lunes, 22 de julio de 2013

Tdh - Calidad y gestión de los riesgos

Tres pilares esenciales aseguran la eficacia de nuestra acción. Primero, la calidad de los procesos de planificación y evaluación de los proyectos operacionales. Después, el sistema de prevención y de gestión sobre los riesgos sobre el terreno. Para terminar, el respeto de las normas contables, de conducta y de gestión de las organizaciones de utilidad pública es capital para la credibilidad, la integridad y la transparencia de las actividades de Terre des hommes - Tierra de hombres (Tdh).
Gestión por proyecto
Son elementos claves en la metodología de Tdh para identificar, planificar y poner en marcha eficazmente sus proyectos, la consulta y participación de las comunidades pero también de los representantes de los colaboradores locales (ONG, instituciones estatales, etc.). En 2012, 43 nuevos proyectos fueron concebidos mediante este enfoque participativo. Tdh refuerza también su capacidad de rendir cuentas a las familias y a las comunidades relacionadas con los proyectos.
Transparencia y evaluación
Mantener la confianza de los donantes y del gran público hacia Tdh es fundamental. Por eso, es preciso garantizar la transparencia sobre las cuentas y el funcionamiento de la Fundación. Así, Terre des hommes (Tdh) respeta las normas contables de Swiss GAA P RPC y hace revisar sus cuentas por auditores independientes reconocidos tanto en Suiza como en sus 34 países de intervención. Su sede tiene el certificado ISO 9001 y la Fundación está estructurada mediante procesos y un sistema de gestión de alto rendimiento. Los auditores internos permiten verificar durante todo el año la sana gestión de las diferentes actividades llevadas a cabo sobre el terreno y en Suiza.
En 2012, 13 proyectos de Tdh han sido examinados por evaluadores externos independientes. La integración de las recomendaciones pertinentes en el seguimiento de los proyectos permite mejorar todavía más el funcionamiento y el impacto de los proyectos.
La renovación de la acreditación de Tdh para las contribuciones de la Confederación suiza (DDC) y de la organización Chaîne du Bonheur dan testimonio de la integridad y de la profesionalidad de la organización.
Gobernanza
Para asegurar una gobernanza institucional eficaz, Tdh sigue el Swiss NPO código que define las normas en materia de gobernanza para la conducta y la gestión de las grandes organizaciones suizas de utilidad pública.
En diciembre de 2012, un nuevo Director general, nombrado por el Consejo, tomó cargo de sus funciones. Vito Angelillo sucede así a Peter Brey a la cabeza de la Fundación desde mayo de 2000 a septiembre de 2012.
En 2012, el Consejo de la Fundación se reunió dos veces para supervisar la estrategia de la Fundación así como el trabajo de la Oficina del Consejo. El Consejo, compuesto por 17 miembros a finales de 2012, integra a los representantes de las redes de voluntarios así como a personas competentes en los campos del trabajo humanitario, la salud pública, los medios de comunicación, las finanzas, el derecho, el marketing y la economía.
La Oficina del Consejo, comité directivo, compuesta por 6 miembros, se reúne seis veces al año y asume las funciones de control en la organización de la Fundación. También es responsable de la supervisión de la actividad actual, la administración y la utilización de los medios de la fundación, la gestión de los riesgos y el control.
Para terminar, Tdh lleva a cabo una política a favor del medio ambiente. Favoreciendo el transporte público y asegurando la vigilancia de los desplazamientos de larga distancia, la Fundación busca reducir al máximo el impacto de sus actividades sobre el medio ambiente. El consumo de energía también es supervisado de cerca y todas las medidas útiles se han puesto en marcha.
Gestión de riesgos operacionales
Tdh trata de prevenir abusos potenciales y de minimizar los riesgos de seguridad en el seno de la organización. Construido en torno a un proceso de presentación de informes que permite a cada colaborador  remontar a su jerarquía los problemas, sospechas o incidentes, está en vigor un proceso integrado de gestión de riesgos operacionales para todos los empleados. La gestión de riesgos operacionales de Tdh tiene tres componentes:
-      Política anti-fraude y corrupción: Tdh se compromete en la prevención, detección e investigación de cualquier forma de robo, fraude y corrupción. Estos principios permiten asegurar una sana gestión de los donativos que provienen del público y de los donantes.
-      Política de seguridad: la política de seguridad ofrece al conjunto de la organización y de su personal una aproximación de seguridad clara, estructurada y unificada, que permite minimizar los riesgos inherentes a las actividades profesionales llevadas a cabo. En 2012, han sido registrados 39 incidentes de seguridad (agresiones y otros incidentes que tengan una influencia sobre el buen seguimiento de las actividades operacionales).
-       La protección del menor: la política de protección a la infancia trata de garantizar la protección de los niños y niñas con los cuales Tdh y sus colaboradores están en contacto contra toda forma de abuso tales como la violencia física, la violencia psicológica, la negligencia o el abuso sexual. Los procedimientos de prevención y de protección incluyen un mecanismo de presentación de informes, de investigación interna y en su caso presentar los informes a las autoridades judiciales de los países concernientes. Durante el seguimiento minucioso de los dosieres, el interés superior del menor es el centro de preocupación. Tdh continua desplegando su política de protección a la infancia a través del mundo y organiza formaciones especializadas para su personal y el de sus colaboradores.