viernes, 4 de octubre de 2013

Ser todavía niño y niña … incluso lejos de su casa



Después de la crisis maliense, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) se ha instalado en varios campos de refugiados situados en Burkina Faso (Goudebo, Saag Nioniogo, Bobo Dioulasso) y que acogen a cerca de 15.000 personas.
Desde hace  un año, la delegación de Tdh Lausanne, respaldada por Tdh Italia, Tdh Holanda y UNICEF, acude en ayuda de los niños y niñas que han huido de la crisis con sus familias o a veces solos. Los menores se benefician de medidas de protección, son inscritos en las escuelas de Burkina o en los colegios construidos sobre el terreno. Pueden reencontrarse, jugar y expresarse en nueve centros recreativos. Además, familias, educadores y cualquier persona que trabaje con los niños y niñas son sensibilizados para velar por su bienestar y protección.
Mostramos una descripción del documento realizado por Said Mbombo Penda, que ilustra el desarrollo de esta acción, dando la palabra tanto a los humanitarios como a los mismos niños. 
Tierra de hombres provoca un cambio positivo en la vida cotidiana de más de un millón de niños, niñas y sus familiares cada año. Ayudadnos a proteger a estos niños y niñas, haciendo ahora un donativo.