jueves, 31 de enero de 2013

Egipto - Por una justicia juvenil basada en los derechos de la infancia


La primavera árabe ha llevado a la destitución del presidente Moubarak y a profundos cambios en el seno de la sociedad. Egipto realiza progresos desde hace varios años en términos de esperanza de vida y de acceso a la escuela para los niños y niñas. En un país donde un tercio de la población es menor de 18 años, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) ha instaurado en junio de 2012 un proyecto a favor de la justicia juvenil cuyo objetivo es acometer esfuerzos constatados hasta ahora en Egipto en materia de derechos de la infancia.
Un proyecto de 24 meses que implica a todos los actores
Egipto es uno de los signatarios desde 1990 de la Convención Internacional de los Derechos de la Infancia. En el transcurso de estos últimos años, ha conocido avances en el plano judicial. Los menores no están sometidos a pena de muerte y se han hecho esfuerzos a nivel de garantizar procesos justos y sobre la presunción de inocencia. Implantada en Egipto desde hace 30 años, Tdh ha decidido aportar su apoyo al Gobierno egipcio lanzando un extenso proyecto con el objeto de mejorar la aproximación del sistema de justicia juvenil en el país. Se va a extender durante dos años, del 1 de junio de 2012 a 31 de mayo de 2014, concentrándose en 4 de las 27 regiones del país, a saber Cairo, Assiut, Sohag y Damietta.
Uno de los principales escollos del sistema actual viene de la falta de coordinación entre los diferentes actores. Tdh intenta incluir en su proyecto, todos los ministerios vinculados a la justicia juvenil, a saber, el de justicia, interior, asuntos sociales y sobre todo el de educación. El proyecto engloba igualmente a 11 ONG nacionales e internacionales. Las diferentes fases del programa cubren numerosos dominios como el desarrollo de las capacidades profesionales, el derecho a usar alternativas a la privación de libertad (abogados, procuradores, jueces), el establecimiento de abogados especializados en los derechos de la infancia, la publicación de una guía de sensibilización a la justicia juvenil, la creación de un comité del gobierno, así como un seguimiento de los jóvenes acusados, desde el interrogatorio hasta su colocación en los centros.
Tdh va a aportar un apoyo psicológico con un equipo de 20 personas presentes en el seno de estas dos instituciones de rehabilitación, con al menos 140 muchachas que se encuentran en los centros, así como a más de 70 miembros de sus familias. Dos instituciones y 22 profesionales de la justicia, de los cuales hay 6 procuradores y 6 jueces que también van a ser sensibilizados en otras aproximaciones para tratar los casos que implican a menores. Al final, los principales beneficiados serán evidentemente los jóvenes en conflicto con la ley que estarán mejor encuadrados y apoyados a lo largo de todo su recorrido judicial.
Colaborar con el Gobierno egipcio
El objetivo principal del proyecto es mejorar en colaboración con los ministerios vinculados el sistema de justicia juvenil. Tdh desearía que al terminar el proyecto, Egipto tienda hacia un sistema que haga prevalecer los derechos de la infancia y sus intereses a largo plazo. Y del mismo modo que con las colaboraciones que lleva a cabo con los gobiernos de Mauritania, Burundi, Rumania, Nicaragua y también Perú, Tdh se compromete a pasar el testigo al Gobierno egipcio.