viernes, 15 de noviembre de 2013

Malí - Una familia de corazón para Mamadou

País desértico y pobre, la situación económica de Malí es difícil.  La inseguridad alimentaria y las tasas de desnutrición son elevadas y agravadas después del comienzo del conflicto armado. Es costumbre que las niñas de zonas rurales abandonen su pueblos para buscar trabajo en la capital, donde a menudo son empleadas como sirvientas domésticas. A veces muy jóvenes, solas y vulnerables, son víctimas de violencia y de abusos, pudiendo producirse embarazos no deseados. Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) interviene en Malí en el marco de un proyecto de apoyo, prevención y protección a la infancia más vulnerable en la región de Segou. David Dandres, Desk Officer de Tdh, nos cuenta la historia de Mamadou y su nueva mamá, ha recogido el testimonio durante una misión reciente.
En el pueblo de Dougabougo, en el distrito de Markala en Malí, es un día de mercado como cualquier otro. Una jovencita pregunta a una familia del barrio si puede usar su baño. Ella lleva un bebé en su espalda, pero una vez sale del baño ella ya no lleva al bebé. Sin embargo, nadie se ha dado cuenta. Poco tiempo después, se oye un grito que proviene del baño, suscitando la curiosidad y la sorpresa de los miembros de la familia, que descubren en el agujero a un niño de apenas cuatro meses, todavía vivo. La ama de casa, de acuerdo con su marido, decide quedarse con el bebé y le llama Mamadou*.
Desnutrido y visiblemente muy débil, el niño es llevado por su nueva familia de acogida al centro de salud,  apoyado por Tdh. El personal sanitario informa al trabajador social de Tdh, que organiza en ese momento actividades de apoyo específicas.
Además  de los cuidados sanitarios, Mamadou recibe de Tdh ropa y un apoyo alimentario, mientras que su nueva familia es apoyada a nivel socio-económico para asegurar al niño no solo sus necesidades primarias sino también los medios para crecer en buenas condiciones. Se ha puesto en marcha una actividad comercial de venta de ropa de segunda mano de acuerdo con la nueva madre, que desde ahora podrá asegurar la educación y el buen desarrollo alimentario y social del niño gracias a los ingresos que le reporte esta actividad.
Después, la voluntad de la nueva familia es adoptar al niño de manera legal, el equipo de Tdh ha intervenido con un trabajo de apoyo y consejo junto a los servicios de tutela para apoyarles en el proceso de adopción.
Aunque el abandono de un niño es ilegal y perseguido por el código penal de Malí, estos sucesos desgraciadamente son bastante frecuentes. Una de las causas principales está ligada al fenómeno de “las niñas migrantes”. Un gran número de jovencitas son empujadas a abandonar a sus familias y su pueblo para buscar trabajo en la capital, a menudo como empleadas domésticas, con el fin de hacerse el ajuar para su futuro matrimonio. Llegadas a Bamako, a veces son víctimas de violencia y abuso que conduce a menudo a embarazos precoces. Ellas deciden entonces regresar a su pueblo pero sin poder llevarse al niño o niña por miedo a las consecuencias sobre ellas mismas y sobre la reputación de sus familias.
Tdh trabaja con las comunidades para favorecer la mediación familiar entre las jóvenes y sus familias y resuelve los casos de ruptura familiar a fin de reducir el riesgo de abandono de menores.
*Nombre ficticio