viernes, 26 de julio de 2013

Haití - Las “restavek”, una forma de esclavitud moderna

El fenómeno de las “restavek” (niñas que “se quedan con” una familia que no es la suya) es desconocida para el público. Sin embargo, entre 150.000 y 500.000 niños y niñas  haitianos viven este calvario. Concebido en origen como un sistema que permite a los niños y niñas recibir una educación mejor al vivir en la ciudad junto a los miembros de las familias más acomodadas, esta forma de ayuda mutua ha llegado a ser una forma de tráfico infantil y de esclavitud moderna. Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) interviene junto a estos niños y niñas empleadas domésticas, salvándolos a veces de situaciones físicas y/o mentales alarmantes.
Tdh acude en socorro de estas niñas explotadas y maltratadas en Haití.  A través del programa de protección y de ayuda a la infancia de Tdh, 50 niñas en situación de domesticidad han sido tomadas a cargo. Entre estas niñas, el 60% tiene menos de 14 años, y la edad media de las niñas es de 10 años y medio.
¿Quiénes son estas niñas víctimas de la esclavitud ?
El 21% de las niñas de 5 a 14 años están realizando actividades laborales. Las niñas que trabajan como empleadas domésticas deben a menudo abandonar la escuela debido a su situación o a las exigencias de su empleador, lo que les expone todavía más a la explotación.
El aislamiento físico y social de estas niñas se ha mantenido deliberadamente por sus empleadores. Así, pierden sus referencias y no tienen contacto con su familia. Alojadas por la familia para la que trabajan, la confusión del lugar de trabajo y del domicilio es extremadamente problemática pues esto aísla más a las niñas domésticas.
Las tareas cotidianas exigidas por el empleador son extenuantes para niñas tan jóvenes. El trabajo forzado puede llegar a ser de 17 horas diarias, y a menudo, su jornada comienza a las 4:30h de la mañana. Rápidamente la salud física y psíquica de estas niñas se ve afectada y muy a menudo los tratamientos médicos prescritos son ignorados
Sacar a estas niñas de la espiral
El equipo de protección de Tdh ha identificado a 50 niñas en situación de empleadas domésticas, con problemáticas de orden social, familiar, psicológica y sanitaria. Un equipo pluridisciplinar de Tdh se ha hecho cargo de manera individual y socio-educativa de estas niñas: trabajadoras sociales, enfermeras, psicólogos y agentes socio-económicos.
Entre las niñas identificadas, la mayoría son víctimas de maltrato: abusos físicos y emocionales, violencia sexual, tratamientos médicos negligentes. En el resto de los casos, muchas niñas sufren trastornos de orden social y psicológico, y entre ellas hay niñas que ya son madres o están embarazadas.
Para Tdh el trabajo consiste ante todo en buscar a la familia de estas niñas consideradas como separadas, y trabajar en un proceso de reunificación con su familia biológica o colocarlas en el seno de una familia de acogida preparada y con seguimiento, todo esto intentando garantizar un mínimo de condiciones de protección a la infancia durante los procesos de reunificación o de acogida
Reforzar el marco legal y el respeto de las leyes
Aunque  Haití ha firmado la Convención Internacional de los Derechos de la Infancia (1989), la Convención sobre las peores formas de Trabajo Infantil (1999) y el Protocolo de Palermo (2009), la legislación nacional no protege plenamente a la infancia de las diversas formas de tráfico o maltrato.
A fin de hacer frente a esta inquietante situación de las “restavek” y para reducir el número de niñas en situación de domesticidad, Tierra de hombres, en colaboración con IBESR (Instituto de Bienestar Social y de Investigación), continúa con los esfuerzos para mejorar las condiciones de vida de las niñas y reforzar los instrumentos de protección a nivel del Estado y de la justicia. 
Para la elaboración y puesta en marcha de un dispositivo nacional de alojamientos en familias de acogida, Tdh contribuye a mejorar la toma a su cargo de las niñas en situación de ruptura familiar y de las niñas víctimas de abusos, violencia o explotación perjudicial para su desarrollo.