miércoles, 29 de mayo de 2013

Colombia - Un tercer extranjero condenado por explotación sexual

Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) lucha contra la explotación sexual infantil en la región de Cartagena desde 2005. Tdh contribuye a la puesta en marcha de una justicia rápida y eficaz, permitiendo a las niñas y niños explotados sexualmente restaurar su derecho a la dignidad, a su integridad física y moral. Aunque la persecución de los culpables sea un combate en cada momento, la lucha alcanza sus frutos, como ejemplo la última condena, la del ecuatoriano Jorge Ignacio Navarrete.
El ecuatoriano José Ignacio Navarrete, más conocido como “Anavarrete”, era una personalidad en Clemencia, una pequeña aldea de 10.000 habitantes en el Departamento de Bolívar. Este acaudalado hombre desentonaba en esta región rural y extremadamente pobre.
Como cada 16 de julio con ocasión de las fiestas de la Virgen del Carmen, el hombre aprovechaba su estatus para ofrecer numerosos regalos a los niños y niñas pobres de la región  a fin de darse a conocer. El hombre no era avaro con los regalos sobre todo con María*, joven de 13 años procedente de una familia muy pobre a quien no dudaba en ofrecer vestidos y zapatos. Pero un día aprovechando su estatus, llevó a la joven María hasta una de sus propiedades fuera de la ciudad y abusó de ella.

Un acecho largo y complicado
Puestos  al corriente del suceso los equipos de Tdh tomaron inmediatamente el asunto en sus manos. En un primer momento, a pesar de las numerosas pruebas y testimonios de abusos, el fiscal encargado de este asunto decidió no proceder al arresto de “Anavarrete”  quien tuvo tiempo de huir a Ecuador o a Panamá. Era tal la impunidad, que el hombre volvió a la región, seguro de no ser molestado por las autoridades. En vista de esta insoportable situación, el abogado de Tdh en el dossier mandó una petición a la oficina del fiscal local para pedir explicaciones sobre el hecho de que la policía judicial no hubiera arrestado al acusado.
Después de meses de negligencias y de luchas para conseguir hacer justicia, José Ignacio Navarrete fue finalmente interrogado y después condenado a 55 meses de prisión y a una indemnización de 14.000 dólares para María*. Lejos de su vida de lujo, el hombre duerme ahora en prisión.
Se trata del tercer extranjero  condenado por explotación sexual en Colombia gracias al trabajo de Tdh, después del italiano Paolo Paravisanni condenado a 15 años y al inglés Paul Brailsford condenado a 20 años. Sin embargo, estos tres hombres no son los únicos y la lucha continúa para Tdh y para todos los actores ligados a la protección infantil.