lunes, 5 de diciembre de 2011

Tierra de hombres hace un llamamiento a los Estados para proteger mejor a jóvenes emigrantes


Forum mundial sobre emigración y desarrollo
Después de Bélgica, Filipinas, Grecia y México, fue Suiza la encargada de acoger el Forum Mundial de la Migración y el Desarrollo (GFMD). Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) se hizo cargo desde hace varios meses de los preparativos contribuyendo a las recomendaciones en atención a los Estados participantes. Dos representantes de Tdh tomaron parte en las Jornadas de la sociedad civil, situando la protección de los niños, niñas y jóvenes en el corazón de los debates.
La emigración: una sucesión de riesgos para niños y niñas
El director de los enfoques temáticos de Tdh, Ignacio Packer no los esconde: “Mientras aumente la emigración, la falta de acceso a los servicios básicos en materia de salud o educación de los menores es particularmente alarmante. Las redes de protección deben ser tejidas sobre itinerarios de desplazamientos, empezando por los lugares fronterizos utilizados por los adolescentes aislados”. Los jóvenes emigrantes están expuestos a la explotación. A veces son encarcelados. Algunos son repatriados, sin que se evalúen los riesgos de su regreso ni el mejor interés del niño o niña. Tierra de hombres aboga por un reforzamiento de los sistemas nacionales de protección, incluyendo servicios cualificados para los menores afectados por la emigración.
El GFMD, que se desarrolló en Ginebra, permitió el encuentro de los representantes gubernamentales (1 y 2 de diciembre) por un lado y los miembros de la sociedad civil (29 y 30 de noviembre) por otro. Se reunieron expertos del mundo entero (ONG, sindicatos, diáspora, asociaciones de emigrantes, universitarios, etc.) para tratar la cuestión de la emigración internacional y sus vínculos con el desarrollo.
Tierra de hombres expone sus recomendaciones a los Estados
Tierra de hombres participó en las dos “Jornadas de la sociedad civil”. Tdh ya contribuyó ampliamente en la redacción y difusión de las recomendaciones de las organizaciones de la sociedad civil suiza a los Estados.
Según estas recomendaciones, la sociedad civil suiza quiere promover la emigración y el desarrollo de una manera que sea beneficiosa a la vez para los emigrantes, para su país de origen y para el país de acogida. En efecto, “muchas personas sufren de violación de sus derechos en el transcurso de sus desplazamientos o mientras llegan a su destino. Los Estados deben preservar la dignidad y los derechos de los emigrantes a lo largo de todo su proceso de emigración (es decir, en el punto de partida, al traspasar las fronteras, en tránsito y en alta mar, en su destino, así como durante o después de su regreso a su lugar de origen)”.
Estas recomendaciones ponen el acento en tres temas principales:
- La necesidad de reconocer y de asegurar la autonomía (capacidad) de los emigrantes en su país de origen y en el de destino.
- La necesidad de una mayor coherencia entre todos los actores a todos los niveles, tanto local como internacional.
- Un necesario refuerzo de la cooperación entre los gobernantes y los actores de la sociedad civil.
Las recomendaciones recuerdan que “el respeto a la dignidad humana y la protección de los derechos de los emigrantes es una obligación que  incumbe a los Estados. En tanto como miembros de la sociedad civil suiza, reconocemos igualmente que los emigrantes pueden ser agentes del desarrollo activo, tanto en su país de origen como en su país de destino. La comunidad internacional debe reconocer el papel que juegan los emigrantes en el desarrollo y les asegure un marco legal y político, así como un entorno social que les permita desarrollar mejor su potencial. La integración de los emigrantes en la sociedad de acogida debe facilitarse, particularmente, asegurándoles el acceso a actividades generadoras de ingresos, a la educación, a la salud y a otros servicios públicos.”
Más información sobre el conjunto de las modalidades del GFMD
Más información que concierne específicamente a las modalidades de la sociedad civil