lunes, 10 de diciembre de 2012

Mauritania - Retorno a la escuela para las menores retiradas del trabajo doméstico


En Nouakchott, capital de Mauritania, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) trabaja en estrecho contacto con una ONG local llamada Asociación de las Mujeres Cabeza de Familia (AFCF). Esta colaboración ha permitido el desarrollo progresivo de un proyecto que acude en ayuda de las menores empleadas de hogar en régimen de explotación: sobre todo a las niñas, adolescentes, pero también muy jóvenes, pues muchos de las beneficiarias tienen edades de menos de 10 años. Estas niñas se encuentran en situación de explotación laboral por diversas razones, sobre todo ligadas a las condiciones socio-económicas desastrosas de las familias, a una fuerte impronta socio-cultural y a prácticas que constituyen secuelas de la esclavitud penalizada por la legislación, pero todavía reciente, pues data de 2007.
El proyecto ha permitido el despliegue de equipos sobre el terreno repartidos en las nueve comunas de la capital. Así, ha sido posible una identificación de las niñas, para considerar luego un trabajo de sensibilización, mediación, alerta frente a las situaciones de abusos mayores, acogida, pero también de apoyo a las familias para que se observe poco a poco una desaparición de las empleadas de hogar en régimen de explotación y para que estas niñas vuelvan a ver restablecidos sus derechos.
Las cosas evolucionan lentamente, llevadas a cabo en conjunto con los servicios del Estado competentes, sobre todo de la Dirección de la Protección a la Infancia, de la coordinación regional del Ministerio de Asuntos Sociales, Infancia y Familia, de los servicios comunales del estado civil, de educación, de sanidad…
Es también esta la razón por la que este proyecto se inscribe en una dinámica más global, igualmente apoyado por Tdh, que es la puesta en marcha de sistemas de protección de la infancia, a nivel comunal. Esta iniciativa de posicionamiento, al lado de otros actores, como UNICEF, ha sido observada por Tdh, mientras que las autoridades mauritanas han escogido una estrategia nacional de protección a la infancia, que constituye la mitad de la población y que se encuentra en su mayor parte en situación de gran precariedad, como exposición a numerosos riesgos de explotación, discriminación, abusos, negligencia.
Para esta vuelta escolar de octubre de 2012, Tdh y AFCF han podido conseguir que 172 niñas empleadas de hogar puedan abandonar el trabajo para ser escolarizadas. Si el hecho de que una niña sea orientada y acogida en la escuela, cae generalmente bajo su propio peso… para estas niñas la realidad es otra pues están ya muy marcadas por una falta de acceso a sus derechos más fundamentales.
Su acompañamiento, al igual que el de su familia, se va a proseguir con asiduidad para velar de que esta nueva andadura sea buena para ellas, o al menos la mejor para un futuro más esperanzador.