miércoles, 13 de noviembre de 2013

Alimentación - Las ganas de vivir de Manjuara

-->
El miércoles 16 de octubre tuvo lugar el Día Mundial de la Alimentación. Este evento es la ocasión para evocar la problemática fundamental de la desnutrición infantil en el mundo. Desde su creación, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) lucha contra este azote, sobre todo en India. Historia de la pequeña Manjuara, de nueve meses, atendida en el centro nutricional de Pathapratima. Este bebe ha podido ser salvado a tiempo gracias a los cuidados apropiados. La severa desnutrición que sufría podría haber sido fatal.
Es en el transcurso de la asamblea que reúne a las mujeres del pueblo para efectuar el seguimiento del crecimiento de los niños y niñas de corta edad donde la pequeña Manjuara ha sido descubierta. Estos seguimientos de crecimiento son organizados por Tdh conjuntamente con los agentes de salud del gobierno. Todos los menores del pueblo son pesados allí, se les talla y se mide el contorno del brazo a fin de escribir los datos en la ficha de salud personal. Si la curva desciende, la madre es inmediatamente alertada.
Es lo que el agente de salud empleado en el marco del proyecto financiado por Tdh ha hecho cuando ha visto que Manjuara se situaba en la zona roja que señala un caso de desnutrición aguda severa. Su caso necesitaba algo más que consejos, necesitaba asistencia médica para erradicar la enfermedad. El bebe de 9 meses solo pesaba 5,8 kg por lo que fue hospitalizada en el centro nutricional de Patharpratima.
La sonrisa como indicador de salud
Después de solo tres semanas, la madre Shahajadi cuenta: “Tenía miedo de venir sola a este centro. Pero estoy contenta de haberme atrevido a venir”. Tranquilizada por lo que ha vivido y compartido con otras madres, ella enumera lo que ha aprendido: “Las lecciones de cocina, el lavarse las manos antes de comer, la frecuencia de las comidas y sobre todo el agua limpia”. Además de los 800 gramos que ha ganado Manjuara durante estos 17 días, es la sonrisa recobrada de su hija, lo que le indica que su niña está en vías de curación.
La asistencia completa es un aspecto importante de la estrategia desarrollada por Tdh en el marco de este proyecto: muchas familias no podrían simplemente enviar a sus niños y niñas al centro nutricional a falta de recursos financieros suficientes. La pérdida de salario ocasionado por la ausencia de la mamá es también compensado: las madres llevan a casa víveres (arroz, lentejas, aceite, soja) y material de primera necesidad (ropa, mosquiteras, mantas).
¿Por qué está ella desnutrida?
La vuelta al pueblo es muy emotiva. La familia está muy contenta de que Manjuara esté mejor. La abuela  y la bisabuela, igual que la joven tía, se presentan para coger a la niño en sus brazos.
¿Pero cómo ha llegado a esto Manjuara? La vegetación es exuberante y a primera vista no parece que falte el alimento. Entonces, ¿por qué India cuenta con 50 millones de niños y niñas subalimentados? “Es cierto que el arroz es abundante pero la gente no tiene acceso a ello, la tierra no les pertenece. La mayoría son jornaleros”, explica Willy Bergogné, delegado de Tdh en India. El Dr Shusmata Kumar Mandal, médico del centro nutricional de Tdh, cuenta que “la desnutrición está ligada sobre todo a la falta de conocimientos en materia de nutrición y de higiene y a la juventud de las madres”. Y añade: “durante el primer embarazo la futura madre no tiene todavía 18 años y ella misma a menudo está desnutrida”.
Un único proyecto de ayuda
En efecto, las cifras son para asustar: más de un tercio de los niños y niñas tienen un peso inferior al normal y un niño de cada cinco menor de 5 años sufre desnutrición aguda. Sabiendo que estos últimos tienen entre cinco y diez veces más riesgo de morir que los menores bien alimentados, es urgente tomar medidas. Por eso Tierra de hombres se compromete con este gran proyecto para luchar contra la desnutrición. Este proyecto es el único de este tipo en el estado de Bengala Occidental, que comprende una población de 90 millones.