sábado, 29 de junio de 2013

Más de 1.500€ recaudados para que cientos de niños y niñas recuperen sus derechos

La Fundación Adolfo Domínguez acogió el pasado 28 de junio en Madrid la "I Cata Solidaria" de la Fundación Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia), en la que se pudieron degustar cuatro productos de primeras marcas:  vino Ribaguda Crianza 2008 de las Bodegas Riojanas Fin de Siglo - Medalla de Oro en el Concurso Mundial de Bruxelas 2013 y aportado por "Procuradores Asociados", jamón Navidul "pata negra", aceite Olivar Santamaria y queso artesano de oveja Vega Alberche.
Al acto acudió Adriana Domínguez, hija del prestigioso diseñador, además de otros rostros conocidos y personalidades como la presentadora Belinda Washington, el compositor y cantante David Santiesteban, el periodista Josep Pedrerol o el secretario de Gobierno del Tribunal Supremo, Tomás Sanz. Además, se pudo disfrutar en directo de la actuación musical de Jingle Django, un grupo callejero internacional de swing, que interactuó con el público a lo largo de la tarde.
"Gracias a la asistencia de los más de cien invitados y de todos nuestros patrocinadores, Tdh ha podido recaudar casi 1.700€, con los que cientos de niños y niñas podrán recuperar derechos como la salud, la alimentación o la educación, ya que por ejemplo, con tan sólo 15€, un menor con desnutrición aguda puede recibir los cuidados médicos necesarios para su tratamiento", declaró María Antonia Jiménez, presidenta de la Fundación Tierra de hombres-España.
La Fundación Tierra de hombres-España lleva casi veinte años trabajando en beneficio de la infancia más desfavorecida en varios países de África, América Latina y Asia y actuando en tres niveles: salud materno-infantil, protección de la infancia y promoción de los derechos de infancia. La prioridad para Tdh es que todos los niños y niñas mantengan los derechos que les corresponden y puedan tener cubiertas sus necesidades básicas. Para ello, realizan una atención directa con los menores en caso de, por ejemplo, desplazamientos por guerras o catástrofes (como en Líbano o Haití); cuando son víctimas de explotación sexual (Colombia) o explotación laboral doméstica (Mauritania o Marruecos) pero también trabajan con sus familias y su comunidad para sensibilizarles sobre la importancia de que se respeten los Derechos de Infancia, a través de formaciones en hábitos saludables de alimentación y cuidados básicos (proyectos de salud materno-infantil en Ecuador o Burkina Faso) o buen trato hacia los niños y niñas.
En este sentido, Vanesa de Toledo, directora de la Fundación Adolfo Domínguez, señaló que "la labor que realiza Tierra de hombres es fundamental; y en un momento difícil como el que vivimos no podemos dar la espalda a las necesidades de la infancia. Por eso, la Fundación Adolfo Domínguez, sin duda, continuará apoyando eventos de este tipo que puedan ayudar a optimizar el futuro de los niños y niñas más necesitados".