jueves, 3 de octubre de 2013

Guinea por una justicia juvenil que respete los derechos de la infancia

Desde 2008, Guinea se ha comprometido a promover medidas no privativas de libertad a los menores en conflicto con la ley. Cinco años más tarde, la aplicación concreta de esta decisión es prácticamente inexistente. Los niños y niñas detenidos por pequeños delitos siguen siendo igual de numerosos. Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) trabaja para que el encarcelamiento de menores no sea la norma sino la excepción en este Estado pobre del oeste africano.
En Guinea, a pesar de la ratificación del principio del interés superior del niño y niña en los procedimientos judiciales, hay todavía cerca de 600 menores detenidos (fuente UNICEF). “Os encontráis menores, que no han hecho más que robar un poco de comida o pequeñas cantidades de dinero, pasando seis meses, un año o más, detenidos en la prisión central sin haber tenido un juicio”, cuenta un gendarme del barrio de Matam, en la ciudad de Conakry.
Las normas en materia de justicia juvenil luchan todavía por ser aplicadas. Así, fuera de Conakry, no hay tribunal de menores y muchos niños y niñas en conflicto con la ley no tienen la posibilidad de ser representados por personas competentes en el campo de la justicia juvenil.
Tdh pide medidas no privativas de libertad
« Cada vez que metemos un niño en prisión, producimos un delincuente ». Para Olivier Feneyrol, delegado de Tdh en Guinea, el encarcelamiento de los menores en conflicto con la ley no es claramente la solución.
Nuestra Fundación trabaja en colaboración con la ONG local Sabou-Guinea para promover una justicia juvenil restaurativa, basada en la reparación y en la mediación más que en la represión. Los trabajadores de Sabou-Guinea interactúan diariamente con las fuerzas policiales y judiciales para sensibilizarles en los métodos no privativos de libertad y ayudarles en la organización de la mediación entre las distintas partes implicadas en un conflicto con la ley. Sabou-Guinea anima a las autoridades a aplicar alternativas como el servicio comunitario que está previsto en la ley guineana.
Para Thierno Sadou Diallo, jurista que trabaja en colaboración con Sabou y Tdh : « El objetivo de la justicia, en el marco juvenil, es ayudar a los jóvenes a reinsertarse en la sociedad. Desde el interrogatorio durante la detención hasta el juzgado, la idea debería ser ayudarles a volver al camino recto, reintegrarlos en su familia y en su comunidad y que lleguen a ser adultos honestos miembros de la sociedad.». Tierra de hombres está convencida de que esta aproximación es la más eficaz y la más respetuosa con los derechos de la infancia. Nuestra Fundación lleva a cabo desde esta óptica su programa de justicia juvenil en Guinea.
Fuente : IRIN