martes, 14 de febrero de 2012

Perú - Luchar contra la violencia en la escuela


Después de los actos de persecución infligidos en las escuelas peruanas, que a veces han conducido a suicidios o fallecimientos debidos a las heridas sufridas por alumnos y alumnas, la Ley 29719, relativa a la cortesía en el medio escolar, fue aprobada en junio de 2011. Esta ley ha dado lugar a la creación de una comisión de trabajo coordinada por el Ministerio de Trabajo y en la cual Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) ha participado activamente. El reglamento de esta ley acaba de ser aprobado y se basa sobre todo en la experiencia de Tdh en justicia juvenil restaurativa
Prioridad a la educación
Tdh interviene junto a los adolescentes ejerciendo medidas alternativas a la privación de libertad desde 2002. La delegación de Tdh ha adquirido desde entonces una sólida experiencia en resolución de conflictos que le ha permitido aportar elementos importantes a esta ley contra la violencia sufrida en el medio escolar. Sobretodo ha incluido una dimensión educativa a las sanciones, en lugar de los métodos represivos empleados en contra de estudiantes perturbadores, todo teniendo en cuenta el interés de las víctimas.
Prevenir y desechar toda violencia
En esta ley, también está previsto un plan de prevención de la violencia en el seno de los establecimientos escolares. Se basa en los conceptos y herramientas empleados por la justicia juvenil restaurativa. Por otro lado, 27 profesores de siete escuelas han sido ya formados por Tdh durante cuatro meses (220 horas), en alianza con el Ministerio de Educación y el Ministerio de la Mujer y del Desarrollo Social, sobre la prevención de cualquier forma de violencia escolar, así como en la comunidad: malos tratos, abusos y explotación sexual, intimidaciones, etc. Estos profesores han empleado diversos métodos no violentos para restablecer una situación o transformar un conflicto. Los líderes comunitarios también han sido sensibilizados sobre la violencia intrafamiliar, el abuso y la explotación sexual y han sido formados sobre el reglamento de los conflictos en el seno de sus comunidades.