jueves, 9 de febrero de 2012

Insalubridad en los centros de asistencia sanitaria


Tierra de hombres impulsa al Gobierno a un “despertar de la conciencia”
Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) acaba de lanzar un proyecto para mejorar las condiciones de higiene en siete centros de salud de Conakry. Esta intervención permitirá mejorar considerablemente la calidad de la asistencia prodigada a 262.000 madres, niños y niñas. En el transcurso del lanzamiento oficial del proyecto, el Director Nacional de Higiene Pública ha llamado a un “despertar de conciencia” en las estructuras asistenciales, en nombre del Ministro de Salud e Higiene. Sobretodo, se ha comprometido a hacer de la motivación de los jefes de los centros de salud un verdadero criterio de selección y que las medidas sean puestas en marcha para que los centros consigan ellos mismos respetar las condiciones higiénicas.
“El agua no llega más que 2 ó 3 veces por semana a los centros de salud”
Desde la apertura de la delegación en Guinea, Tierra de hombres cuida a niños y niñas aquejados de desnutrición, aconseja a sus madres y familias, les aporta los mejores cuidados y una nutrición adaptada a sus edades. La delegación interviene en el corazón de las comunidades así como en 15 centros de salud situados en tres municipios de Conakry (Ratoma, Dixinn, Matoto). Desde hace algunos meses intenta volver más salubres las condiciones higiénicas en siete centros de la capital guineana, a fin de mejorar la calidad de la asistencia prodigada a los enfermos. Estos centros sufren de un acceso insuficiente al agua: “El agua no llega más que 2 ó 3 veces a la semana en los centros de salud  y, solo durante algunas horas, no pueden cuidar convenientemente a los enfermos, ni limpiar las salas de asistencia, ni los equipos de manera adecuada”, deplora Mohamed Moustafa Sarr, jefe del proyecto “Agua, saneamiento e higiene” de Tdh en Guinea. Las letrinas de los centros de salud no son realmente funcionales y adaptados y presentan un riesgo de contaminar las capas de aguas subterráneas y a los pacientes.
Estimular al Gobierno a garantizar las normas mínimas
El objetivo de Tdh es estimular y apoyar al Ministerio de Sanidad e Higiene Pública, así como a la población, para asegurar las normas mínimas de condiciones sanitarias tal como determina la OMS (Organismo Mundial de la Salud). Además de difundir mensajes ligados a una buena alimentación, los agentes sanitarios de Tdh y los jefes de las comunidades se aplicarán para garantizar que las comunidades puedan beneficiarse de buenas condiciones higiénicas (acceso al agua, saneamiento e higiene). En los siete centros de salud, el Estado, la División de la ciudad de Conakry, las colectividades locales, el personal sanitario, estarán informados e implicados en la mejora de las condiciones higiénicas en sus centros de asistencia. Gracias a la implicación de todos, Tdh garantiza que las nuevas normas e infraestructuras serán mantenidas y respetadas en el tiempo, gracias a la autonomía adquirida a lo largo del proyecto por los centros de salud. Cada centro dispondrá de un acceso continuo al agua potable, servicios de saneamiento mejorados, sistemas de desinfección y de purificación, y una gestión de residuos apropiada. Todos los pacientes y acompañantes recibirán también una sensibilización en higiene. En 2013, este proyecto deberá beneficiar a la salud de 262.000 mujeres embarazadas, lactantes y niños y niñas menores de cinco años.
Durante la ceremonia oficial del lanzamiento de este proyecto, el 13 de enero pasado, organizada por la Dirección de Salud de Conakry, los jefes de los siete centros de salud, las Directivas municipales de la salud y la higiene pública de Ratoma y de Dixinn, y el Director Nacional de Higiene Pública –representando al Ministerio guineano de Salud, han demostrado su entusiasmo al poner en marcha este proyecto. El Director Nacional de Higiene Pública, en nombre del Ministerio, ha explicado la satisfacción del Gobierno por los esfuerzos desplegados por Tierra de hombres para el bienestar de la población en general y de los niños y niñas en particular. Igualmente, se ha hecho un llamamiento al “despertar de la conciencia por parte de las estructuras asistenciales” y se ha comprometido a hacer de la motivación de los jefes de los centros de salud un verdadero criterio de selección. Según él, el primer criterio de apreciación de una estructura asistencial es el nivel de limpieza: “Si os encontráis que el entorno del centro de salud está sucio, no vayáis más lejos…la calidad será mediocre”. Ha terminado su intervención comprometiendo la responsabilidad de los directores de los centros de salud para mejorar la higiene en las estructuras asistenciales. “No podemos cambiar si no queremos hacerlo bien”. Al final ha invitado a Tdh, de ahora en adelante, a acompañar al Ministerio de Salud e Higiene en su política de promoción de la higiene extendiendo la zona de intervención de su proyecto.