanas Fin de Siglo - Medalla de Oro en el Concurso Mundial de Bruxelas 2013 y aportado por "Procuradores Asociados", jamón Navidul "pata negra", aceite Olivar Santamaria y queso artesano de oveja Vega Alberche.
Al acto acudió Adriana Domínguez, hija del prestigioso diseñador, además de otros rostros conocidos y personalidades como la presentadora Belinda Washington, el compositor y cantante David Santiesteban, el periodista Josep Pedrerol o el secretario de Gobierno del Tribunal Supremo, Tomás Sanz. Además, se pudo disfrutar en directo de la actuación musical de Jingle Django, un grupo callejero internacional de swing, que interactuó con el público a lo largo de la tarde.
"Gracias a la asistencia de los más de cien invitados y de todos nuestros patrocinadores, Tdh ha podido recaudar casi 1.700€, con los que cientos de niños y niñas podrán recuperar derechos como la salud, la alimentación o la educación, ya que por ejemplo, con tan sólo 15€, un menor con desnutrición aguda puede recibir los cuidados médicos necesarios para su tratamiento", declaró María Antonia Jiménez, presidenta de la Fundación Tierra de hombres-España.
La Fundación Tierra de hombres-España lleva casi veinte años trabajando en beneficio de la infancia más desfavorecida en varios países de África, América Latina y Asia y actuando en tres niveles: salud materno-infantil, protección de la infancia y promoción de los derechos de infancia. La prioridad para Tdh es que todos los niños y niñas mantengan los derechos que les corresponden y puedan tener cubiertas sus necesidades básicas. Para ello, realizan una atención directa con los menores en caso de, por ejemplo, desplazamientos por guerras o catástrofes (como en Líbano o Haití); cuando son víctimas de explotación sexual (Colombia) o explotación laboral doméstica (Mauritania o Marruecos) pero también trabajan con sus familias y su comunidad para sensibilizarles sobre la importancia de que se respeten los Derechos de Infancia, a través de formaciones en hábitos saludables de alimentación y cuidados básicos (proyectos de salud materno-infantil en Ecuador o Burkina Faso) o buen trato hacia los niños y niñas.
En este sentido, Vanesa de Toledo, directora de la Fundación Adolfo Domínguez, señaló que "la labor que realiza Tierra de hombres es fundamental; y en un momento difícil como el que vivimos no podemos dar la espalda a las necesidades de la infancia. Por eso, la Fundación Adolfo Domínguez, sin duda, continuará apoyando eventos de este tipo que puedan ayudar a optimizar el futuro de los niños y niñas más necesitados". 

viernes, 28 de junio de 2013

Tdh celebra el Día de la Infancia Africana

El pasado 16 de junio, la delegación de Burkina de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) conmemoró el Día de la Infancia Africana en Pabré con la presencia de los niños y niñas refugiados malienses. La jornada dio lugar a actividades recreativas así como a debates sobre algunas prácticas sociales y culturales nefastas para los derechos de la infancia.
El Día de la Infancia Africana tiene lugar cada 16 de junio, en homenaje y conmemoración de la masacre de un centenar de niños y niñas a causa del apartheid en África del Sur el 16 de junio de 1976 durante una marcha por sus derechos en Soweto.
Promulgado en 1991 por la Organización de la Unidad Africana, a partir de entonces esta jornada se celebra cada año en África con el fin de atraer la atención de los dirigentes sobre la situación de la infancia.
En 2013, el tema era: “Eliminar las prácticas sociales y culturales nefastas que afectan a los niños y niñas”.
En el corazón de un campo de refugiados maliense
Es en el campo de refugiados maliense de Sag-Nioniogo en la comunidad rural de Pabré, situado a unos 20 kilómetros de Ouagadougou, donde Tdh ha organizado la ceremonia conmemorativa en la que han participado también los colaboradores de Tdh.*
Según David Kerespars, delegado de Tdh en Burkina , la jornada permitió abordar prácticas comunes como la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado y otras formas de violencias sufridas por las niñas y niños en los campos de refugiados y en las comunidades anfitrionas. En lo que concierne al matrimonio precoz, Azeta Belem, administrativa en CONAREF, explica que “la comunidad considera esto como una práctica normal” reforzando así la ley del silencio y dificultando las acciones.
La sensibilización, arma principal
A lo largo de la jornada, los niños y niñas se han sensibilizado a si mismos y a sus padres sobre los peligros y las consecuencias de prácticas como la mutilación genital. Arrancados brutalmente de su hábitat y a veces separados de las personas que les son queridas, los menores malienses participaron también en la jornada tomando parte de los espectáculos, prueba de su integración y de la solidaridad del pueblo de Burkina hacia ellos. El representante de la alcaldía de Pabré, Jules Ilboudo, unió su voz a la de los protagonistas para denunciar las prácticas que van en contra de los derechos de la infancia.
Además de las acciones de sensibilización, se organizó una fiesta popular para los 800 niños y niñas presentes (500 del campo y 300 de los pueblos vecinos) donde realizaron juegos gratuitos y recibieron numerosos regalos. Para David Kerespars, este día ha sido simplemente la ocasión de “ver a estos niños y niñas felices”.
*HCR (Alto Comisariado para los Refugiados), UNICEF, la Cruz Roja, IEDA (international Emergency and Development Aid) y Conaref (Comisión Nacional para los Refugiados).

martes, 25 de junio de 2013

Ecuador - Parlamentarios suizos visitan los proyectos de Tdh

En el marco de la 128 Asamblea de la Unión Interparlamentaria, los parlamentarios suizos se han dado cita en Quito y han podido conocer los equipos y los proyectos llevados a cabo por Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia), sobre todo los que tratan del desarrollo comunitario y el tratamiento de los jóvenes en contacto con la ley.
Esta primavera, once parlamentarios suizos han sido invitados a Quito para una estancia de algunos días con ocasión de la Unión Interparlamentaria. En el programa, una presentación de las actividades de Tdh en Ecuador, la visita a dos centros para niños, niñas y adolescentes  puesto en marcha por nuestro colaborador ecuatoriano la asociación “Niñez y Vida” y para acabar una recepción al “Barreau” de Quito con representantes de la justicia ecuatoriana con el fin de abordar la evolución del sistema de justicia para menores en el país.
Al igual que Peter Bieri, presidente de la Unión de Parlamentarios suizos, la delegación suiza se ha mostrado particularmente interesada y entusiasmada. Los visitantes han podido darse cuenta de la buena relación que tiene Tdh con las autoridades ecuatorianas.
Según Roland Fischer, embajador suizo en Quito, esta estrecha colaboración va a permitir incluso favorecer el desarrollo las relaciones helvético-ecuatorianas en su lucha por el respeto de los derechos de la infancia.
La violencia, fuente de muchos de los males de la sociedad ecuatoriana
En Ecuador, la tasa de homicidios entre los jóvenes de 14 a 25 años es cuatro veces más importante que las tasas de los países más desarrollados, representando la segunda causa de mortalidad juvenil masculina y la primera en mortalidad juvenil femenina. La puesta en marcha de los programas que favorecen la emergencia de una cultura de paz  es una prioridad para la delegación de Tdh.
Empezando por la educación que favorece un sistema escolar centrado en la disciplina positiva a fin de promover sobre todo la tolerancia y la participación de los menores. Después, poniendo la protección y el bienestar de los niños y niñas en el corazón de las preocupaciones de las comunidades, bien con la puesta en marcha de infraestructuras “child friendly”, bien con el establecimiento por parte de la colectividad de soluciones en casos de abusos y malos tratos no tenidos en cuenta por las estructuras del Estado. Además, poniendo en marcha procesos de trabajo que permitan garantizar la reintegración del joven en la sociedad.
Bien sea víctima o bien haya cometido un delito, para Tdh un joven es un ser en construcción que debe poder beneficiarse de las condiciones especiales de que los tomen a cargo, adaptadas a su edad, su madurez y sus características (físicas, psíquicas, emocionales, etc.) así como al delito que haya cometido o sufrido.

domingo, 23 de junio de 2013

Marruecos – “Pequeñas sirvientas de hogar” pero grandes víctimas

A pesar del refuerzo de la legislación en el país Tdh – Ayuda a la infancia , se recogen cada año testimonios de explotación de jovencitas de zonas rurales por empleadores de la ciudad. Sobre el terreno, Tdh trabaja para acudir en su ayuda, pero también para sensibilizar a las comunidades de los riesgos para estas “pequeñas empleadas de hogar”.
En Marruecos, la emergencia de la clase media hace que una parte de las familias quieran parecer adineradas aunque no tengan los medios necesarios. Para poder tener personal en casa, algunos no dudan en emplear a jovencitas del campo, baratas y sin la suficiente edad para rebelarse.
Los “samsars”, intermediarios que proceden de los mismos pueblos que las jovencitas, las reclutan y las envían a la ciudad a trabajar como “pequeñas sirvientas”, prometiendo unos ingresos a los padres y una buena educación.
Como explica, Rkia, coordinadora de los proyectos de Tdh en Marruecos, a menudo los padres son los más ignorantes: “Uno de los principales problemas es la falta de educación de los padres. No comprenden en que consiste el día a día de las niñas colocadas en la ciudad”. Mientras que a los padres se les conceda una «paga » mensual, no saben que sus hijas no reciben educación, que son golpeadas, malnutridas, no están atendidas  y están limitadas a realizar todas las tareas domésticas.
30.000 personas domésticas a pesar de la ley que lo prohíbe
En Marruecos, el trabajo de los menores de 15 años está prohibido y una ley que regula el trabajo doméstico fue votada en 2011. Sin embargo, cerca del 10% de los niños y niñas de 5 a 14 años trabajan para que viva su familia y 30.000 de ellos están trabajando como empleadas en casas.
Más allá de las cifras, una realidad implacable: cada año, estas “pequeñas sirvientas” mueren a causa de los malos tratos de su empleador. Aunque estos dramas de repetición hayan acabado por empujar a la sociedad civil y al gobierno marroquí a movilizarse y a llevar a cabo campañas de prevención, para Rkia los resultados se hacen esperar: “La gente no está al corriente de las nuevas leyes. Aunque se explica en programas de televisión, utilizan un vocabulario totalmente incomprensible. Es preciso saber hablar llanamente y tomarse el tiempo de dialogar para que llegue el mensaje”.
Proteger a las “pequeñas sirvientas” y sensibilizar a las familias
En Marruecos, Tdh aboga para la aplicación estricta de la ley relativa al trabajo infantil. Desea poner en marcha, de acuerdo con la sociedad civil marroquí, un plan real de protección a la infancia víctima de explotación.
Los equipos crean un contacto con los empleadores a fin de proteger a las jovencitas y reinsertarlas, asegurando que tienen un acceso a la escuela o a una formación profesional, así como a los servicios sociales y sanitarios.
También llevan  cabo actividades de prevención junto a las familias y a las comunidades sobre los riesgos del trabajo doméstico y ofrecen alternativas con actividades que generan ingresos.
Para sensibilizarles, Rkia favorece el diálogo con los jefes religiosos de los pueblos: “Yo utilizo mucho la religión. El Corán incluye mensajes muy claros relacionados con la protección de las mujeres y de los niños y niñas. Discuto enormemente con los Imam de los pueblos donde intervenimos y los convenzo de compartir estos mensajes con los hombres durante la oración del viernes. Ponerse en el lugar de los aldeanos, hablar su lengua, utilizar imágenes que les hablen, es la base de toda sensibilización”.
Gracias a sus proyectos, en 2012, Tdh ha acudido en ayuda de 1.583 niñas, sin contar el apoyo y la sensibilización de esta problemática a miles de padres.
Más de 215 millones de niños y niñas trabajan todavía en el mundo…
Como cada 12 de junio, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil ha permitido sensibilizar al público de la suerte de millones de niños y niñas obligados a trabajar, muy a menudo en condiciones de extrema precariedad, provocando un perjuicio a su salud física y mental. En esta ocasión, Tdh  intenta subrayar la amplitud de un fenómeno contra el cual se lucha desde hace 50 años.
¿Qué se entiende por “trabajo infantil”?
Las cifras de 2012 de la Organización Internacional del Trabajo  hablan por sí mismas: más de 215 millones de niños y niñas trabajan en el mundo, de los cuales 158 millones tienen entre 5 y 14 años, o sea el equivalente de un menor de cada seis.
El trabajo infantil hace referencia a todos los menores de 12 años que trabajan en alguna rama de la economía y a los niños y niñas entre 12 y 14 años que trabajan en actividades nocivas para su salud. Pero la definición hace también referencia a los niños y niñas entregados a las peores formas de trabajo, sea cual sea su edad, por ejemplo los niños y niñas reducidos a la esclavitud, reclutados a la fuerza, sujetos a la prostitución, víctimas de la trata u obligados a realizar actividades ilícitas y peligrosas.
El trabajo infantil tiene varias caras
El trabajo infantil es generalmente una necesidad de subsistencia para numerosas familias. La pérdida de actividad de los padres, la marcha del cabeza de familia, una mala cosecha, un desastre natural, la llegada de una enfermedad o cualquier otro evento imprevisto sin importar cual, puede obligar a un niño o niña a trabajar.
Sin embargo, a pesar de los altibajos de la vida que pueden golpear a una familia, los niños y niñas son generalmente las víctimas de su vulnerabilidad. En efecto, representan una mano de obra poco cualificada, flexible y de bajo costo para los empleadores o parientes poco escrupulosos.
En Asia, las muchachas son vendidas para alimentar las redes de prostitución o para trabajar como empleadas de hogar o en las fábricas de textiles. En África, los niños son explotados en las plantaciones, las minas y las niñas acaban de criadas, por ejemplo “las pequeñas empleadas de hogar” en Marruecos.
En Europa del Este, los niños y niñas sirven de mano de obra barata o aprovisionan las redes de prostitución. Además, en América  Latina, en Colombia sobre todo, las niñas son víctimas de la prostitución para responder a los apetitos perversos de los turistas.
Un grave impedimento al desarrollo físico y cognitivo del niño y niña
Más allá de los problemas físicos que pueden causar estragos, como el envejecimiento precoz, la desnutrición y también la depresión, el trabajo infantil va totalmente en contra de su educación y de su desarrollo intelectual.
La mejor prevención posible contra el trabajo infantil consiste en permitir a cada niño y niña ir a la escuela. Un niño y niña obligados a trabajar es un menor que tiene un riesgo elevado de analfabetismo y causará un gran daño para su evaluación profesional y social.
Esfuerzos suplementarios a realizar
En 2006, la OIT había fijado el año 2016 como fecha límite para erradicar totalmente las peores formas de trabajo infantil. Sin embargo, aunque el número de niños y niñas que trabajan en el mundo disminuye de año en año, disminuye menos que en el pasado, si la tendencia acaba por confirmarse no se conseguirá el objetivo.
Por esta razón, la lucha contra el trabajo infantil no debe ser un motivo de preocupación de un día, sino una prioridad de cada instante para todos los actores relacionados de cerca o de lejos con esta problemática.

Desde esta perspectiva, Tdh prosigue con sus esfuerzos. En 2012, no son menos de 175.000 personas las que se han podido beneficiar de los proyectos de lucha contra el tráfico y la explotación en 12 países diferentes. 

viernes, 21 de junio de 2013

Más de 215 millones de niños y niñas trabajan todavía en el mundo

Como cada 12 de junio, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil permitió sensibilizar al público de la suerte de millones de niños y niñas obligados a trabajar, muy a menudo en condiciones de extrema precariedad, provocando un perjuicio a su salud física y mental. En esta ocasión, Tdh  intentó subrayar la amplitud de un fenómeno contra el cual lucha desde hace 50 años.
¿Qué se entiende por “trabajo infantil”?
Las cifras de 2012 de la Organización Internacional del Trabajo  hablan por sí mismas: más de 215 millones de niños y niñas trabajan en el mundo, de los cuales 158 millones tienen entre 5 y 14 años, o sea el equivalente de un menor de cada seis.
El trabajo infantil hace referencia a todos los menores de 12 años que trabajan en alguna rama de la economía y a los niños y niñas entre 12 y 14 años que trabajan en actividades nocivas para su salud. Pero la definición hace también referencia a los niños y niñas entregados a las peores formas de trabajo, sea cual sea su edad, por ejemplo los niños y niñas reducidos a la esclavitud, reclutados a la fuerza, sujetos a la prostitución, víctimas de la trata u obligados a realizar actividades ilícitas y peligrosas.
El trabajo infantil tiene varias caras
El trabajo infantil es generalmente una necesidad de subsistencia para numerosas familias. La pérdida de actividad de los padres, la marcha del cabeza de familia, una mala cosecha, un desastre natural, la llegada de una enfermedad o cualquier otro evento imprevisto sin importar cual, puede obligar a un niño o niña a trabajar.
Sin embargo, a pesar de los altibajos de la vida que pueden golpear a una familia, los niños y niñas son generalmente las víctimas de su vulnerabilidad. En efecto, representan una mano de obra poco cualificada, flexible y de bajo costo para los empleadores o parientes poco escrupulosos.
En Asia, las muchachas son vendidas para alimentar las redes de prostitución o para trabajar como empleadas de hogar o en las fábricas de textiles. En África, los niños son explotados en las plantaciones, las minas y las niñas acaban de criadas, por ejemplo “las pequeñas empleadas de hogar” en Marruecos.
En Europa del Este, los niños y niñas sirven de mano de obra barata o aprovisionan las redes de prostitución. Además, en América  Latina, en Colombia sobre todo, las niñas son víctimas de la prostitución para responder a los apetitos perversos de los turistas.
Un grave impedimento al desarrollo físico y cognitivo del niño y niña
Más allá de los problemas físicos que pueden causar estragos, como el envejecimiento precoz, la desnutrición y también la depresión, el trabajo infantil va totalmente en contra de su educación y de su desarrollo intelectual.
La mejor prevención posible contra el trabajo infantil consiste en permitir a cada niño y niña ir a la escuela. Un niño y niña obligados a trabajar es un menor que tiene un riesgo elevado de analfabetismo y causará un gran daño para su evaluación profesional y social.
Esfuerzos suplementarios a realizar
En 2006, la OIT había fijado el año 2016 como fecha límite para erradicar totalmente las peores formas de trabajo infantil. Sin embargo, aunque el número de niños y niñas que trabajan en el mundo disminuye de año en año, disminuye menos que en el pasado, si la tendencia acaba por confirmarse no se conseguirá el objetivo.
Por esta razón, la lucha contra el trabajo infantil no debe ser un motivo de preocupación de un día, sino una prioridad de cada instante para todos los actores relacionados de cerca o de lejos con esta problemática.
Desde esta perspectiva, Tdh prosigue con sus esfuerzos. En 2012, no son menos de 175.000 personas las que se han podido beneficiar de los proyectos de lucha contra el tráfico y la explotación en 12 países diferentes.

miércoles, 19 de junio de 2013

Formación Gratuita sobre desplazados y ESCNNA - Colombia

Les invitamos a la Formación gratuita sobre “Población Desplazada y ESCNNA en Colombia” que organiza la Fundación Tierra de hombres- Ayuda directa a la infancia en el marco del programa de formación de voluntariado joven de la entidad “Formando a Jóvenes Agentes de DD.HH. y Género”, y de de la campaña de ED y sensibilización “Menores en Movimiento: fomento de la participación ciudadana para garantizar sus derechos”, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID).
Se presentará los cortometrajes “Mi Muñeca”, de Manuel Díaz Polo”, y “8pm”, de Rosemary Medrano Guzmán, que abordan la realidad de la Trata y la Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes (ESCNNA) en Colombia. Ambos cortometrajes han sido producidos en el marco de proyecto “Lucha contra la Explotación Sexual Infantil en Colombia”, que Tdh lleva a cabo en la costa caribeña colombiana (Bolívar, Atlántico y Magdalena), especialmente en Cartagena de Indias.
La formación será impartida por el delegado de la Fundación Tierra de hombres en Colombia, Antoine Lissorgues. El público meta de esta formación es el voluntariado de ONGs, estudiantes universitarios y de pos-grado de cualquier carrera universitaria y profesionales de ONGD y de entidades del 3º sector o de áreas afines al tema de la formación. El objetivo principal de esta formación es dar a conocer estas dos realidades, las respuestas que se están llevando a cabo por los diversos actores con el fin de combatir estas violaciones de derechos y los vínculos Norte-Sur en relación a esta problemática.
La formación será realizada este viernes 21 de junio, de 16:00 a 18:00 horas, en el Consejo de la Juventud (CJE), calle de la Montera, 24  28013 Madrid - 6ta planta.

La inscripción es gratuita y para inscribirse debes ir al siguiente enlace: http://goo.gl/qYxgs

lunes, 17 de junio de 2013

”Tú con doce” gestos para que cientos de niños y niñas recuperen su salud

La Fundación Tierra de hombres-España (Tdh – Ayuda a la infancia) presentó ante los medios de comunicación su nueva campaña “tú con doce”, una innovadora iniciativa que promueve doce gestos solidarios para ayudar a menores como Mame, un adolescente de 15 años procedente de Senegal que llegó por primera vez a Madrid el pasado año para ser operado de dos graves patologías. Mame ha sido intervenido por segunda vez en el Hospital San Rafael de un problema urológico y, tras su recuperación, tendrá que pasar de nuevo por el quirófano para corregir una anomalía traumatológica antes de regresar a su país de origen.

 Doce gestos solidarios
Al igual que Mame, en la actualidad hay 25 niños y niñas en diferentes comunidades autónomas en tratamiento por diversas patologías graves esperando recuperarse para regresar con sus familias. Y es que, como afirmó durante su intervención María Antonia Jiménez, presidenta de Tierra de hombres-España, “la Salud es uno de los Derechos fundamentales de todos los niños y niñas en el mundo y por esta razón se ha creado “tú con doce”, una campaña que, bajo el lema “Si te lo propones, puedes, ¿te apuntas?, promueve la acción mediante doce gestos solidarios: 

  1. Siendo voluntario para acompañar a los menores durante su hospitalización.
  2. Participando en las actividades promocionales de la Fundación.
  3. Acogiendo a un niño o niña en tu familia mientras permanezca en España.
  4. Donando doce euros o más al desarrollo de este programa de Atenciones Médicas Especializadas.
  5. Colaborando como empresa aportando dinero.
  6. Cofinanciando proyectos o patrocinando eventos.
  7. Dedicando unos minutos a la difusión de la campaña “tú con doce” en nuestras redes sociales.
  8. Compartiendo esta información con amigos, familiares o compañeros de trabajo.
  9. Abriendo las puertas de nuestras empresas para que Tdh haga llegar su labor a todos los empleados.
  10. Aceptando recibir información de la Campaña a través de correo electrónico, mensajes de texto o WhatsApp.
  11. Realizando compras a través de Shariando, una plataforma online con más de 120 tiendas que te devuelve dinero al adquirir algún producto.
  12. O enviando un SMS con la palabra VIDA al 28052 cuyo coste íntegro (1,2 €) irá destinado a la Fundación Tierra de hombres-España.
En el acto, intervinieron además, varios profesionales de los medios de comunicación que quisieron apoyar a Tdh en el lanzamiento de esta Campaña y a los que se les hizo entrega de una insignia como primeros impulsores de la misma. Cristina Villanueva, Pilar Tabares, Agustín Bravo, Belinda Washington, Irene Villa, Javi Martín y José Manuel Parada mostraron su solidaridad y sensibilidad con la labor que realiza Tdh en beneficio de la infancia más desfavorecida e hicieron un llamamiento para que todas las personas colaboren en “tú con doce” porque “los pequeños gestos son el comienzo de una gran historia”, afirmó la presentadora Belinda Washington. 

Un viaje lleno de esperanza
 El programa de Tdh, "Viaje hacia la Vida”, facilita desde 1995 el traslado a España de niños y niñas procedentes de países africanos con un bajo índice de desarrollo (Togo, Benin, Mauritania, Senegal, Marruecos y Guinea Conakry) para ser intervenidos de diferentes y graves patologías como cardiopatías, traumatología, urología, quemados o maxilofacial, por carecer en sus países de origen de las infraestructuras sanitarias especializadas y de los recursos necesarios para su tratamiento. Gracias a una gran cadena solidaria en la que colaboran hospitales, equipos médicos, voluntariado y familias de acogida, casi 600 menores han podido ser operados a nivel nacional y ya están de vuelta con sus familias de origen. 
Los menores del programa "Viaje hacia la Vida" entran a formar parte de una nueva familia -de acogida- donde comparten juegos, cuidados y educación con sus padres, hermanos y amigos sin olvidar que su estancia en España está limitada al tratamiento que reciban por parte de los equipos médicos de los Hospitales colaboradores y que el fin de su viaje culminará con el regreso a su país junto a su familia de origen. Muchos de estos niños y niñas aprenden español durante su estancia y los que, por motivos de salud, deben permanecer un largo tiempo, son escolarizados o reciben clases especiales. “El crecimiento de los niños, su aprendizaje, su mejora, sus avances...Todo lo vivimos con ellos cuando les abrimos nuestra casa y nuestra familia con todo el cariño”. Pero no sólo los menores reciben algo bueno en este especial viaje: "Crees que vas a ayudar a alguien y lo que ocurre al final es que te ayudan a ti a ver la vida de otra manera", explican Mari Carmen Martín y Ricardo Rodríguez, padres de acogida e impulsores de la Campaña “tu con doce”. 
Aquí puedes ver el video promocional de la campaña “tú con doce” y las intervenciones de todos los profesionales que participaron en la presentación. 

sábado, 15 de junio de 2013

Formación sobre Menores No Acompañados en España

La Fundación Tierra de hombres-España organiza este sábado, 15 de junio, una sesión formativa gratuita sobre Menores No Acompañados en España. Esta formación, que tendrá lugar entre las 10 y las 12 de la mañana en el Espacio Pozas de Cruz Roja España (C/ Pozas, 14, Madrid) se enmarca en el programa de formación de voluntariado joven de la Fundación “Formando a Jóvenes Agentes de DD.HH. y Género”, y de la campaña de Educación Para el Desarrollo y Sensibilización Menores en Movimiento: fomento de la participación ciudadana para garantizar sus derechos, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID).
La formación será impartida por Patricia Fernández Vicens, Abogada y Coordinadora de barrios de la Fundación La Merced Migraciones y está dirigida a dirigida al voluntariado de ONG, estudiantes universitarios y de post-grado, así como profesionales de ONGD y entidades del 3º sector.
La inscripción es gratuita y puede ser realizada a través de este enlace: http://bit.ly/1bySC1o  
Campaña Menores en Movimiento
Con el proyecto Menores en Movimiento: promoción de la participación ciudadana para garantizar sus DerechosTierra de hombres-España pretende movilizar a la sociedad para proteger los derechos de estos menores en movimiento, incidiendo especialmente en la capacitación de la juventud como actores de cambio a través de su formación como “Agentes de DD.HH. y Género”. La Niñez en Movimiento es un fenómeno global y, a través de esta campaña, pretendemos dar visibilidad a esta realidad y sensibilizar a gobiernos, sociedad civil y actores del tercer sector en unir esfuerzos para encontrar respuestas adecuadas y efecientes para el interés superior del menor y para la protección de estos niños, niñas y adolescentes, desde una perspectiva de derechos de la infancia. 
Este proyecto se lleva a cabo en el marco de la campaña internacional “Destino Incierto: protección de la Niñez en Movimiento”, impulsada por la Federación Internacional Tierra de hombres (FITDH).“Trabajamos en más de cuarenta países para encontrar y promover soluciones para estos niñas, niños y adolescentes, tanto en su comunidad de origen, como a lo largo de su desplazamiento y en el local de destino. Sin embargo, esto no es suficiente. Para un cambio sustancial, es necesaria una interacción entre Gobierno y sociedad civil”, defiende el Secretario General de la FITDH, Ignacio Packer. 
Se estima que 214 millones de personas en todo el mundo son migrantes internacionales. 740 millones son migrantes internos. La juventud representa una gran parte de los inmigrantes procedentes de países en desarrollo, alrededor de un tercio tiene entre 12 y 25 años de edad. 

En los próximos años, el número de niños y niñas, adolescentes y jóvenes en movimiento probablemente irá en aumento, sin embargo, sus necesidades e intereses son frecuentemente temas ausentes en el orden del día de las autoridades gubernamentales. La opinión pública  tiende a percibir la niñez en movimiento como una amenaza, ya que estos menores son a menudo sujetos de enjuiciamiento, detención o un retorno inseguro. Según la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, los gobiernos tienen la obligación de proteger a todos los niños y niñas - incluyendo la niñez en movimiento. Sin embargo, no siempre las medidas utilizadas logran garantizar su protección.

viernes, 14 de junio de 2013

Contex refuerza su colaboración con Terre des hommes

El pasado 21 de mayo, Terre des hommes – (Tdh - Ayuda a la infancia) Suiza recibió la visita del Sr.Claudio Magnabosco, de la Dirección de Contex, uno de los colaboradores de la Fundación. En esta ocasión, entregó un cheque a Vito Angelillo, Director General de Tdh.
Contex es una de las empresas guía del reciclaje de textiles en Suiza y valora la preservación de los recursos y del desarrollo sostenible. Los 1.500 contenedores repartidos por toda Suiza invitan a cada uno a eliminar fácilmente la ropa, zapatos y textiles que ya no son útiles. No menos del 60% de la ropa recuperada pueden volverse a usar una vez reciclada, el 35% son transformadas en trapos o en material aislante y solo el 5% de los textiles recuperados acaban siendo eliminados.
Un colaborador que cuenta
Una de las particularidades de Contex es que reserva una parte de sus beneficios para organizaciones de utilidad pública. Desde esta perspectiva, 150 contenedores de Contex están pintados con los colores de Tdh. Por cada kilo de textil recaudado, Contex  nos dona 10 céntimos suizos en el marco de nuestra colaboración. Durante los 10 últimos años, son más de 1,3 millones de francos suizos los que han sido ingresados para Tdh, 113.000 francos en el año 2012. Asociando a Tdh en su estrategia de desarrollo de su red de contenedores, Contex muestra así su conformidad con esta colaboración en la que todos ganan. 
En cuanto a la Fundación se alegra del reforzamiento de esta colaboración e invita a todos los residentes en Suiza a reciclar sus ropas y textiles usados para financiar los proyectos de Tdh en sus 34 países de intervención.

miércoles, 12 de junio de 2013

Bengala Occidental - La lucha contra la trata de niños y niñas requiere profundos cambios

El Estado indio de Bengala Occidental y los países fronterizos (Nepal y  Bangladesh) cuentan con un gran número de niños y niñas víctimas del tráfico con fines de explotación sexual. A pesar de los esfuerzos de las ONG y de las autoridades locales, hay una gran necesidad de poner en marcha procedimientos más eficaces que permitirán a los menores beneficiarse plenamente de sus derechos y, potencialmente, reenviarles a su casa con total seguridad. Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia)  y su colaborador indio continúan luchando con la trata transfronteriza, pero lanzan una llamada para realizar más esfuerzos y cambios.
Una de las tasas más altas de casos de explotación sexual
Actualmente, Bengala Occidental es la región menos segura para las mujeres y niñas de India. Está a la cabeza de la lista de estados donde el número de asuntos que tienen como víctimas a mujeres y menores registrados es más elevado (informe 2012 de la oficina nacional del crimen). Igualmente es un lugar de tránsito y de destino para las niñas y niños de otras regiones de India así como de Nepal y Bangladesh. A causa de su débil frontera con Bangladesh y una frontera abierta con Nepal, Bengala Occidental recibe un número significativo de niños y niñas, la mayoría de ellos obligados  a ser esclavos sexuales. La mayoría de los casos de trata no están señalados siendo muy difícil la estimación exacta del número de casos. Además, el carácter clandestino de los traficantes hace que la situación sobre el terreno sea difícil de identificar.
Los procedimientos legales deben ser mas rápidos y flexibles
Tdh es activa contra la trata infantil en Bengala desde 2005, habiendo puesto el acento en la lucha contra el tráfico transfronterizo. Gracias a un proyecto puesto en marcha por Tdh y sus colaboradores locales en Bengala Occidental y Nepal, 1.262 muchachas han sido rehabilitadas, repatriadas y/o reintegradas a los cursos de los cuatro últimos años.
La lucha contra la trata transfronteriza necesita un esfuerzo a largo plazo y cambios profundos de actitud a todos los niveles.
A pesar de los esfuerzos permanentes de numerosas ONG, autoridades y agencias de la ONU, es preciso que la actitud de los agentes de seguridad de las fronteras cambie a fin de asegurar la seguridad y la protección de los niños y niñas víctimas del tráfico en lugar de pisotear sus derechos.
Es preciso que India y Nepal concluyan un acuerdo bilateral a fin de asegurar un regreso seguro a las niñas víctimas del tráfico a sus respectivos países. En este momento, no hay un acuerdo formal entre los dos países en lo que concierne a la trata transfronteriza. Por otro lado, Tdh de acuerdo con sus colaboradores sobre el terreno, ha desarrollado ya varios Procedimientos Operacionales Estándar (POE) y prevé organizar una serie de eventos para promover su aceptación por los dos países.
El POE que está en marcha entre Bangladesh y los estados de Bengala Occidental y de Maharashtra para los casos de mujeres y niños de Bangladesh víctimas de trata debe ser reforzado y supervisado de cerca sobre el terreno. El POE deberá adaptarse a las necesidades específicas de los supervivientes en lugar de actuar basándose en un sistema. Por ejemplo, el POE debe ser flexible con los niños y niñas que no quieren volver a su país de origen sino que prefieren quedarse en el país de destino.
Los procedimientos legales son demasiado largos y alargan la situación de  victimización de los menores. Es preciso que Bengala Occidental ponga en marcha tribunales rápidos o tribunales para niños y niñas como está previsto en las diferentes leyes que conciernen al tráfico infantil, a fin de contribuir a la aceleración del restablecimiento y del regreso de los supervivientes a su comunidad.
Las autoridades y las agencias de la ONU junto con Tierra de hombres deben desarrollar más soluciones para hacer frente al fenómeno creciente de la trata de menores interna y transfronteriza. Las medidas protectoras  son obligatorias a fin de asegurar los derechos de cada niño o niña de Bengala Occidental, Nepal, Bangladesh o de cualquier parte de India.

lunes, 10 de junio de 2013

Tdh se une a la sociedad civil suiza para tratar de la migración internacional

El pasado 30 y 31 de mayo en Ginebra, Terre des hommes (Tdh – Ayuda a la infancia) se unió a las reflexiones comunes sobre migración y desarrollo organizado por el Institut des hautes études internationales et du développement  que reagrupa a numerosos actores de la sociedad civil suiza. El objetivo era reforzar la voz suiza en el « UN High Level Dialogue on International Migration and Development (HLD)»  que tendrá  lugar en otoño en NuevaYork.

2013, un año “bisagra”
El año 2013 es el año bisagra con la preparación del Foro Social Mundial sobre Migración que tendrá lugar en Johannesburgo en 2014 y con los debates que relacionan la posición de la migración en la agenda de Naciones Unidas después de 2015.
En esta ocasión, la Dirección del Desarrollo y de la Cooperación suiza (DDC) envió el programa de estudios sobre las migraciones globales para coordinar los debates y las acciones de la sociedad civil suiza.
Esta conferencia ha tenido como objetivo reunir a los actores ligados a estas cuestiones y consolidar la posición Suiza durante el UN High Level Dialogue on International Migration and Development  el  próximo 3 y 4 de octubre en Nueva York.

Tdh comparte su experiencia
La conferencia, organizada por el Programa de Estudios sobre Migración Global (IHEID) y patrocinada por la Agencia Suiza de Desarrollo y de Cooperación, acogió a diferentes representantes de ONG suizas como Tdh, organizaciones de Naciones Unidas, además de universitarios, políticos y miembros del sector privado.
El primer día estuvo consagrado a la lucha contra la explotación, la discriminación y la xenofobia a través de la integración social y económica de los migrantes en los países de acogida, así como un debate sobre el papel de la migración en la agenda post 2015 de Naciones Unidas.
El segundo día, trató sobre las medidas a tomar para asegurar el respeto y la protección de los derechos humanos de todos los migrantes.

En esta ocasión, gracias a su experiencia en África del Oeste y en Europa del Este sobre todo, Tdh compartió su visión sobre la cuestión de la protección de los menores migrantes. Abordó entre otras cosas, los retos de su proyecto de envergadura sobre la movilidad de los niños y niñas, actualmente puesto en marcha en 5 países de África del Oeste, y lo unió con la campaña Children on the move que intenta a la vez sensibilizar a las autoridades y a la opinión pública de los riesgos que corren los menores migrantes y además ofrecerles un entorno protector a lo largo de su recorrido migratorio.

jueves, 6 de junio de 2013

Bangladesh - 27.122 niños y niñas fueron atendidos en los centros de salud comunitarios

Tdh mejora la salud y la nutrición de los niños y niñas en las regiones propicias a los desastres. En 2011, se pudo efectuar un diagnóstico precoz nutricional a 13.194 niños y niñas de corta edad que viven en las islas y en los barrios suburbanos de Kurigram y en los pueblos expuestos a los ciclones en Patharghata. 27.122 niños y niñas fueron atendidos en los centros de salud comunitarios y 491 niños y niñas gravemente desnutridos fueron hospitalizados en el centro nutricional. 
Nuestra aproximación global comprende la incitación a espaciar los nacimientos y a efectuar un seguimiento durante el embarazo así como campañas de promoción de la higiene y la alimentación que van dirigidas a 35.000 familias. Para aumentar el impacto de nuestros proyectos, hemos iniciado una acción que durará tres años y abastecerá de agua potable, saneamiento y huertas resistentes a las inundaciones y a los ciclones para 5.000 familias.

miércoles, 5 de junio de 2013

20 años de la Convención de La Haya - La Federación Internacional de Tierra de hombres hace balance

Los 20 años transcurridos nos enseñan que la simple ratificación de la Convención de la Haya (CLH) no es ni de lejos suficiente, según la Federación Internacional Terre des hommes/Tierra de Hombres (FITDH). Sin una puesta en marcha eficaz, incluso la CLH es impotente para prevenir las prácticas abusivas en el campo de la adopción internacional. Una buena aplicación de la CLH depende de la voluntad política de los Estados participantes a través de la legislación y de procedimientos adecuados y el refuerzo de los controles.
Con 90 Estados firmantes, la CLH ha tenido un éxito considerable. A partir del artículo 21 de la CDE, la CLH tiene como objetivo poner en marcha un protocolo a fin de prevenir la venta o la trata de niños y niñas. Sin embargo, como toda convención multilateral, que resulta de negociaciones diplomáticas, la CLH es un instrumento imperfecto. Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia), como experto en adopción internacional desde hace más de 50 años, ha seguido la evolución y los efectos de la aplicación de la CLH en los diferentes países, tanto en los de acogida como en los de origen. Hasta comienzos del año 2000, la adopción internacional ha conocido un boom importante, mientras que después el número ha caído de manera espectacular. En 2004, 45.000 niños y niñas llegaron a los 20 países principales de acogida, en 2010 solo eran 29.000. 
¿Por qué este descenso cuando miles de niños y niñas se encuentran en las instituciones necesitando una familia? Se estima que alrededor del 80% de estos niños y niñas que se encuentran en las instituciones tienen todavía familia por lo que no son adoptables. Los Estados de origen han hecho también esfuerzos considerables para encontrar soluciones sobre el terreno a través de la preservación familiar y sobre todo de la adopción nacional, respondiendo así al principio de subsidiariedad enraizado en la CLH y que prevé el recurso de la adopción internacional como última solución. Además, países como China o Rusia, que permitían miles de adopciones internacionales al año, han revisado su funcionamiento interno, lo que implica una disminución significativa de las adopciones. Una última razón para el descenso de las adopciones internacionales es el fenómeno de las madres de alquiler. Cada vez más parejas han recurrido a este medio de procreación donde hay un vacío legal generalizado que favorece la “comercialización” de los niños y niñas incluso antes de su nacimiento.
El objetivo inicial de la CLH era reformar la situación de la adopción internacional, vista como “caótica”, “corrupta” y particularmente sujeta a abusos. Ofrece un marco donde los principios fundamentales descansan sobre una colaboración internacional y sobre las responsabilidades compartidas entre los países de origen y los de acogida. Desgraciadamente, se constatan carencias fundamentales en la puesta en marcha. Algunos países de origen han ratificado la CLH sin haber revisado nunca su legislación, ni sus procesos de adopción. En cuanto a los países de acogida, a menudo vigilan poco las prácticas dudosas de los países de origen. Un ejemplo deplorable es el de Haití después del terremoto de 2010. Miles de niños y niñas fueron evacuados de urgencia para ser adoptados en el extranjero, teniendo todavía sus familias en el terreno. En este tipo de situación, la búsqueda de la familia debe ser la prioridad mayor y no debe contemplarse la adopción internacional mientras que estos esfuerzos de búsqueda sean en vano y no sea posible ninguna solución nacional estable.
Es preciso esperar que los Gobiernos, las instituciones y las personas relacionadas en la adopción internacional hayan tratado de emprender las reformas necesarias. Hasta ahora,  muchos implicados en la adopción internacional han intentado minimizar la frecuencia y la importancia de las prácticas abusivas. Sin una toma de conciencia de que los problemas existen y que es preciso remediarlos, la CLH servirá de coartada más que de herramienta eficaz para instaurar un sistema de adopción internacional ética, estructurada y transparente.
Información: Marlene Hofstetter, responsable del área de adopción Terre des hommes -  aide à l’enfance (Tdh), Lausana, +41787167734, o Rudolf Gafner, portavoz de Tdh +41797429873.

lunes, 3 de junio de 2013

Bangladesh – Tdh apoya a la población noche y día

Aunque la tormenta que se abatió el 16 de mayo sobre el sur provocó pocas víctimas, las lluvias incesantes que le acompañaron provocaron graves inundaciones agravadas por las condiciones de vida de miles de bangladesíes. Desde ese momento, los equipos de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) trabajaron duro para acudir en su ayuda.
En Patharghata, la situación fue particularmente preocupante. En esta región donde el 85%  de la población vive de la pesca y de la agricultura, los campos fueron inundados y las cuencas de retención que sirven para alimentar los filtros de arena para el agua de beber se contaminaron o fueron destruidos
La principal urgencia fue el aprovisionamiento de agua potable, pues, según las zonas, entre el 70% y el 90% de las familias se encuentraban privadas de ella y por culpa de la crecida de las aguas, las letrinas inundadas contaminan el entorno. 
Una reacción de gran magnitud
El 18 de mayo, Tdh organizaó una reunión con las ONG presentes en la región para responder de manera coordinada y eficaz a las necesidades de las comunidades.
En Patharghata y Charduni, 5.000 familias, o sea alrededor de 20.000 personas recibieron la ayuda de Tdh tras la tempestad.
Los centros de salud volvieron a estar a pleno rendimiento y cuatro clínicas móviles fueron activadas para aproximarse a las poblaciones a veces muy alejadas del mundo.
En una semana, más de 5.000 pacientes fueron atendidos principalmente por heridas o diarreas (40% de los casos son niños).
El esfuerzo prosigue
Los equipos de Tdh van a seguir con sus actividades de asistencia rápida, completando las distribuciones de agua potable en los pueblos y en los centros médicos con los bienes de primera necesidad perdidos o estropeados por las inundaciones.
También van a hacerse cargo de las mujeres embarazadas, de los recién nacidos y de los niños menores de 5 años, sobre todo para asegurarse de que reciben una alimentación equilibrada y que las madres no interrumpan su lactancia.
Incluso si parece difícil el alegrarse, en medio de este desastre, una luz de esperanza: el 90% de las 96 huertas familiares elevadas (con el objetivo de evitar las inundaciones) construidas por Tdh en el marco del proyecto piloto de reducción de los riesgos de desastres resistieron muy bien y cerca de la mitad de las plantaciones de legumbres no fueron dañadas. Estos jardines podrán continuar produciendo hasta 25 kg de legumbres mensuales por familia durante el monzón.