jueves, 27 de diciembre de 2012

Tierra de hombres ofrece un entorno protector a 636.000 niños, niñas y sus familias


En 2011, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) ha beneficiado a 636.000 niños y niñas vulnerables y a sus familias a través de 57 proyectos de protección y urgencia en 30 países. Tdh ha mantenido su presencia en situaciones de crisis humanitaria o de conflictos armados y ha proseguido su lucha contra el tráfico de niños y niñas, la promoción de una justicia para los menores y la ayuda mutua en materia de adopción internacional. 
Lucha contra el tráfico
Actualmente los niños y niñas abandonan su lugar de origen a causa de catástrofes naturales, conflictos armados, matrimonios de compromiso y la extrema pobreza. Tdh se asegura de que estos menores emigrantes estén suficientemente protegidos y no acaben sufriendo abusos o explotación. Para los que son víctimas de abusos, explotación o tráfico, Tdh pone en marcha medidas que garanticen su rehabilitación y su integración social, familiar y educativa o profesional. Sin embargo, la mayor parte de las actividades de Tdh contra el tráfico van encaminadas a la prevención para evitar que los menores sean explotados en su propia comunidad o durante su emigración. Tdh se compromete a que un gran número de ellos tengan acceso a un apoyo administrativo, información y educación así como a un seguimiento social. 
Sistemas de protección a la infancia
Paralelamente a la intervención directa, Tdh apoya a los servicios sociales y a la educación pública, pues en muchos países estas estructuras son muy débiles. A menudo, no pueden siquiera garantizar los derechos de los niños, niñas y su bienestar. Tdh trabaja para mejorar la legislación y los procedimientos a fin de que estas estructuras sean reconocidas y controladas mejor. Tdh forma a sus equipos con ayuda de metodologías que sirven para promover los derechos de la infancia. Es también importante que estas estructuras estén abiertas a todos los menores y a sus familias sin discriminación. Esta es la razón por la que Tdh ha creado una relación entre las comunidades y las agencias de protección estatal. Tdh comparte su experiencia con otras organizaciones no gubernamentales y trabaja estrechamente con ellas a fin de beneficiar a los niños y niñas lo más posible. 
Crisis humanitaria y conflictos armados  
En 2011, Tdh intervino en situaciones de crisis humanitarias o conflictos armados en Haití, Sudan, Afganistán y Pakistán. Nuestra intervención se basa en reforzar los mecanismos comunitarios de protección a la infancia preexistentes o iniciar nuevos. La implicación de la comunidad, los actores estatales y la sociedad civil desde el comienzo del proyecto permiten asegurar una intervención duradera. Después de los desplazamientos de la población en el norte de Kenia (desplazados internos y refugiados somalíes) provocados por la hambruna y el conflicto armado, ha abierto un nuevo proyecto de ayuda urgente. Una aproximación que integra simultáneamente tres ejes de intervención –salud, acceso al agua y protección- llevada a cabo en colaboración con las estructuras estatales, ha permitido hacerse cargo de los niños y niñas que sufren desnutrición aguda y proteger a los menores vulnerables. 
Evitar la exclusión de los menores 
La justicia de los menores ha evolucionado hacia la justicia para los menores. Esta justicia específica concierne a la vez a los niños y niñas que han cometido delitos o crímenes y también a los niños y niñas víctimas y a los menores testigos. Jueces especializados intervienen con medidas de protección tanto como sanciones. En todos los casos, sus decisiones deben servir a los intereses de las víctimas, pero también evitar cualquier estigmatización o exclusión de los menores, a fin de crear condiciones para su reinserción en la comunidad. La acción de Tdh trata de apoyar a las autoridades en la formación de su personal para la aplicación estricta de las normas internacionales, sin mermar el ejercicio de su soberanía, permitiendo así asegurarse mejor la duración de las mejoras aportadas  gracias a la capitalización de las lecciones aprendidas en el conjunto de sus programas. 
Adopción internacional
La adopción internacional está de capa caída gracias al aumento de soluciones locales. En India, esta tendencia debería acentuarse con la puesta en vigor de nuevos procedimientos. Con el deseo de ofrecer una familia a los niños y niñas privados de ella, exploramos las posibilidades en otros países. Así, hemos llevado a cabo una misión en Camerún donde las necesidades de adopción internacional son enormes. Sin embargo, las condiciones estructurales nos llevan actualmente allí para realizar un proyecto. Se ha concretado una nueva colaboración en Nigeria. La adopción nacional se ha retomado, sin embargo, para algunos niños y niñas abandonados, la adopción internacional es la única alternativa a la institución. Tdh prosigue su ayuda en las buenas prácticas en materia de adopción y participa activamente en la elaboración de una nueva guía para los intermediarios con la Oficina Permanente de la Haya.