jueves, 21 de marzo de 2013

India - Una lucha diaria para frenar la desnutrición en la región de Sundarbans


India cuenta con 421 millones de pobres de los cuales la mayoría están aquejados de una de las consecuencias primeras de esta pobreza endémica: la desnutrición. En efecto, de los 150 millones de niños y niñas sub-alimentados en el mundo, una tercera parte se encuentra en India. Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) apoya a los servicios de salud en Sundarbans, una de las regiones más afectadas en el país por los problemas de nutrición. Situada en el delta del Ganges, toda la región es particularmente vulnerable a las catástrofes naturales tales como los ciclones o los monzones. Más allá de los terribles sufrimientos ligados a las pérdidas humanas, estas catástrofes provocan efectos a largo plazo sobre la salud y la nutrición de decenas de miles de madres, niñas y niños. A través de nuestra nueva aplicación, myTdh, contribuid al desarrollo de este proyecto llevando a cabo vuestra propia campaña de recaudación de fondos para los niños y niñas de Sundarbans.
En 2009 y 2011, Sundarbans ha sido sucesivamente golpeado de lleno por el azote del ciclón Aila seguido por terribles monzones, dejando a los habitantes únicamente con las tierras devastadas e incultivables. De manera general, después de cada catástrofe, todos los miembros de una familia se ponen rápidamente a trabajar para encontrar recursos alimentarios alternativos. Numerosas mujeres embarazadas o jóvenes madres participan en el esfuerzo de la comunidad. Desgraciadamente, no se trata ni de lejos de un contexto adecuado para una madre y su hijo o hija. En efecto, ellas dejan a menudo la lactancia prematuramente y no observan el reposo adecuado para el desarrollo del niño y niña.
Para hacer frente a este azote, las autoridades de la región han encargado específicamente a Tdh de poner en marcha su programa de salud y nutrición en el seno de la comunidad de Patharpratima. Situada en el sur del Estado de Bengala del Oeste, el proyecto está basado en una doble aproximación complementaria. Por un lado, prevenir a la comunidad sobre las medidas a seguir para combatir la desnutrición, por otro lado, detectar los casos de los menores más afectados y transferirles a los centros de salud existentes.
Concretamente, en lo que concierne al aspecto de la prevención, los equipos de Tdh van regularmente a visitar a las mujeres embarazadas a fin de prodigarles consejos sobre las condiciones y la preparación del alumbramiento. En cuanto a las jóvenes mujeres, los especialistas en salud y nutrición dialogan con todos los miembros de la familia a fin de convencerles del fundamento de una fase de la lactancia adaptada (6 meses) y a los riesgos a los que se enfrenta el niño o niña en términos de desarrollo si esta duración no es respetada. En el aspecto de la detección, Tdh va a apoyar las redes de salud existentes. Por un lado formando personal cualificado en los signos precursores de la desnutrición, por otro lado transfiriendo los casos más graves a las unidades especializadas para que ellas puedan hacerse cargo de los menores. El apoyo estará acompañado por una ayuda material consecuente y que facilite el trabajo del personal médico.
Prevención y detección van a la par: por un lado, cuanto más aumente el conocimiento de las comunidades sobre salud y nutrición, menor será el número de niños y niñas aquejados de desnutrición. Por otro lado, cuanto antes sean detectados los casos más graves, mejor podrán cuidarles los servicios de salud. 
¡Tdh cuenta con vosotros!
En vista de la situación, Tdh os necesita para apoyar a un máximo de niños y niñas contra los efectos perversos de la desnutrición en Patharpratima. myTdh  os permite acudir rápidamente en su ayuda simplemente empezando una campaña de recaudación de fondos. Podréis recaudar directamente los donativos invitando por ejemplo a los miembros de vuestra familia, a los amigos o a los colegas a participar. Con 30.000 francos suizos, 300 nuevos niños y niñas serán atendidos y sus madres sensibilizadas en las medidas a tomar para luchar contra la desnutrición.
Sabemos que con solo 100 francos suizos un niño o niña puede salir de manera duradera de la desnutrición, ¡Nos la jugamos!