martes, 31 de julio de 2012

Senegal - Tdh mejora el sistema de salud de la región de Podor


La región de Podor, al norte de Senegal, es una región árida y pobre. Las estructuras de cuidados sanitarios, poco numerosas, a menudo poco accesibles y con personal poco cualificado, hacen de Podor una de las regiones más afectadas por la mortalidad de las madres y de los niños y niñas del país. Las principales enfermedades han sido y son todavía la desnutrición aguda severa, el paludismo, las diarreas y las infecciones respiratorias agudas. 401 bebés sobre 100.000 mueren al nacer, contra 10 en Suiza. Tragedia debida a la falta de acceso a cuidados de calidad.
A comienzos de 2012, la delegación de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) ha abierto un proyecto para mejorar la salud de los niños, niñas y madres. En tres años deberá ayudar a 20.000 niños menores de 5 años y a 9.000 mujeres embarazadas, que podrán recurrir a servicios de salud funcionales y autónomos. En efecto, siguiendo el principio de hacerse cargo de forma integrada de las enfermedades de los niños desarrollado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el objetivo no es solo acudir en ayuda de las personas que necesitan cuidados inmediatamente. Se trata sobre todo de desarrollar el sistema sanitario de la región, mejorando las competencias del personal sanitario senegalés, el funcionamiento de los sistemas de salud y  las prácticas familiares y comunitarias.       
Cuidar y formar
Los agentes de salud de Tdh se desplazan diariamente a las regiones más remotas y alejadas de las zonas urbanas. Informan y aconsejan a la población sobre la conducta a adoptar para que los niños, niñas y mujeres embarazadas y jóvenes madres se beneficien de una buena salud y de una nutrición adaptada. Ellos forman al mismo tiempo a los agentes locales para que efectúen el seguimiento de las mujeres embarazadas y de los niños y niñas bajo tratamiento médico y sepan remitir rápidamente a las mujeres que no han anunciado su embarazo y a los niños enfermos hacia los centros de salud.
En estos centros, los agentes de salud tienen la misión de acompañar al personal médico senegalés para que puedan aportar incluso cuidados de calidad a sus pacientes. Médicos y enfermeras son formados sobre los cuidados y el seguimiento de las mujeres embarazadas y de los niños y niñas menores de 5 años, y también sobre la acogida, la escucha y los consejos que se les debe dar.
Cambios ya perceptibles
La implicación directa de las comunidades rurales y de las autoridades sanitarias de la región aseguran una mayor adaptación de las poblaciones locales. Actualmente, toman conciencia de su derecho al acceso a las prestaciones sanitarias de calidad. El funcionamiento del sistema de salud es ya netamente mejor, gracias a la formación dada al personal sanitario y al trabajo de los agentes comunitarios, tanto sobre los planes cuantitativos como cualitativos. Son más numerosas las mujeres que acuden a las consultas prenatales, a dar a luz en los centros de salud y además dan lactancia materna exclusivamente a los bebes hasta los seis meses después del nacimiento. Finalmente, el seguimiento regular de los niños y niñas menores de 5 años permite un diagnóstico precoz de las enfermedades y de los casos de desnutrición.

lunes, 30 de julio de 2012

Afganistán - Tdh lucha por los derechos de los niños y niñas minusválidos


Varias décadas de conflicto han afectado a las vidas de los niños y niñas afganos comprometiendo su acceso a los servicios básicos y a la educación y exponiéndoles a una violencia que va en aumento, particularmente en el transcurso de los últimos 6 años. Los menores aquejados de minusvalías permanentes, físicas, sensoriales o mentales, se estiman en más de 200.000. Según la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, un tercio de ellos estaba escolarizado en 2012, pero sin beneficiarse de instalaciones adecuadas, ni de un apoyo global.
Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) pone en marcha actividades a favor de los menores minusválidos desde diciembre de 2008, a través de un consorcio de los derechos de la infancia formado por dos organizaciones locales, Ashiana y LKRO. Este Consorcio tiene como objetivo proteger mejor a los niños y niñas mejorando sus condiciones de vida, que los servicios de protección social funcionen en Kaboul y en Torkham, y que respondan a las necesidades particulares de las personas socialmente marginadas a cauda de una minusvalía severa. En Torkham, en la frontera afgana-pakistaní, Tdh ha acudido en ayuda de 190 niños y niñas que sufren de minusvalías físicas y sensoriales y les ha remitido a dos centros comunitarios de readaptación. Entre estos menores, 30 han sido inscritos en las escuelas públicas desde su restablecimiento y otros dos han seguido una formación profesional que les permita tener un oficio.
Uno de los mayores retos es asegurar que estos menores estén bien integrados en su familia y en su comunidad, para evitar que estén –o continúen- estigmatizados y rechazados. En Afganistán tener un niño o niña con una minusvalía física o mental puede ser considerado como una vergüenza o como una carga en los hogares con escasos ingresos donde cada miembro de la familia debe contribuir a los gastos cotidianos. Tdh busca a familias y a los mayores de las comunidades para sensibilizarles en los derechos de la infancia y en las necesidades específicas que tienen los niños y niñas aquejados de minusvalías en su vida cotidiana. Los miembros de las familias de los menores son igualmente formados por el equipo de Tdh en fisioterapia y en la readaptación con el fin de facilitar el restablecimiento de los niños y niñas.

jueves, 26 de julio de 2012

Mauritania - ¡Una beneficiaria de Tdh en los Juegos Paralímpicos de Londres!


Hace algunos años, una joven se operaba de una malformación en la pierna. Actualmente, está a punto de ir a la Republica Checa para participar en las pruebas de calificación para los Juegos Paralímpicos de Londres.
Fatimetou nació con una grave malformación en la pierna izquierda, desprovista sobre todo de fémur. Ella conoció Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) en 2001, cuando tenía 9 años. En el marco de su programa “Viaje hacia la vida”, Tdh la envió al hospital colaborador de Pamplona, en España, donde Fatimetou sufrió cuatro operaciones en dos años. De regreso a Mauritania, llena de esperanza por una nueva vida, ella decidió aprovechar algo de su minusvalía lanzándose a practicar atletismo.
A pesar de que ningún servicio público se puso en contacto para los entrenamientos deportivos en Mauritania, Fatimetou pudo encontrar un entrenador y trabajó todos los días en una casa antigua destinada a niños y adolescentes.
Ahora, con 20 años, Fatimetou Mamadou Mbodj, ha sido ya medalla de oro en tres ocasiones durante las competiciones nacionales. Es la única joven mauritana en alcanzar tal nivel. Hasta tal punto, que se presenta ahora a las pruebas de calificación para los Juegos Paralímpicos del verano de 2012 en las pruebas de atletismo, en las disciplinas de lanzamiento de peso, disco y jabalina.
Le deseamos mucho éxito. Este viaje es ya un hito respecto a la voluntad y al compromiso de Fatimetou. Seguro que no serás la última”, le dice Marie-Jeanne Hautbois, delegada de Tierra de hombres en Mauritania.

miércoles, 25 de julio de 2012

Burundi - Prisiones “autogestionadas”: un "general" de menores vela por la seguridad de los menores


404 menores en conflicto con la ley y 83 niños y niñas de 0 a 3 años (a finales de abril de 2012, cifras de la Dirección General de Asuntos Penitenciarios) están actualmente encarcelados en Burundi. Detenidos entre adultos, contra todo respeto de las normas internacionales, no se benefician de ninguna condición privilegiada. Las prisiones en cierto modo están “autogestionadas”: la policía está muy presente pero en el exterior de los muros y de los barrotes. Los detenidos deben pues gestionar ellos mismos su propia seguridad. La delegación de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) en Burundi vela para que los derechos de los menores en prisión sean respetados, a nivel de sus procesos judiciales, de su vida en prisión y de su reinserción social y profesional.
Para que los detenidos estén lo menos posible abandonados a ellos mismos, la administración penitenciaria de Burundi ha puesto en marcha un sistema de milicias de los detenidos. Como Frank*, 25 años (tenía 18, según cuenta en su dossier, cuando fue arrestado hace 7 años y juzgado como adulto. Pero la edad en su dossier seguramente está sobreestimada y no tenía todavía 18 años cuando lo arrestaron. Debería haber sido juzgado como menor), ha sido nominado por los jóvenes prisioneros y después elegido por la dirección de la prisión como “General de los menores” de la prisión de Mpimba. Compuesta de otros prisioneros-guardianes, esta milicia viene a asegurar por un lado la seguridad de los menores cuando están en compañía de los reclusos adultos durante la jornada y cuando se encuentran en los dormitorios reservados a los menores por la tarde. Pero Frank tiene también el rol de mediador entre la dirección de la prisión y los prisioneros: debe gestionar toda negociación y juega el rol de representante de los menores detenidos. 
Con ocasión del Día Internacional de la Infancia Africana el pasado 16 de junio, Frank ha tenido la ocasión de explicarse ante el Ministerio de Justicia, el Ministerio de la Juventud y de los Deportes y varios jueces, y agradecer las acciones emprendidas por Tdh: “Nosotros estamos agradecidos a Tierra de hombres por procurarnos abogados para nuestra defensa, ofrecernos los tambores y organizar actividades en el seno de la prisión y por todas las cosas que hacéis y que no podemos poner de forma exhaustiva en la lista”. Después de haber reconocido los esfuerzos realizados por los representantes del gobierno y pedir a los demás invitados presentes que continúen apoyándoles, Frank ha venido a describir en pocas palabras la situación en la que viven estos reclusos: “Nuestros problemas principales para la mayoría son el retraso de los procesos judiciales y la comparecencia ante la Corte. Os pedimos también que aboguéis por una Brigada de menores operacional. En prisión tenemos derechos a 350g de harina y a 350g de alubias al día. Comprenderéis vosotros mismos que esto no es suficiente para los adolescentes”.
Frank está encarcelado desde hace 7 años y ha sido condenado a 20 años de prisión. Después nos informamos de que su edad fue sobreestimada. Era menor cuando lo arrestaron y debería haber sido tratado como un menor en conflicto con la ley. Su dossier está clasificado en el archivo de los adultos y no en el de los menores. Tdh no puede hacerse cargo de su dossier.
*Nombre ficticio para respetar la seguridad de la persona.  

martes, 24 de julio de 2012

Guinea - Visita a la prisión de Conakry


La Casa Central del país, principal prisión del país, alberga a 1.021 reclusos mientras que su capacidad es de 300 personas.
Este video clip de 2 minutos ofrece una visión general del departamento de las mujeres, donde 33 adultas comparten el mismo espacio con 4 jovencitas y dos niñas nacidas en esta prisión.
En el departamento de menores, os encontraréis a los empleados de Tdh que intentan aportar ayuda judicial y social a los 139 muchachos encarcelados cuando las plazas previstas son de 50.
Para terminar, este video clip revela el departamento de hombres adultos donde a veces durante el pasado han sido emplazados los menores, como “castigo”. Actualmente, Tdh trabaja con la Dirección de la prisión para que un reglamento interior respete los derechos elementales de los niños y niñas.

lunes, 23 de julio de 2012

Colombia - Tdh acude con ayuda urgente a la zona de las inundaciones


Después de las inundaciones que se abatieron en el departamento de Córdoba Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) acudió en ayuda de los habitantes del barrio Villa Jiménez en Montería.
Tdh suministró a la comunidad una bomba de agua, permitiendo así retirar 1.640 litros de agua por minuto y aliviar de esta manera a las familias que se encontraban en un estado crítico. Se distribuyeron 140 filtros de agua a las familias más afectadas. Esta distribución iba acompañada de una formación sobre el uso del agua. Se organizó también una campaña de promoción a la salud a fin de informar a las familias sobre el riesgo de las enfermedades hídricas provocadas por las inundaciones. Esta campaña realizada con el apoyo del centro de salud, permitió detectar y hacerse cargo de los niños y niñas enfermos o desnutridos.
En los días siguientes, Tdh continuó con su distribución de filtros de agua para 700 familias que componen este barrio.
Aunque el periodo de lluvias en la costa caribeña colombiana corre el riesgo de ser más largo, Nerly, una madre de familia que vive en el barrio, está tranquila al sentirse apoyada y tiene ganas de ayudar a su comunidad: “Este infortunio debería reforzar nuestros lazos de solidaridad como comunidad”.

Territorios Palestinos - Tdh pone de relieve los servicios de ayuda a la infancia para mejorar la eficacia


Desde hace algunos meses, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) se ha lanzado a inspeccionar todos los servicios dedicados a la protección de la infancia presentes en la franja de Gaza. Esta iniciativa tiene como objetivo optimizar todos los esfuerzos empleados para acudir en ayuda de estos niños y niñas víctimas de las consecuencias del bloqueo israelí. El Ministerio de Asuntos Sociales ha celebrado los resultados de esta iniciativa confirmando su voluntad de “poner en práctica estos temas para servir a los menores y a nuestro futuro”.
El Dr.Ahmed Al Kurd, Ministro de Asuntos Sociales, ha comenzado su discurso con un minuto de silencio en honor a los niños y niñas muertos en las horas precedentes por los ataques aéreos de Israel sobre Gaza. Enseguida, se ha dirigido a los trabajadores sociales y a los miembros del Ministerio, recordando que la infancia representa el futuro y que es importante que su educación repose en bases sanas y que sus necesidades sean identificadas y correctamente satisfechas.
El Ministro ha agradecido la iniciativa de Tdh y ha visto en ello la voluntad de coordinar los esfuerzos de todos los servicios existentes a favor de la infancia. “El Ministerio de Asuntos Sociales va ahora a poner en marcha estos temas para servir a los niños y niñas y a nuestro futuro. Todavía tendremos necesidad del apoyo y de la cooperación de todas las personas implicadas en este proyecto para el porvenir”, ha declarado.
El Dr.Gisela Werner, miembro del equipo de Tdh ha presentado el desarrollo de esta inspección, precisando de que a pesar del número de instituciones que podrían ayudarles, los niños y niñas de Gaza sufren y les falta lo esencial. Según el Dr.Werner, una “aproximación sistémica”, pone en relieve los esfuerzos de todas estas instituciones, es un elemento esencial para aportar un apoyo real y eficaz a los menores. La colaboración del Ministerio de Asuntos Sociales es un elemento esencial en este proyecto, por su papel en el desarrollo de las leyes, políticas, regulaciones… Pues así puede influir sobre sectores tales como asuntos sociales, educación, salud, seguridad y justicia.
El Gobierno debe ahora poder trabajar con todos los que prestan servicios presentes en el interior de la Franja de Gaza: asegurarse de que cada uno tiene su lugar y su papel bien determinados y que todos colaboran eficazmente a fin de que se tomen  decisiones fundadas y sean puestas en marcha. “Es imperativo conseguir una respuesta rápida a cada niño y niña en la necesidad”, ha precisado el Dr Werner.

viernes, 20 de julio de 2012

Bangladesh - Una vida con Tierra de hombres

La historia de Hamida con Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) se remonta a muchos años. Su madre que la crió sola después de la muerte de su marido tuvo que llevarla al centro de salud de Tdh. Hamida tenía 7 años y estaba desnutrida. Actualmente, con 40 años, es auxiliar de clínica en la unidad especializada en nutrición de Tdh en Kurigram.
Muchos años después de su estancia en el centro nutricional, su camino se vuelve a cruzar con el de Tdh. También se encuentra en un momento muy difícil de su vida. Sus problemas comenzaron con su matrimonio a la edad de 17 años: su familia política jamás la ha aceptado pues había sido una niña de Chhinamukul (antiguo nombre local de Tierra de hombres). Incluso ha sido golpeada por su familia política. Estos últimos querían obligar a su hijo a divorciarse de esta mujer. Les daba vergüenza porque ella había sufrido desnutrición cuando era niña y una ONG le había tomado a su cargo. Incluso cuando su marido fue golpeado, el matrimonio decidió abandonar a su familia y cambiar de ciudad. El marido de Hamida terminó consiguiendo un buen puesto en una escuela y ha llegado a ser el director.
En cuanto a Hamida, ha puesto mucho esfuerzo en encontrar trabajo y acabó dirigiéndose a Tierra de hombres como último recurso. La responsable le ha dado una oportunidad como agente sobre el terreno en Chilmari. Ella era la encargada de transmitir buenas prácticas a las madres. Después, tras hacer los exámenes, ha obtenido el puesto de auxiliar de clínica en el centro nutricional de Chilmari y luego en Kurigram. Actualmente, es la responsable sobre todo de la preparación de la alimentación para los niños desnutridos. Se trata de leche enriquecida con aceite, azúcar, vitaminas y algunos minerales que es administrada cada dos horas a niños y niñas que sufren de desnutrición aguda severa.
Hamida es consciente de que tiene un marido excepcional que ha creído en su matrimonio y la ha apoyado sin desfallecer. Ella es feliz de que sus hijos puedan tener una buena formación: uno está en la universidad y el otro en el ejército. Hace ahora 12 años que ella trabaja en Tdh y cuenta con dedicar todavía mucho tiempo a esta causa que lleva en el corazón. Tdh estuvo en su camino cuando ella lo necesitó. Ella es consciente de que esto cambió su vida.

jueves, 19 de julio de 2012

Benin - El jefe supremo del culto vudú en casa de Tdh


El jefe supremo del culto Vudú de la región de Ouidah fue recibido el pasado mes de mayo en los locales de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) en Benin. Las conversaciones han versado sobre los derechos de la infancia ingresados en los conventos tradicionales. Esta reunión de intercambio se ha hecho con la participación de Tdh, UNICEF, la asociación ELOSE y el Ministerio de la Familia y de la Infancia.
Colocados en conventos tradicionales los menores corren numerosos riesgos
El culto Vudú inicia a sus adeptos en conventos tradicionales desde muy tierna edad. Este internamiento plantea una serie de problemáticas relativas a los derechos de la infnacia. Un estudio realizado por el Ministerio de la Familia, con el apoyo de UNICEF, pone de relieve las diferentes prácticas contrarias al respeto de los derechos de la infancia.
En efecto, los menores mayoritariamente en edad de estar escolarizados, se integran a menudo en  el convento contra su voluntad, con una duración de seis meses a tres años. Este tiempo de iniciación representa un hándicap importante en la escolarización del menor.
Las condiciones de vida son de lo más precarias, pues el acceso a los cuidados se reduce a la visita de un agente de salud iniciado en los ritos del convento. Los integrantes no tienen pues ningún acceso a la medicina moderna. Corren el riesgo por ejemplo de padecer de graves infecciones después de las prácticas masivas de escarificación. La ausencia de higiene, e incluso de mosquiteras, exponen a los menores a terribles enfermedades. Sin contar el riesgo de abuso sexual que corren a causa de la promiscuidad de sus dormitorios.
Obligados a cambiar de nombre en el curso de su iniciación, los menores también están expuestos a un verdadero problema de identidad.
Para  mejorar las condiciones de vida en los conventos
Para permitir a la comunidad Vudú asegurar el bienestar de sus menores, Tdh ha reunido a sus colaboradores y a una parte de la población Vudú, incluido el jefe supremo.
La reunión se ha acabado augurando un futuro mejor para los jóvenes adeptos y una mejora de las condiciones de vida de los menores ingresados en los conventos de la región de Ouidah. En efecto, el jefe supremo, que preside la asociación ELOSE, para el apoyo de la alfabetización de los adeptos Vudú de la región, ha tomado por esta vía la iniciativa de crear una escuela que servirá de referencia en materia de respeto de los derechos de la infancia y alfabetización de los adeptos.
Esta reunión ha marcado así una voluntad de adaptar las creencias al mundo actual. El jefe supremo debe adoptar la responsabilidad de la nueva visión definida en el curso de esta conversación, a fin de movilizar a otros jefes comunitarios alrededor de las ideas predicadas.

miércoles, 18 de julio de 2012

Colombia - Los meandros de un barrio bajo el dominio de las aguas


Para acercarse al barrio de Villa Jiménez es preciso estar dotado de un verdadero sexto sentido. Este barrio situado en los confines de la ciudad de Montería, no aparecía en ningún mapa. Sin embargo, son más de 3.000 personas las que se amontonan sobre este trozo de tierra expropiado a la fuerza hace ocho años por las familias que huían del conflicto armado. Pero actualmente, el conflicto sigue causando estragos, y si esto fuera poco, esta comunidad debe afrontar inundaciones cíclicas.
El pasado 19 de junio, mientras las primeras inundaciones comenzaron a abatirse sobre Villa Jiménez, los habitantes se organizaron como pudieron para hacer frente al desastre que se anunciaba. Mientras unos levantaban su cama con ladrillos, otros intentaban tapar las goteras de su tejado o además proteger sus provisiones. Sin embargo, no había nada que hacer y muchas familias se despertaron con los pies en el agua.
Tierra de hombres (Tdh – Ayuda la infancia) que interviene en esta comunidad desde comienzos de año, realizó un primer análisis de las necesidades en colaboración con los agentes comunitarios. El primer balance fue crítico: las calles eran impracticables, en algunas casas el nivel del agua había subido a más de 40cm y el agua estancada constituía un verdadero riesgo de propagación de enfermedades diarreicas y de infecciones. En este tipo de catástrofes los niños y niñas son a menudo los más vulnerables como explica Diana, madre de cuatro niños, que no pudo enviar a sus hijos a la escuela desde hace días. Uno de estos niños presentaba también irritaciones en el brazo, lo que no es sorprendente a la vista de las condiciones de insalubridad a las cuales se ve confrontado.
Tdh suministró una bomba a la comunidad para evacuar las aguas estancadas y se realizó una campaña de prevención de las enfermedades hídricas en colaboración con el centro de salud de Montería. En los días siguientes, se distribuyeron filtros para el agua a las familias afectadas.
Tdh pretende también limpiar, con el apoyo de la comunidad y de la alcaldía, un canal de drenaje de las aguas de lluvia que está obstruido hace años a causa de la acumulación de desperdicios y sedimentos. Este trabajo permitirá a largo plazo evitar los riesgos de inundación. Por supuesto, estará acompañado por un proceso de sensibilización  a la higiene y a la gestión de residuos.
Algunas imágenes de la catástrofe en este video

viernes, 13 de julio de 2012

Egipto - Apoyar el desarrollo de los niños carpinteros


La noción de desarrollo sostenible comprende además del aspecto medioambiental, los aspectos económicos y sociales. Se ha demostrado que estos son  las bases fundamentales del desarrollo en todos los países pobres. Es necesario pues para todos los países asegurar un acceso a una economía sostenible y el respeto de los derechos humanos como base para las generaciones presentes y futuras. Incluso si los niños obreros están aprendiendo un oficio o recibiendo una forma de compensación, su falta de educación no les permite desarrollarse en la sociedad.
La ciudad de Damietta en Egipto es famosa más allá de sus fronteras por sus muebles de calidad. Más de 730.000 obreros los fabrican en 35.000 fábricas variadas. Entre estos obreros se pueden ver a jóvenes y a niños. Las estadísticas revelan que el 25% de los niños de 5 a 14 años trabajan como obreros en estas fábricas.
Los niños mejor pagados que los adultos
Debido a la extrema pobreza de algunas familias, los niños de 5 años y mayores son enviados a las fábricas para llegar a ser carpinteros, pintores, escultores o tapiceros. Estos niños no ganan mal: hasta 100 LE (alrededor de 13,3 €) semanales para un adolescente de 15 años, a comparar con los 150 LE (alrededor de 20 €) al mes para un adulto diplomado… Los padres piensan que los niños siguen una formación profesional, pero no se dan cuenta de los riesgos sanitarios a los que exponen a sus niños.
Informar a los niños de sus derechos
En colaboración con las organizaciones locales, Tierra de hombres ayuda a los niños obreros informándoles de sus derechos básicos, también les ayudan a recuperar  un poco de su dignidad. Entre sus derechos se cita: el derecho a atención médica, el derecho a una formación profesional y sobre todo el derecho a la educación.
Cuando el trabajo es peligroso (como en las canteras de piedra del valle del Nilo), Tdh intenta impedir el trabajo infantil para asegurarles un futuro mejor. Cuando no lo consigue, trabajan sobre la base de mejorar sus condiciones de trabajo, obtener algunas horas libres a la semana y administrarles una educación, controles sanitarios y oportunidades para jugar y expresarse
Islam Hany: “¡Quiero ir a la escuela!”
La emisión “Ensemble”  de la televisión suiza RTS, había filmado a Islam Hany, uno de estos jóvenes obreros. Actualmente tiene 11 años, trabaja desde hace seis años: desde los cinco años. Trabajando 10 horas diarias esculpiendo, pintando y puliendo muebles. Actualmente gracias a Tierra de hombres y con la colaboración de su empleador, está muy contento por tener la oportunidad de ir a la escuela para aprender a leer y escribir. En efecto, se siente muy afortunado de no formar parte del 50% de analfabetos censados en la población de Damietta
Oportunidades para los padres
Con el fin de ayudar a estas familias sin recursos, Tdh ha puesto también en marcha proyectos para ayudar a los padres de estos niños. Estos proyectos son alternativas económicas tales como micro-créditos y formaciones diversas. Es importante pensar siempre en términos de desarrollo sostenible,  atacando a la fuente del problema más que a las consecuencias directas.

jueves, 12 de julio de 2012

Territorios palestinos - El Primer Ministro juega al fútbol con los niños de Hebrón


En la tribuna, pero también sobre el terreno entre los jugadores, el Primer Ministro palestino ha participado en un partido de fútbol organizado por Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) con ocasión del 20 aniversario de la ayuda humanitaria y la protección civil de la Comisión Europea (ECHO). La idea era ofrecer una jornada de expansión a los niños y niñas de la región de Hebrón.
En el centro deportivo de la ciudad de Hebrón, un equipo de 21 niños procedentes de 10 colegios de la región de Hebrón donde Tdh trabaja, han competido con el equipo del personal de Tierra de hombres. Después de un breve discurso de introducción, el Primer Ministro palestino, Dr Salam Fayyad, ha hecho el saque de honor del partido y ha jugado los diez primeros minutos con el equipo de Tdh, mientras que los representantes de la ayuda humanitaria europea han jugado en el equipo de los niños. Aunque los niños se han entrenado asiduamente, el equipo de Tdh se ha impuesto finalmente con el resultado de siete goles a tres, para gran alegría de los 2.700 niños y niñas reunidos en torno al estadio y de los representantes del gobierno de la región, del municipio y del Ministerio de Educación. Al acabar el partido, todos los jugadores se han reunido alrededor de una buena merienda. Los niños y niñas han recibido unos lotes (camisetas, frisbee) de ECHO por su participación y la visita de los payasos. 
« We care, we act » (Nos preocupamos, actuamos) era el slogan de esta jornada. Los niños y niñas palestinos viven  una situación de opresión diaria debido a la ocupación israelí, particularmente extremo en la región de Hebrón. Tdh promueve en la zona este tipo de actividades psicosociales para permitirles respirar un poco, exteriorizar su estrés y sus angustias y reunirse. La violencia también está presente en la vida de estos menores, ya sea a nivel doméstico, de la escuela e incluso entre los padres. Los educadores están ampliamente implicados en estas actividades: respaldados y aconsejados para una educación respetuosa con los derechos de la infancia.
Esta jornada ha sido organizada en colaboración con ayuda humanitaria y protección civil de la Comisión europea (ECHO) y el Ministerio Superior de Educación (MOEHE).

martes, 10 de julio de 2012

Bangladesh – Una respuesta rápida para todos


Bangladesh es uno de los países más pobres del mundo a causa de la alta densidad de población, la falta de recursos básicos y las frecuentes catástrofes naturales (ciclones, diluvios, inundaciones y sequía). En Kurigram, al norte del país, donde Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) está presente desde 1974, un centro de salud para madres y niños acoge a más de cien pacientes por día. 
En este centro de salud, Tdh ofrece un seguimiento para el conjunto de la familia a largo plazo. Las consultas tienen lugar desde las 9 a las 14h, donde puede haber hasta 150 pacientes diarios durante la estación mala. Hoy, llueve a cantaros desde hace varias horas y las visitas son menos numerosas. Durante este periodo, las cosechas son abundantes y los niños y niñas están mejor alimentados y menos enfermos.
Poco antes  del mediodía, la madre del joven Ripon, de siete años, se presenta en recepción. Ella está provista de su carta de identificación de Tierra de hombres que permite encontrar la historia clínica de la familia entre las miles de carpetas rosas que ocupan la habitación. En la historia de la familia podemos leer que Ripon ha sido examinado desde la edad de un mes y 19 días. Ha recibido las vacunas necesarias a lo largo de su infancia.
Shaida, asistenta médico responsable del centro, examina al niño. Ella habla con la madre y plantea unas preguntas a Ripon. Constata que tiene fiebre y sospecha una malaria. Para llegar al diagnóstico, manda efectuar un análisis de sangre en la sala siguiente. Todos los exámenes y controles han tenido lugar en el mismo centro, lo que permite tratar rápidamente a los niños. El laboratorio saca una muestra de sangre intravenosa y procede directamente al análisis con la ayuda de un microscopio y un frotis.
Cuando le dan los medicamentos, la madre de Ripon paga el precio de la consulta a la enfermera. Un coste fijo de 25 taka (30 céntimos) se pide a cada paciente por la visita y comprende también los medicamentos. Las familias pobres participan así de manera modesta y en función de sus posibilidades. La madre de Ripon nos explica que ella no tiene medios para ir al hospital gubernamental donde una consulta le costaría 20 veces más (alrededor de 500 taka). Esto representaría cinco días de salario de un jornalero.

viernes, 6 de julio de 2012

Bangladesh - Cinco películas que retratan la complejidad en este terreno de intervención


Image of dignity, asociación de profesionales de la imagen, se han dado cita en los proyectos de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) en Bangladesh. Nos ofrecen cinco películas que retratan la complejidad en este terreno de intervención, y revelan los proyectos de Tdh sobre prevención de catástrofes, acceso al agua, jardines elevados y también sobre la lucha contra la desnutrición.
El enfoque de la reducción del riesgo
Bangladesh es un país particularmente expuesto a las catástrofes naturales y a los efectos del calentamiento global: inundaciones, ciclones, fuertes estaciones de monzones… Estos elementos pueden tener graves consecuencias en la medida que Bangladesh tiene una gran densidad de población y el 30% del territorio puede llegar a inundarse durante la estación lluviosa. Tdh en todos sus proyectos incluye la preparación de las comunidades locales para hacer frente a estos desastres y minimizar su impacto. Esto puede consistir en una respuesta urgente al desastre, pero de base, se trata sobre todo de una visión holística y a largo plazo del problema.
Los proyectos de Tdh en Bangladesh
Los proyectos de Tdh en Bangladesh están fundamentados sobre una aproximación holística y esto es específico a esta organización. La aproximación holística considera el ciclo completo de la vida: va desde los cuidados prenatales y un mayor seguimiento de la madre y del recién nacido, a un mejor acceso a los cuidados de salud para las madres, niñas y niños.
El proyecto WASH (por sus siglas en inglés, Agua, Higiene y Saneamiento) en Bangladesh
El agua no potable y la desnutrición están claramente ligadas. El agua no potable puede ser la causa de diarreas y de otras enfermedades debilitantes sobre todo para los niños y niñas pequeños. Tdh ha puesto en marcha soluciones adaptadas a las diferentes zonas donde está presente.
Un proyecto piloto en Bangladesh: “Keyhole garden”
El “Keyhole garden” ha sido desarrollado en origen por agricultores africanos para proteger sus cultivos del viento y la arena. Adaptado localmente en Bangladesh en el jardín vegetal de Afzal con el concurso de la dirección de Tierra de hombres, el concepto “Keyhole garden” puede también proteger los cultivos de las fuertes lluvias del monzón y de las aguas saladas provenientes de las inundaciones y de las tormentas: elementos que destruyen literalmente los cultivos. Si este concepto llega a ser ampliamente adoptado será una solución que prevenga la desnutrición en la medida que los cultivos de los agricultores estén protegidos.
La Unidad de Nutrición Especializada de Kurigram
Tdh ha puesto en pie una Unidad de Nutrición Especializada en Kurigram con el objetivo de aportar una solución adecuada al problema de la desnutrición en esta región. En las zonas claves, más del 20% de los niños y niñas sufren de desnutrición severa, por encima del nivel de urgencia establecido por la OMS.

jueves, 5 de julio de 2012

Guinea - El oficio de educador, un oficio en desarrollo


Hawa Barratou, Bah, “asistente de protección” para los jóvenes encarcelados en Guinea, confía en la última formación impartida por el equipo de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia). Esta formación intenta mejorar el trabajo de los educadores sociales, quienes (son solamente 36 en todo el territorio guineano) deben asegurar el seguimiento y el respeto de los procedimientos penales de varios cientos de niños y niñas. Le entrevistamos:
*¿Cuál es la situación en Guinea del oficio de educador en el seno de la administración penitenciaria?¿Por qué asegurar una formación?
La categoría profesional de los educadores es una nueva categoría en Guinea. Solo hay 36 en todo el territorio guineano, entre ellos 23 están localizados en Conakry.
Hemos remarcado las lagunas en las intervenciones de estos educadores. A fin de complementarles, estas sesiones de formación sobre bases normalizadas nos permiten definir mejor las tareas y las responsabilidades de los educadores en desarrollo. El objetivo final es velar por el respeto de los derechos de los menores detenidos y contribuir a su reinserción social. Por otro lado, esta formación nos permite también descubrir a formadores potenciales para asegurar la formación a los nuevos educadores en el seno de la administración penitenciaria.
*¿Has tomado parte también en esta formación. Que has aprendido de ella?
He aprendido técnicas de escucha, pero sobre todo, actitudes a adoptar al tratar con los menores. Es preciso adoptar una actitud de no juzgar frente a los niños. Por ejemplo, cuando estoy frente a un niño que ha cometido un delito, puedo sentir repulsión. Es importante aceptar los prejuicios y dejarlos atrás, a fin de poder disociar al niño del mal que ha cometido. Esta formación me ha sido muy útil para entrevistarme con los menores detenidos.
Otra ventaja de esta formación es que me ha permitido encontrar educadores con los que voy a estar en contacto al trabajar en el seno de la institución penitenciaria.
*¿Cuáles son los retos que quedan por alcanzar?
Es la primera vez que los educadores se ven confiados al realizar las tareas cotidianas. Una de mis tareas va a ser la de convencerles que vayan regularmente a trabajar, no solo tres veces a la semana. Se requiere una presencia regular en el espacio de trabajo a fin de poder situarlos para que puedan llevar a cabo bien su misión. A veces, esta asiduidad profesional no está todavía incluida en sus costumbres.
Para obligarlos a venir a trabajar, he decidido organizar encuentros regulares dos veces por semana, a fin de que puedan aplicar correctamente lo que han aprendido durante la formación. Así tomarán su trabajo con más seriedad todavía.
¿Una última palabra?  
Espero que podamos colaborar todos juntos para apoyar a los menores detenidos, luchar por sus derechos y conseguir con un poco de suerte que haya menos jóvenes guineanos encarcelados. Con valor, perseverancia y perspicacia, lo lograremos algún día.

miércoles, 4 de julio de 2012

Rumania - Contra el fenómeno de los menores huérfanos sociales


Rumania prevé votar una nueva proposición de ley a favor de un mejor marco a la problemática de los huérfanos sociales. La delegación en Rumania de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) trabaja sobre el problema en el marco del programa MOVE y de su método pedagógico Movimiento, Juegos y Deporte (MJS) aprobado y reconocido por el Gobierno rumano. Desarrollado en colaboración con la UEFA, este proyecto invita a los niños y niñas a practicar deporte y sobre todo fútbol.
Los huérfanos sociales
Rumania, a imagen de otros países de Europa del Este, tenía un fenómeno importante de emigración económica. Padres y madres abandonan a sus hijos para ir a buscar trabajo a la Europa del Oeste. Las consecuencias para los niños y niñas pueden ser extremadamente peligrosas, pues estos huérfanos sociales desarrollan diferentes tipos de trastornos: fracaso escolar, trastornos de comportamiento y psico-afectivos, entre otras consecuencias. En las situaciones más extremas, el sentimiento de abandono puede llevar al suicidio.
El fútbol al rescate
El programa MOVE ha permitido ofrecer a los huérfanos sociales un marco pedagógico para aprender a tener confianza de nuevo y a aumentar su autoestima. A través de las actividades deportivas y de un marco pedagógico riguroso, los niños y niñas desarrollan cualidades cooperativas entre ellos y se entusiasman al ir al colegio. Campeones de fútbol como Miodrag Belodedici, Ion Vladoiu et Daniel Prodan apoyan también el proyecto participando en actividades con los menores. La UEFA, tiene la iniciativa del proyecto con Tdh y ha comprendido que el fúbol era un vector importante en la reconstrucción de los niños y niñas, gracias a los valores que transmite. Por otra parte, ha recompensado a los menores invitándoles a seguir la final de fútbol de la Liga Europea en el estadio. En esta ocasión, Joseph Aguettant, representante de Tdh en Rumania, les ha dirigido estas palabras: “Decid a los que os rodean que no solo habéis tenido suerte sino que habéis participado activamente en nuestros proyectos, que habéis respetado a vuestro prójimo, que habéis tratado a todo el mundo de igual a igual, que no habéis pronunciado ninguna consigna racista. Tdh no es un organismo caritativo, nosotros os ayudamos a vosotros y a los demás niños y niñas de Rumania pues sois los futuros líderes de este país”.
Por una nueva ley
El proyecto MOVE recoge sus frutos y prueba que la proporción de niños y niñas víctimas de problemas de comportamiento se ha reducido significativamente. En 2011, 1.062 niños rumanos se han beneficiado del método MJS. Sin embargo, queda todavía mucho trabajo que hacer. En efecto, según los instigadores de la nueva proposición de ley, los diputados Tudor Ciuhodaru et Mircia Giurgiu, precisan en el Bucharest Herald que “Las estadísticas indican (…) que 300.000 niños y niñas han sido abandonados después de que más de 3 millones de adultos se hayan ido a trabajar al extranjero. La mitad de estos niños y niñas tienen edades comprendidas entre 2 y 6 años y un 4% tienen menos de un año y un 16% de ellos no han visto a sus padres y madres desde hace más de un año y un 3% de ellos no los han visto desde hace 4 años”. Una nueva ley a favor de los huérfanos sociales permitirá encuadrar más seriamente la salida de los emigrantes junto a las autoridades competentes e impondrá la designación de un tutor ante notario para que se ocupe del menor. La vigilancia de los servicios sociales locales será también reforzada por un control y un seguimiento de las condiciones de vida del niño y niña. Por otro lado, un análisis de la proposición de ley interpretada por la jefa del proyecto de la delegación de Tdh en Rumania, Laura Ghica, tiene algunas lagunas. La falta de dinero y la falta de asistentes sociales a nivel local, la formación para estos casos especiales de los asistentes sociales y la cooperación entre los diferentes servicios  de protección de los huérfanos sociales   son otros tantos elementos que hacen que la aplicación de esta proposición de ley sea difícil. Incluso aunque Rumania esté en el buen camino para proteger a sus niños y niñas, el camino todavía es largo. La ley será votada en el segundo semestre de 2012