sábado, 17 de marzo de 2012

India - Niños y niñas de la “capital de las catástrofes” encuentran un entorno sano


Edurumondi, una isla de India bordeada por el río Krshna y la bahía de Bengala en el distrito de Andhra Pradesh, alberga una pequeña población de 5.500 personas. Todos los residentes de la isla pueden –por fin- declarar que tienen un acceso completo al saneamiento, en particular a los aseos, en gran parte gracias al trabajo de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia).
Edurumondi está situado en la región de Diviseema, una región a menudo llamada “la capital india de las catástrofes”, a causa de la alta frecuencia de ciclones e inundaciones que se abaten sobre la isla.
Tdh ha comenzado en 2006 a trabajar en favor  de sus habitantes, la mayoría pertenecen a la casta de los Intocables (Dalits). Todos sufren todavía la devastación del tsunami de 2004. No existen casi baños funcionales, ni en las casas ni en las escuelas. Todos los habitantes estaban obligados a aliviarse al aire libre. Algo apremiante por un lado porque  a los residentes de la isla durante el día les da vergüenza que les sorprendan y por la noche tienen miedo de ser mordidos por las serpientes. Pero lo más grave: los niños y niñas estaban frecuentemente afectados por enfermedades ligadas al agua, tales como las enfermedades diarreicas que pueden ser mortales o afectar considerablemente al sistema inmunitario de los menores. Tdh ha emprendido la construcción de letrinas familiares y ha llevado a cabo campañas de sensibilización para la higiene.
En 2009, la isla fue asolada otra vez por una catástrofe natural. Las lluvias torrenciales causaron súbitas crecidas y daños intensos en todo el territorio. Tdh reaccionó inmediatamente: llevó alimentación de urgencia a los residentes y restauró las herramientas de trabajo de los granjeros y de los pescadores que permiten vivir a toda la isla (barcos de pesca, etc). Enseguida Tdh rehabilitó las infraestructuras de suministro del agua y los saneamientos y construyó o renovó 564 aseos familiares.
Según Christian Gemperli, delegado saliente de Tdh en India, “Actualmente, todos los residentes y todas las escuelas tienen acceso a las instalaciones higiénicas y de saneamiento. Y la población utiliza verdaderamente estos aseos, cosa no siempre habitual en las regiones rurales de India”.
Según Unicef, sobre un total de 2.500 millones de personas en el mundo que defecan al aire libre, 665 millones viven en India. El 88% de las muertes debidas a enfermedades diarreicas son atribuibles a un agua insalubre, a un saneamiento inadecuado y a una mala higiene (fuente: UNICEF Diarreas: por qué los niños y niñas continúan muriendo y qué se puede hacer, 2009).