martes, 19 de noviembre de 2013

Angélica y Joffrey, dos adolescentes defensores de los Derechos de la Infancia en Ecuador, visitan España para contar su experiencia como líderes comunitarios


Pese a su corta edad, 14 y 17 años respectivamente, esta chica y este chico son líderes comunitarios en su región y trabajan por el buen trato hacia menores y por la mejora de la autoestima y las habilidades.
"Antes de conocer la Fundación Tierra de hombres (Tdh - Ayuda a a infancia) y Niñez y Vida, tenía una mala relación con mis padres. Ahora, esa relación ha cambiado para bien y cada día trabajo por mi Comunidad en la defensa de los derechos y deberes de niñas y niños como yo que son víctimas de abusos y maltrato", ha señalado Angélica, una joven de 14 años originaria de Ecuador que, junto a Joffrey, de 17, permanecerán en Euskadi hasta el próximo viernes 22 de noviembre en el marco del Día Universal de los Derechos de la Infancia, celebrado el 20 de noviembre, para trasladar su experiencia como líderes comunitarios a otros adolescentes en varios centros escolares, a través de charlas de sensibilización sobre Derechos de Infancia.
Joffrey y Angélica fueron formados por Niñez y Vida y Tdh durante varios años a través de talleres de buen trato. Angélica forma parte del grupo de Defensoría Comunitaria cuyo objetivo es detectar los casos de abuso y maltrato a menores y comunicarlo para actuar y apoyar a las víctimas. Además, dentro de poco, entrará a formar parte de un consejo asesor que representa los Derechos de la Infancia ante las autoridades. Joffrey, por su parte, tuvo la iniciativa de realizar una actividad en la que, mediante la música, motiva a sus iguales en la expresión de sentimientos sin odio, la mejora de su autoestima o de otras habilidades. Todo ello con el objetivo de prevenir la violencia intrafamiliar y callejera, el maltrato infantil y el fracaso escolar. 
La visita de estos dos jóvenes a España se enmarca en el proyecto "Salud materno infantil y reproductiva, protección de la infancia y empoderamiento comunitario en Santo Domingo de los Tsáchilas (Ecuador)" desarrollado por Tdh y la Fundación local Niñez y Vida y en el que se forma a la población en hábitos sexuales saludables, se lleva a cabo un programa de planificación familiar, de lucha contra Enfermedades de Transmisión Sexual o de abastecimiento de agua y saneamientos. La población de Santo Domingo de los Tsáchilas, de unos 450.000 habitantes, está caracterizada por la pobreza, la marginación, el desempleo, la migración interna e internacional y la ausencia de cobertura y acceso a los servicios sociales básicos.  Más de 3.000 menores (alrededor de 1.400 chicos y más de 1.600 chicas ) ya han podido beneficiarse de este programa.