jueves, 28 de febrero de 2013

Mali - Tdh teme una degradación de la situación humanitaria y acude en ayuda de los niños y niñas desnutridos


La Fundación Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) ha abierto una base de operaciones en Segou, a 200km al Norte de Bamako, preocupada por la situación de las poblaciones que viven en las proximidades inmediatas de las zonas de conflicto y a fin de apoyar las estructuras gubernamentales con su repuesta a la emergencia,. La prioridad para Tdh es aportar ayuda a los centros de salud de esta región, la más afectada del país por la desnutrición. Tdh se compromete a mejorar las condiciones de acceso al agua potable, al saneamiento y a la higiene en estos centros y en los pueblos de alrededor, que han visto llegar a miles de desplazados provenientes de las ciudades del norte afectados por el conflicto. Se ha dado una atención especial a los niños y niñas separados de sus padres o víctimas de la violencia.
En un país ya afectado por una crisis nutricional que ha atacado a toda la región de Sahel en 2012, la situación actual en el norte y en el centro del país no hace más que empeorar las condiciones de vida de las poblaciones que viven en la proximidad de las zonas en conflicto. La fragilidad de las estructuras estatales hace todavía más precario el acceso a los servicios básicos (salud, agua, alojamiento, educación) ya limitados. En Burkina Faso  y en Mauritania donde Tdh está presente desde hace décadas, los equipos acuden en ayuda de las familias malienses refugiadas en los campos. Tdh teme que una escalada del conflicto en el norte provoque el éxodo de nuevas familias en busca de alimento y cuidados, así como el riesgo de violencia particularmente en mujeres y jóvenes.
Dos crisis: consecuencias dramáticas 
En Mali, y sobre todo en la región de Segou, la agricultura tiene un lugar primordial. Este modo de vida, está amenazado por la sequía, la fragilidad de las familias y de los menores. Viviendo en uno de los quince países más pobres del mundo, las comunidades no pueden adaptarse a alguna otra fuente de ingresos y de alimentación. Incluso ante la fuerte sequía de 2011-2012, la inseguridad alimentaria y la desnutrición eran ya crónicas en el país.
En las regiones rurales, las poblaciones sin recursos pierden el acceso a los servicios básicos: escolaridad, cuidados sanitarios, material agrícola, crédito y empleo. En Segou, más de 900.000 niños y niñas trabajan, a veces desde los 5 años, en la agricultura, la pesca o la ganadería. Las jovencitas a menudo son obligadas a emigrar a las grandes ciudades en busca de trabajo doméstico. Entonces algunas son víctimas de abusos y de embarazos precoces. Una vez vuelven a su casa, estas niñas son generalmente rechazadas por la familia, bien abandonadas o bien confiadas a otras familias.
Desde hace más de un año, esta situación está agravada por el conflicto armado que afecta al norte del país. Según cálculos de Naciones Unidas, más de 230.000 personas se desplazarán al sur de Mali y a los países vecinos, bien instalándose junto a otras familias o en los campos a las afueras de las ciudades (fuente: OCHA). En Segou, sobre el eje que conduce a Bamako al norte del país, la afluencia de los desplazados es particularmente importante. Debido a la incierta seguridad provocada por el conflicto, los movimientos de productos alimentarios son cada vez más raros, los servicios funcionan al ralentí y las oportunidades de trabajo disminuyen. Los niños y niñas se ven también confrontados a riesgos cada vez mayores de abusos y mala alimentación. Algunos menores separados de sus familias se encuentran sin vínculos en la región del sur.
Velar por la salud y la protección de los niños y niñas
Tierra de hombres interviene en dos distritos sanitarios de la región de Segou (Macina y Markala). Trabaja para mejorar las capacidades de los servicios públicos existentes que ofrecen cuidados y protección a las comunidades. A nivel de los servicios sanitarios, Tdh mejora la calidad y la accesibilidad a los cuidados, principalmente a favor de los niños y niñas aquejados de desnutrición severa, pues están expuestos a riesgos de serio retraso en su desarrollo físico, además de los riesgos de mortalidad. Tdh apoya también a los centros de salud de la región que se hace cargo de los menores, a la respuesta a las enfermedades infecciosas y parasitarias, a las carencias nutricionales y a las vacunaciones y mejora las infraestructuras en materia de saneamiento e higiene. La formación dada al personal de estos centros de salud y a los agentes de salud comunitaria mejora el diagnóstico y el hacerse cargo de los niños y niñas desnutridos.
En los meses próximos, estos mismos agentes de salud también serán formados por los agentes de protección de Tdh y por los agentes de los servicios sociales estatales, apoyados con formación y con medios materiales, para identificar a los niños y niñas víctimas de violencia, abusos, explotación y negligencia. Los trabajadores sociales podrán entonces seguir la situación de estos menores y acudir en ayuda de las familias más deprimidas. Los niños y niñas recibirán un apoyo adaptado a sus necesidades: sanitario, escolar o psicosocial. Las familias más afectadas por la pobreza se beneficiarán de un apoyo socio-económico gracias al cual podrán volver a empezar una actividad económica y responder así a las necesidades de sus niños. Los menores que sufran los problemas más graves, serán transferidos a una red de profesionales que les ofrecerán una ayuda social, médica, educativa e incluso jurídica.
Gracias a este proyecto, Tierra de hombres se compromete a cuidar a 8.000 niños y niñas menores de 5 años aquejados de desnutrición; a mejorar las competencias del personal que trabaja en 31 centros de salud; a mejorar el acceso al agua potable para 40.000 personas y a poner en marcha un mecanismo de protección para los niños y niñas en los distritos de Macina y Markala para proteger a 500 menores víctimas de violencia, abuso y negligencia.
Este proyecto está apoyado por Chaine du bonheur, el Service de la Solidarité Internationale du Canton de Genève y la Dirección Nacional de Salud.