sábado, 28 de enero de 2012

Lo que necesitas saber sobre el hambre en 2012


¿Cuántas personas padecen hambre en el mundo y dónde viven? ¿Qué efecto tiene en su mente y su cuerpo y qué podemos hacer para ayudarlos? Aquí hay una lista de 10 datos que te ayudarán a entender por qué el hambre es el problema más fácil de solucionar que enfrenta el mundo hoy en día.
 Lo que necesitas saber sobre el hambre en 2012

jueves, 26 de enero de 2012

Haití - Dos años después del seísmo, Tierra de hombres se queda al lado de los más desfavorecidos

Dos años después del terrible seísmo de enero de 2010 y la terrible epidemia de cólera que ha asolado la isla, unos meses después, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) continúa su compromiso junto a los haitianos más desfavorecidos. Presente desde hace más de 20 años en Haití, la primera organización suiza de ayuda a la infancia sigue apoyando a más de 15.000 niños y niñas vulnerables, separados de sus familias, expuestos a riesgos de abuso y de explotación, que sufren desnutrición o que no tienen acceso al agua potable.
 
Cuidar y prevenir
A principios de 2012, cuando muchas organizaciones ponen fin a su presencia en el país, Tdh continúa trabajando en el desarrollo del país, apoyando a las autoridades haitianas y a las asociaciones locales. Estos dos últimos años, Tdh se ha embarcado en la mayor operación humanitaria del mundo de su historia, aportando su apoyo a las víctimas del terremoto que ha destruido una parte del país y causado la muerte a cerca de 250.000 personas en enero de 2010, así como a las poblaciones afectadas por la epidemia de cólera que ha afectado al país meses más tarde, infectando a cerca de medio millón de personas en el país.
En colaboración con otras organizaciones suizas e internacionales, y con el apoyo de las autoridades sanitarias y la protección civil haitiana, Tdh ha trabajado en la puesta en marcha de los centros sanitarios que se han hecho cargo de la epidemia de cólera. La organización ha entregado jabón, cubos y pastillas de cloro a cerca de 35.000 personas para que puedan protegerse mejor de los riesgos de contaminación.
Los equipos móviles de Tdh se han dado cita en los pueblos remotos para informar a la población sobre la forma de transmisión de la enfermedad, para clorar los puntos de agua y desinfectar los espacios contaminados después de la identificación de los casos de cólera, a fin de minimizar los riesgos para los otros miembros de la familia. Equipos especializados en agua y saneamiento han rehabilitado las bombas de agua y construido letrinas para ralentizar la propagación de la bacteria.
Actualmente Tdh, continua informando y previniendo a las comunidades contra esta epidemia que desde ahora parece ser endémica en el país, según dicen los expertos. Igualmente, Tdh prosigue su intervención en más de cuarenta instituciones para niños y niñas (guarderías, orfanatos, internados) a fin de evitar que aparezcan nuevos focos epidémicos.
Hace más de 20 años que la organización vela por la salud y la protección de los niños, niñas y sus familias en este país, uno de los más pobres del planeta. Después del terremoto de enero de 2010, unos diez mil niños y niñas han recibido una consulta nutricional y entre ellos, 2.600 han sido objeto de asistencia. Consejos, complementos alimentarios u hospitalización han sido realizados en función del grado de desnutrición de los menores. Cerca del epicentro del seísmo, una unidad de estabilización nutricional construida por Tdh cuida cada mes de decenas de niños y niñas que sufren desnutrición severa con complicaciones. En el departamento del sur, una unidad similar, dirigida por Tdh, se hace cargo de los menores enfermos en más de seis puestos de salud local apoyados por la organización. Los equipos de la Fundación, asociados con el personal del Ministerio de Salud, continúan al mismo tiempo informando a las comunidades sobre las mejores prácticas para asegurar su salud: presentan a las madres de familia las mejores prácticas para asegurar una alimentación equilibrada a los bebes y a los niños y niñas e indican como prevenir las diarreas y otras enfermedades infantiles.
 
Proteger y garantizar el bienestar de niños y niñas
Para los miles de niños y niñas haitianos abandonados a su suerte, que viven en la calle o en instituciones, que sufren abusos, explotación, obligados a trabajar y privados de educación, las condiciones de vida en el país han sido siempre particularmente dramáticas. Pero después del terremoto, estas dificultades se han recrudecido, afectando todavía a más menores. Separados de sus padres después del seísmo, han sido miles, en los campos de refugiados junto a sus parientes, los que sufren violencias, viven hacinados, con falta de higiene, ausencia de acceso a los servicios sanitarios…
Otros viven en instituciones privadas para niños y niñas, donde más de un tercio de los residentes esperan todavía encontrar a su familia. En colaboración directa con el Ministerio haitiano de Asuntos Sociales, Tdh se afana en hacer este trabajo y velar para que estos niños y niñas sean bien tratados: “Muchos sufren carencias afectivas y tienen riesgo de diversas formas de abusos; otros desaparecen en los mercados de adopción internacional o en las garras del tráfico”, deplora David Dandrés, responsable de los programas de Tdh en Haití. “Nos esforzamos en reanudar los lazos entre estos niños, niñas  o adolescentes y los miembros de su familia. Nuestros equipos han permitido ya a más de 380 niños y niñas regresar junto a sus parientes y otros 80 podrían pronto volver con su familia”.
Tal es el caso de Rose que nos explica en el video de más abajo lo que ella ha sufrido cuando su padre, habiendo perdido todo y no pudiendo atender a sus necesidades, se ha visto obligado a colocarla con otra familia (extraído del film Comment protéger les enfants?).
Tdh refuerza también los mecanismos de protección a la infancia, colectivos o comunitarios, a fin de apoyar al dispositivo estatal haitiano debilitado por el terremoto y con una falta crónica de medios. En relación con los centros de formación, de las comunidades, de los clubs de deporte o de ocio, Tdh aporta su ayuda técnica y material, al personal y a los monitores a fin de que los jóvenes que allí se encuentran estén mejor protegidos, por ejemplo alertando y tomando medidas en caso de maltrato y violencia.
Tdh ayuda a las asociaciones locales a organizarse y gestionarse con el objetivo de reforzar la sociedad civil haitiana. Cada semana, 1.800 niños y niñas toman parte en las animaciones y en las actividades psicosociales que consolidan su autoestima y su confianza en los demás. Paralelamente, las mamás son informadas de la importancia de la lactancia exclusiva y sobre la prevención de enfermedades; las jóvenes madres solteras encuentran consejo y el apoyo necesario para hacerse cargo de sus hijos e hijas. Tdh apoya directamente a las familias más vulnerables poniendo en marcha actividades que generan ingresos s fin de que puedan encarar el futuro con más serenidad. “A causa de la amplitud de las necesidades, Tierra de hombres está lejos de abandonar a los haitianos”, concluye David Dandrés.
Ver video   (extraído del film Comment protéger les enfants?)

martes, 24 de enero de 2012

Burkina Faso - Responsabilidad y solidaridad para las jóvenes empleadas domésticas

Cada año, después de la estación de la cosecha, cientos de jovencitas emigran a los grandes centros urbanos de Burkina Faso para trabajar como empleadas domésticas en familias. Estas jóvenes son frecuentemente víctimas de maltrato y de cualquier forma de violencia. Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia)  acaba de hacer firmar un código ético a los miembros de sus comunidades que residen en la ciudad. Este código se apoya en su solidaridad y responsabilidad para proteger a estas jóvenes.
Desde 2002, Tdh asegura un seguimiento a cerca de 1.000 jóvenes empleadas domésticas, originarias de la provincia de Sourou, en las grandes ciudades de Ouagadougou y Bobo-Dioulasso. Pero Tdh quiere sobretodo mejorar los mecanismos de protección tradicional y oficial de estas adolescentes. En este sentido, a fin de comprometer y mejorar la responsabilidad de las familias y las comunidades hacia estas jóvenes, Tdh acaba de designar a los “logeurs” (posaderos): son los naturales de la provincia de Sourou y originarios de los mismos pueblos que viven en la ciudad a donde van las jóvenes. En adelante, están encargados de velar por estas jóvenes empleadas domésticas a su llegada a la ciudad.
Al firmar este código ético, estos “logeurs” se han comprometido como tutores de estas adolescentes y deben asegurarse de que se benefician de unas buenas condiciones de vida y de trabajo en casa de sus empleadores. Sobretodo, se encargan de devolver a su pueblo a las chicas menores de 16 años, a definir claramente el contrato de trabajo que les ligará a su empleador, que vuelvan regularmente de visita y además denunciar eventuales situaciones de abuso, explotación, tráfico o maltrato a Tdh, a los servicios sociales o a cualquier estructura competente. Código ético del “logeurs”

domingo, 22 de enero de 2012

Colombia - Tierra de hombres reestructura las políticas públicas

En un contexto marcado por años de violencia, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) y la Universidad de Cartagena presentan un estudio que analiza en profundidad las fuerzas y las dificultades encontradas en cuatro municipios para afrontar la problemática que afecta a la infancia. Los alcaldes, recientemente elegidos, se han comprometido a seguir las directrices de Tdh para mejorar sus políticas públicas y la situación todavía muy precaria de niños y niñas.
*A pesar del compromiso de los gobernantes, los niños y niñas siguen sufriendo una extrema pobreza
Paralelamente a la adopción de la Convención Internacional de los Derechos de la Infancia, los países de América Latina y del Caribe, incluida Colombia, han adoptado un cierto número de compromisos internacionales y regionales que suponen la adopción de políticas públicas para mejorar la calidad de vida de niños y niñas. Estos compromisos incluyen entre otros los Objetivos del Milenio para el Desarrollo y el Plan de Acción de UNICEF, “Un mundo digno para la infancia”.
A pesar de estos avances, la realidad de los menores está todavía marcada por la pobreza y las desigualdades. En el mundo, 4 niños y niñas de cada 10 viven en una extrema pobreza y tienen grandes posibilidades de sufrir mala salud y desnutrición. A menudo, estos menores no pueden ir a la escuela y 10,5 millones de ellos mueren antes de los 5 años. En los países en desarrollo, el desarrollo cognitivo, social y emocional de alrededor de 200 millones de niños y niñas está en peligro. Un gran número de ellos, una vez adultos, sufrirán bajos ingresos, una tasa de fecundidad elevada, malos cuidados de salud, una mala nutrición y no podrán a su vez ofrecer cuidados adecuados a sus propios hijos, contribuyendo así a la transmisión intergeneracional de las desventajas sociales.
En Colombia, alrededor de 48 niños y niñas mueren cada día de enfermedades evitables o fácilmente curables. El 10% de ellos, mueren de neumonía y un gran número tienen problemas de crecimiento. En efecto, según la Encuesta Demográfica y de Salud (EDS) en Colombia en 2010, el 12,8% de niños y niñas con edades comprendidas entre 0 y 4 años sufren de desnutrición crónica (como consecuencia tienen una talla insuficiente para su edad). Estas cifras son peores en las zonas rurales (17%) y en la costa caribeña de Colombia donde solamente dos de los siete departamentos tienen una prevalencia de desnutrición inferior a la media nacional.
*Analizar las razones de los fracasos, y avanzar
El gran desarrollo de las políticas, tanto en la legislación interna como en la internacional, exige un análisis en profundidad para comprender por qué, a pesar de todas estas iniciativas, los derechos de todos los niños y niñas todavía estén lejos de ser garantizados. La acción del gobierno debe ir más allá: debe conseguir que se cumplan los derechos de la infancia, crear condiciones de vida dignas y reforzar la participación de los menores en sus familias y comunidades, a fin de asegurar su desarrollo y su felicidad.
En colaboración con Tdh, dos investigadores de la Universidad de Cartagena han realizado un estudio sobre las políticas públicas en materia de infancia en los cuatro municipios donde interviene Tierra de hombres (Arroyo Hondo, San Juan Nepomuceno, San Jacinto y Carmen de Bolivar). Este estudio se ha realizado con el objetivo de determinar la pertinencia y el impacto de las políticas públicas que intentan asegurar la protección de los derechos de la infancia. También propone directrices a los cuatro municipios mencionados.
Este estudio fue presentado los días 24 y 25 de noviembre de 2011, durante un seminario sobre las políticas públicas en materia de infancia. Más de 150 funcionarios del Departamento de Bolívar han sido informados sobre la importancia de construir y aplicar las políticas locales a favor de niños y niñas. Tres semanas después de haber sido elegidos, los nuevos alcaldes de la región y sus equipos, han podido debatir sobre la situación de los menores en sus municipios y proponer ideas en las mesas redondas –ideas que deberán ser recogidas en su programa de gobierno.
Descargad la síntesis del estudio “Políticas públicas para los niños, niñas y los adolescentes en el desarrollo de planes en los municipios de San Juan Nepomuceno, Arroyo Hondo, San Jacinto y Carmen de Bolivar” en inglés o español

jueves, 19 de enero de 2012

Sri Lanka - Comprometer a las personas jóvenes para reconstruir las comunidades

En 15 comunidades costeras de Batticaloa, son los jóvenes los que se implican de una manera importante para el desarrollo de sus comunidades y asegurar su propio bienestar. En efecto la delegación de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) invita a estos adolescentes a reagruparse para construir pequeños proyectos que les garantizarán ocio, educación y un entorno de vida más agradable.
Reconstruir las comunidades
Estos dos últimos años, 41 de estos pequeños proyectos han visto la luz gracias a estos “clubs de jóvenes”. Los adolescentes se han encargado de identificar los problemas encontrados en su comunidad y poner en marcha soluciones. Algunos de estos proyectos han consistido en renovar escuelas o centros de ocio y de deporte para los niños y niñas y organizar eventos y competiciones deportivas. Otros clubs han rehabilitado los caminos y accesos a las playas y zonas agrícolas para que las comunidades aumenten su producción. Se han organizado cursos especiales con el fin de mejorar la alfabetización y la formación profesional de los miembros de su comunidad. Algunos clubs se han encargado de crear un entorno más sano en el corazón de sus pueblos: limpiezas, gestión de basuras, sensibilizaciones para la higiene y la salud. Igualmente los jóvenes se explican ante toda su comunidad a través de exposiciones artísticas (principalmente fotográficas) por las cuales reivindican sus derechos a la salud y a la protección. Tal es el caso de un jovencito de Batticaloa que nos explica: “Después de la guerra contra los LTTE, volví a mi casa, me sentía culpable e incomodo al ver a las gentes de mi comunidad porque la guerra me ha dejado minusválido. Tdh me ha estimulado para participar en varias actividades con otros jóvenes. Ahora me siento a gusto con los demás y me siento capaz de hacer cualquier cosa por mi pueblo”.
Devolver la confianza a los jóvenes 
Para asegurar la continuidad de las actividades, Tierra de hombres quiere desarrollar las competencias de estos jóvenes ofreciéndoles formación en gestión de proyectos. Igualmente, Tdh financia en parte estos proyectos. En efecto, el acento se pone en la plena participación e implicación de los jóvenes. Tdh les anima a movilizar a su comunidad así como al gobierno para convencerles de que contribuyan a la buena marcha de estos proyectos. Hasta ahora, los clubs de jóvenes han conseguido levantarse desde abajo junto a las comunidades y a las autoridades locales y ahora son reconocidos como actores esenciales en el desarrollo de sus pueblos.
Los niños, niñas y adolescentes implicados en estos proyectos se benefician evidentemente del apoyo de los miembros de la delegación de Tdh a lo largo de toda la puesta en marcha de los proyectos, pero sobre todo están considerados como jefes de sus proyectos y responsables de su propio bienestar y defensores de sus derechos. Gracias a estos proyectos, los jóvenes son protagonistas de su vida y reciben el reconocimiento de sus padres, vecinos, amigos, miembros y jefes de la comunidad pues juegan un papel esencial para su pueblo. En resumen, ganan confianza en ellos mismos y encuentran su lugar en el seno de sus comunidades. Un jovencito de Kalmunai nos confía por otro lado que estos proyectos le han ayudado a aceptarse y a hacerse aceptar por su comunidad: “Antes yo no hacía más que arrastrarme todo el día, burlarme de las chicas y de los ancianos. Era mi único entretenimiento. Después de contribuir en un pequeño proyecto con Tdh, he cambiado de actitud y he obtenido el reconocimiento de la comunidad. Ahora la gente ve lo que valgo, porque sí,  yo valgo”.  

lunes, 16 de enero de 2012

Benin - Navidad en los centros de acogida para los menores víctimas del tráfico

El 24 de diciembre, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) invitó a los niños y niñas residentes en la Brigada de Protección de Menores de Cotonou para festejar la Navidad. A la vez, un segundo equipo de Tdh se daba cita en Parakou, segunda ciudad del país, donde 17 niños y niñas, de 8 a 15 años, presuntas víctimas de tráfico acababann de ser acogidos en un centro de tránsito.
Navidad en un centro esperando para reunirse con su familia
Víctimas de abusos, maltrato, explotación, trata, 250 niños y niñas residentes en la Brigada de Protección de Menores de Cotonou, conocen bien al equipo de la delegación de Tdh en Benin, que intenta colocarlos en familias de acogida, al tiempo de asegurar que sus propias familias y comunidades puedan asegurar su reintegración y protección.
Después de una buena comida de Navidad, los niños y niñas recibieron regalos de parte del Ministro del Interior, del Director Nacional de la Policía y del Director de la Brigada de Protección de Menores. Jean-Luc Imhof, delegado de Tdh, aprovechó esta ocasión para recordar al Ministro del Interior la importancia de mantener una buena colaboración. Igualmente le hizo participe de sus inquietudes en cuanto al gran número de niños y niñas maltratados y víctimas de explotación y trata, así como la impunidad que tienen los autores de estas violencias.
Una nueva red, de Zakpota a Parakou
Un segundo equipo de Tdh se reunía en Parakou, segunda ciudad del país, donde 17 niños y niñas de 8 a 15 años, presuntas víctimas de tráfico, acababann de ser acogidos en un centro de tránsito. Estos niños y niñas habían sido conducidos de Zakpota a Parakou para servir de mano de obra en el mercado de la ciudad. Las dos mujeres que habían organizado este tráfico fueron interrogadas pero rápidamente liberadas por las autoridades judiciales por falta de pruebas suficientes. Durante dos días, Tdh y el centro de promoción social de Zakpota, negociaron sin éxito la vuelta de estos menores a sus familias para las fiestas de Navidad. Teniendo en cuenta la complejidad del asunto y del procedimiento judicial, Tdh les ofreció finalmente una Navidad en el centro. El equipo seguirá este asunto hasta el regreso de estos menores con sus familias.
“Lo que más nos ha afectado de esta triste historia es el reencuentro imprevisto de dos hermanas, explica Jean-Luc Imhof. La hermana mayor formaba parte de estos 17 niños. El día que ella fue llevada al centro de Parakou, reconoció a su hermana pequeña pensionista del centro desde hace 3 años, que había sido declarada desaparecida, después de intensas investigaciones. Era emocionante verlas encontrarse en este día de Navidad”.

sábado, 14 de enero de 2012

¿Cuál debe ser la protección para los niños y niñas afectados por la movilidad en África del Oeste?


Los niños y niñas constituyen una parte importante de los movimientos de población en el mundo: según las estimaciones hechas por numerosos organismos, millones de niños, niñas y jóvenes (chicas y chicos de diferentes edades) estarían en movimiento, dentro de su país o entre países.
¿Quiénes son estos menores?¿Por qué se marchan?¿Cómo se les recibe?¿Dónde van?¿Qué buscan?¿Cuál es su vida?¿Qué llegarán a ser?¿Cuáles son sus esperanzas?
A fin de intentar responder a estas cuestiones, una amplia plataforma de agencias de protección a la infancia iniciaron un estudio de 2008 a 2010, para comprender mejor la movilidad de los niños, niñas y jóvenes en África del Oeste y Central (capitalización de las experiencias a nivel regional en cuatro países piloto: Benin, Burkina Faso, Guinea y Togo). Descargad esta publicación en françés.
Primeros resultados en Guinea
En Guinea, el Comité nacional del proyecto ”Movilidad” ha organizado un evento de reposición oficial de esta publicación. El ministro de Administración del Territorio y de la Descentralización Pública, el ministro de Asuntos Sociales, el ministro de Alfabetización y  Lenguas Nacionales y el Secretario General del Ministerio de la Juventud y los representantes del Ministerio de Comunicación han estado muy atentos a las siete posiciones de la plataforma.
Se han dirigido dos recomendaciones principales destinadas a los Estados: integrar la dimensión “movilidad” en el documento de política nacional de protección a la infancia y tener en cuenta las necesidades específicas de los menores afectados por la movilidad precoz en los dispositivos de protección de la infancia.
Unos cincuenta participantes estaban  presentes durante este evento,  entre ellos, representantes del cuerpo diplomático, representantes  del Comité nacional de pilotaje de proyectos de movilidad en Guinea, representantes de organizaciones internacionales y nacionales, el Presidente del Parlamento de la Infancia y periodista.

viernes, 13 de enero de 2012

Jornadas Europeas de Desarrollo - Tierra de hombres exhorta a los Estados a respetar los derechos de la infancia


“¿Qué tipo de cambio queremos – cambios que podemos manejar o cambios que nos sobrepasan?”Así ha empezado el discurso de William Gois, presidente de las jornadas de la Sociedad Civil del Forum Mundial para la Emigración y el Desarrollo de 2011, durante la Sesión Plenaria de Apertura del Forum. 160 delegados de la sociedad civil y 162 gobernantes se habían reunido en un espacio común hace dos semanas en Génova. La única cuestión de uno de los 27 países de la Unión Europea a la sociedad civil era saber si los emigrantes ilegales deberían pagar impuestos. La única cuestión…
Proteger los derechos de los niños y niñas migrantes…
Al escuchar, ver y vivir la experiencia de millones de migrantes y sus familias en todo el mundo, podemos preguntarnos: ¿dónde están los líderes del mundo de hoy? ¿Dónde están los líderes europeos?
Como sociedad, nos preguntamos cómo nos acercamos a los responsables políticos. Nos preguntamos si hacemos lo suficiente.
La Federación Internacional Terre des Hommes lanzará en 2012 su campaña temática sobre los niños y niñas migrantes. Promoverá el interés superior de la infancia cada vez que sea vea afectada por la movilidad y aportará legitimidad a las mejores prácticas y a las soluciones para ayudar a estos niños y niñas en el futuro y en más de 40 países.
 La Convención de los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas constituye el principal instrumento jurídico internacional para proteger y apoyar los derechos de la infancia en el mundo entero. Los 27 miembros de la Unión Europea y la mayoría de los países de origen de los niños y niñas migrantes se han comprometido a respetar y aplicar todos los principios y los derechos incluidos en esta Convención a todos los menores, remarcando sus jurisdicciones nacionales.
…considerándolos como menores dignos de los mismos derechos que los demás.
Las legislaciones sobre migración están a menudo en contradicción con la Convención de los Derechos de la Infancia. La protección a la infancia debe imperativamente tratar sobre la aplicación de medidas relativas a la migración. Ningún compromiso es aceptable sin el respeto de la protección de los derechos infantiles como estipula la Convención de Naciones Unidas, a lo largo del proceso de migración.
Los cuatro principios generales de la Convención de los Derechos de la Infancia se refieren a la no-discriminación (artículo 2); al interés superior del niño y niña (artículo 3); al derecho del menor a la vida, a la supervivencia y al desarrollo (artículo 6); y al derecho del niño y niña a expresar libremente sus opiniones (artículo 12).
Las cuatro recomendaciones siguientes, presentadas a los Estados, están en completa interacción con los principios generales de la Convención de Naciones Unidas:
El principio de no discriminación
La Convención exige a los Estados participantes, y a su jurisdicción, una obligación de no-discriminación en el reconocimiento y la aplicación de los derechos de todos los menores. Los niños y niñas no-acompañados deben poder gozar de sus derechos tal como están enunciados, sin distinción ninguna.
Instamos a que el disfrute de los derechos consagrados en la Convención no se limite a los niños y niñas que viven en un Estado participante, sino a todos los menores, incluidos los solicitantes de asilo, refugiados y migrantes que puedan beneficiarse, independientemente de su nacionalidad , situación migratoria o apátridas.
El principio del interés superior del menor
Instamos a todas las instituciones estatales a cumplir con su obligación y que tengan como consideración primordial el interés superior del menor en todas las acciones que les conciernen.
El contenido de la Convención sobre los Derechos de la Infancia debe ser considerado como un todo, como una consecuencia. El interés superior del menor debe ser buscada en cada situación, en relación con los principios de no discriminación, el derecho del menor a la vida, la supervivencia y el desarrollo, y su derecho a expresar opiniones libremente.
El derecho de los menores a la vida, a la supervivencia y al desarrollo
Los Estados participantes están obligados a garantizar la máxima protección contra la violencia y la explotación. Esto teniendo en cuenta que los menores no acompañados son especialmente vulnerables a situaciones de trata con fines de explotación sexual o de explotación infantil en actividades delictivas.
Pedimos a los Estados que tomen medidas para eliminar o minimizar los riesgos, tales como la designación rápida de tutores, procedimientos prioritarios a favor de las víctimas, proporcionando información sobre los riesgos a los que están expuestos.
El derecho del menor a expresar su opinión
Hacemos hincapié en el derecho de los menores no acompañados "a ser informados", una ley que le da la oportunidad de expresar su opinión. Las opiniones de los niños deben ser tenidas en consideración durante la toma de decisiones o medidas que les conciernen.
Por el bien de los niños vulnerables y de sus familias, en tanto que somos defensores de los derechos del niño, queremos ver mejoras por parte de los Estados Europeos y de la Comisión Europea en relación con estos cuatros principios. Tenemos 18 meses para ver algunas mejoras, antes de la reunión de alto nivel de  Naciones Unidas sobre Migración Internacional y Desarrollo en 2013.

martes, 10 de enero de 2012

Kosovo - La unión hace la fuerza


En Kosovo , como en el conjunto de países de Europa del Este donde nosotros trabajamos, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) intenta reforzar los sistemas de protección de la infancia. Ayudamos a la gente a cargo de niños y niñas a ocuparse de ellos. Padres, familias, comunidades, sociedad civil y autoridades deben trabajar mano a mano para aportar soluciones individuales a los menores vulnerables.
En Kosovo, estos cambios se han formalizado. Se habla de “taskforces” (grupos de operaciones), actualmente en un número de siete. Servicios sociales, policía, mediadores comunitarios y diversas organizaciones se reúnen una vez al mes. Los casos de los niños y niñas son discutidos y se han planteado soluciones individuales en perfecta colaboración.
Esta unión nos hace más fuertes”, explica Sevdije Ibrahimi, asistente social de la Unidad de Protección de la Infancia. “Los problemas encontrados son diversos, pero globalmente se puede decir que la pobreza está muy extendida en Kosovo. Niños y niñas están confrontados por el paro de sus padres, por la violencia doméstica, por el trabajo en las calles. El  “taskforce” a la cual pertenezco ha cambiado radicalmente mi trabajo cotidiano: me siento menos aislada frente a los casos extremadamente vulnerables. Hacemos frente todos juntos y buscamos las soluciones más adaptadas que nos ofrecen.
Un único deseo ha sido manifestado por las diferentes personas entrevistadas: que estos “taskforces” sean reconocidos como una institución en su totalidad y dotada de los medios humanos y financieros para intervenir. “Por el momento, todo descansa en una gran implicación personal de los miembros de estos comités. Esperamos que muy pronto podamos perpetuar este sistema”, confía Naim Bilalli, coordinador de los “Taskforces” de Tierra de hombres.
Según el célebre adagio que dice que si le das un pez a un hombre le alimentarás un día, pero si le enseñas a pescar, podrá comer toda su vida, Tierra de hombres apoya los esfuerzos de las personas a cargo de niños y niñas a fin de ayudarles a hacer mejor su trabajo. Así se ayuda a más menores y los resultados son duraderos.
Aunque este proyecto no se dirija más que de una forma indirecta a los niños y niñas, es sin embargo, de una eficacia irrefutable porque quiere acabar con la vulnerabilidad de los menores.
Texto: Jessica Sxhweizer, fotos: Jean-Luc Marchina

domingo, 8 de enero de 2012

Naciones Unidas crea un mecanismo de denuncias para niños y niñas


El pasado 20 de diciembre de 2011, se dio un paso histórico para los derechos de la infancia con la adopción, por la Asamblea General de la ONU, de un protocolo facultativo a la Convención relativa a los Derechos de la Infancia (CDI), estableciendo un procedimiento de denuncias para las violaciones de los derechos de niños y niñas
El nuevo tratado permitirá a los niños y niñas, o a sus representantes, que consideren que se han violado sus derechos, denunciar ante un comité de expertos en derechos infantiles, cuando no hayan podido obtener reparación para estas violaciones en su propio país.
La  Coalición de más de 80 ONG nacionales e internacionales, coordinadas por el Grupo de ONG para la CDI, que han hecho campaña activamente para el tratado desde 2006, acoge la noticia con satisfacción.
“Ya era hora de que los derechos de la infancia se pongan en igualdad de condiciones con los demás derechos humanos. Hasta hoy, el Comité de los Derechos de la Infancia era el único órgano del tratado de la ONU que no tenía poder para examinar las denuncias individuales”, exclama Peter Newell, copresidente de la Coalición. “De ahora en adelante, los derechos de los niños y niñas no son ya mini derechos”, añade.
Los casos que conciernen a todas las formas de violación de los derechos de la infancia – por ejemplo, la imposibilidad de acceder a la educación primaria y la explotación sexual- podrán presentarse ante el Comité de los derechos de la infancia.
En el marco de nuestro trabajo, encontramos numerosos casos de violaciones de los derechos de la infancia que no pueden ser tratados por las jurisdicciones nacionales”, constata Sara Austin, copresidenta de la Coalición, “Por eso, nosotros hemos hecho una campaña tan intensa en el transcurso de estos últimos cinco años: para hacer oír la voz de todos estos niños y niñas y obligar a los Estados a remediar estas situaciones”.
Para que una denuncia sea examinada, el Estado en cuestión deberá haber aceptado el procedimiento. La Coalición de las ONG, desde ahora va a lanzar una campaña de presión a fin de que los Estados ratifiquen el nuevo tratado que necesita ser aceptado por 10 Estados para poder ser utilizado.
Jean Zermatten, Presidente del Comité de los Derechos de la Infancia de la ONU ha dado todo su apoyo al nuevo Protocolo “Yo estoy verdaderamente satisfecho (…) y espero que pueda entrar en vigor sin tardanza. El Comité se alegró al oír las voces de los niños y niñas víctimas e identificar de manera precisa las instancias donde los sistemas nacionales han fracasado, a fin de atender mejor a los Estados en la puesta en marcha de sus obligaciones” .
- Notas de contexto
Un procedimiento de denuncias o de “comunicaciones” permite a los individuos de los grupos o a sus representantes, considerando que sus derechos han sido violados por un Estado que participa en una Convención, depositar una comunicación en el Comité apropiado de la ONU, siempre que el Estado haya aceptado el procedimiento y el denunciante haya agotado todas las vías de los recursos nacionales.
- Porque el procedimiento del Comité de los Derechos de la Infancia es único:
-       *Cuando examina las comunicaciones, el Comité de los Derechos de la Infancia debe respetar el principio del interés superior del niño-niña y tener en cuenta los derechos y los puntos de vista de los menores.
-         *Las reglas del procedimiento para utilizar el mecanismo de denuncia deben estar adaptado a la infancia.
-     * Deben introducirse salvaguardas a fin de prevenir eventuales manipulaciones de niños y niñas y el Comité podrá renunciar a examinar una comunicación que no sea en el interés superior del menor.
-        *La identidad de las personas implicadas en la presentación de la denuncia, incluyendo la del menor, no podrá ser revelada públicamente sin su expreso consentimiento.
-     *Las comunicaciones deberán ser depositadas con el consentimiento del menor víctima, a menos que la persona que la deposite pueda justificar que actúa en nombre del menor sin presentar este consentimiento.
La Coalición de las ONG representa a más de 80 ONG nacionales e internacionales y está apoyada por más de 1.260 firmantes. Actualmente, se ha constituido en grupo de trabajo del Grupo de las ONG para la CDI y está co-presidida por Sara Austin (Vision du Monde) y Peter Newell (Global Initiative  to End All Corporal Punishmente of Children) y coordinada por Anita Goh (Grupo de las ONG para la CDI).
Un grupo de organizaciones miembros  ha guiado la campaña, está compuesto por: Child Rights Information Network (CRIN), Global Initiative to End All Corporal Punishment of Children (GIEACP), Commission Internationale de Juristes (CIJ), Kindernothilfe, Grupo de las ONG para la CDE, Plan International, Save the Children, SOS Villages d’Enfants International, Terre des Hommes Fédération Internationale (TDHIF) et Vision du Monde International
Más información sobre la  Coalición de ONG y de la campaña

miércoles, 4 de enero de 2012

Gala de Magia "Terra de Maxia" a beneficio de Tierra de hombres


El día 14 de enero, sábado, a las 18:00h, y por tercer año consecutivo, celebraremos la Gala de Magia "Terra de Maxia" en el Forum Metropolitano de A Coruña a beneficio de Tierra de hombres.
Los magos Román García, Kiko Pastur, Victor Noir, Joshua y Eloy Mateos nos van a deleitar con sus espectaculares números de ilusionismo, y donde habrá regalos para los más pequeños que vengan a vernos.

Afganistán – Niños y niñas de la calle, en peligro de abusos en cada rincón de la calle


Miles de niños y niñas vagando por las calles sombrías y polvorientas de Afganistán y trabajando para recoger desesperadamente algunas monedas necesarias para la supervivencia de sus familias. Ver a estos niños y niñas tan pobremente vestidos, a menudo no mayores de 3 años, es cosa común alrededor de las bases militares y de las zonas comerciales donde hacen sus pequeños negocios bajo el sol abrasador del verano o el persistente frío en invierno.
Muchos de ellos venden sus mercancías, goma de mascar, revistas e incluso recuerdos de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). Otros limpian zapatos, lavan coches o dicen la buena ventura mediante hierbas tostadas, método conocido como “Espand”.
La pobreza y la inseguridad del país obligan a un número creciente de niños y niñas afganos a trabajar y mendigar en las calles. Y el aumento del número de menores de la calle –estimado por la ONU en 50.000, solo en Kabul- engendra entre la multitud un aumento de los casos de violencia hacia los niños y niñas.
Las agresiones sexuales: uno de los mayores riesgos del trabajo en la calle.
Mohammad Yousif es el director de la ONG Aschiana, colaboradora de Tierra de hombres (Terre des hommes) en Afganistán. A través del Consortium pour les droits de l’enfant organizado por Tdh, las organizaciones ofrecen servicios, apoyo y proyectos para niños y niñas desfavorecidos. Yousif explica que su organización ha constatado un aumento significativo del número de menores que trabajan en las calles y que han sufrido agresiones sexuales.
Según él, las encuestas nacionales y los casos documentados son raros en Afganistán, país donde la violencia y el abuso sexual son un tabú cultural. Pero este claro aumento es fuente de gran preocupación para Yousif.
Las familias no quieren hacer públicos estos asuntos o salir en los medios”, denuncia Yousif. “No es  cosa fácil saber cuántos casos existen, pero estos abusos sexuales son habituales y perpetrados en niños y niñas que no reciben ninguna protección, ni por parte de su familia ni del Gobierno”.
Yousif explica que el número de niños y niñas de la calle ha aumentado de 38.000 en 2003 a más de 60.000 en 2011. Esto está relacionado con la afluencia masiva de refugiados que huyen de Irán y Pakistán por la sequía y la inseguridad, que ha obligado a numerosas familias a abandonar sus hogares. Y en muchos casos, se entristece Yousif, la carga de mantener a la familia recae sobre niños y niñas. 
Tal es el caso de un jovencito de 12 años, proveniente de Kandahar (Afganistán) y que no ha querido dar su nombre. A causa de las fuertes dificultades financieras de su familia, ha tenido que abandonar la escuela para trabajar en la calle. Como muchos otros niños de la calle, dice haber sido agredido sexualmente. Explica haber sido arrestado por dos policías en una carretera. De repente, ellos le han acusado de haber robado 20.000 afganis (380 francos suizos) después de meterle bruscamente en su vehículo antes de partir rápidamente. “En lugar de ir a la comisaría, el conductor tomó otro camino donde estaba el comandante de la policía, describe el muchacho. El me ha dicho que no había robado dinero pero que me habían llevado allí para ser violado. Me han arrojado a una sala. Yo les he dicho que lo que hacían no era digno de un musulmán”. El muchacho cuenta que fue violado sucesivamente por tres hombres, después le abandonaron al borde de una carretera, ensangrentado y llorando
La pobreza endémica: una de las causas de la explotación infantil
Niños y niñas son las principales víctimas de la pobreza endémica de Afganistán. 30 años de guerra continuada significan también que muchos menores no tienen padre o tienen padres incapaces de trabajar a causa de grandes heridas. Sus madres no pueden tampoco ganar dinero a causa de las coacciones culturales que les impiden trabajar fuera de sus hogares.
En el caso de Amin, otro jovencito, su padre murió durante la guerra civil, cuando era muy pequeño. Aunque él pudo refugiarse en casa de unos parientes, explica que ha tenido que trabajar para sobrevivir: “No he podido ir a la escuela porque soy huérfano. A mi padre lo mataron los talibanes. Yo trabajo todos los días para poder comer alguna cosa”.
Según UNICEF, más del 30% de los niños y niñas en edad escolar trabajan en las calles afganas y representan a menudo el único apoyo de su familia. Lo que significa que tres millones de niños y niñas no reciben educación. Los niños un poco menos pobres, como Hasib de 8 años, pueden ir a la escuela por la mañana y trabajan después del mediodía: “Me levanto pronto por la mañana y voy a la escuela. Paso la mitad del día en la escuela y la otra vendiendo té en la calle. No tenemos dinero en casa. El dinero que yo gano me sirve para comprar algo de comer”.
La educación: una de las únicas soluciones para estos menores
La comunidad internacional ha gastado mil millones de dólares este último decenio para reconstruir el país y mejorar las vidas de los afganos. Pero según Nader Naderi, Comisario de la Comisión Independiente Afgana de los Derechos Humanos, este dinero no ha llegado a los niños y niñas del país: “Los menores no se han beneficiado del desarrollo y de las mejoras de las cuales otros afganos han sido testigos. Todavía muchos niños y niñas se ven privados de una educación básica y han muerto a causa de los combates. El porvenir de la infancia afgana es una tabla donde se mezclan esperanza y miedo”.
En cuanto a Yousif, el afirma que el Gobierno afgano y la comunidad internacional deben invertir de ahora en adelante en educación –una etapa, que él espera, contribuirá a que disminuya el número de menores de la calle. “Niños y niñas deben tener acceso a la educación y a la formación profesional. Gracias a las competencias y a la escuela sus vidas estarán aseguradas. Y nadie podrá abusar de ellos”, concluye Yousif.
El Consortium pour les droits de l’enfant (CRCIII) es un programa que reúne a tres ONG: Aschiana, LKRO y Tierra de hombres. Presidida y administrada por Tierra de hombres y financiada por la Unión Europea, la CRC está operativa en Afganistán desde 2003. Su objetivo es mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas que viven y trabajan en la calle y de sus familias en Afganistán. La CRC lleva a cabo también acciones a favor de la defensa de los derechos de la infancia, tal como se enuncia en la Convención Internacional de los Derechos de la Infancia de la ONU ratificada por Afganistán en 1994.