sábado, 26 de noviembre de 2011

Triste realidad para millones de niños y niñas víctimas de tráfico y explotación


La estrategia de los traficantes de niños y niñas en las regiones más desfavorecidas del globo es siempre la misma: un intermediario gana la confianza de las familias con falsas promesas. A los padres se les promete para sus hijos e hijas, algunos tienen apenas cinco años, una formación o un empleo remunerado. Si esto no es suficiente, se les ofrece dinero o el pago de una deuda y el negocio se cierra. Lejos de los suyos, los menores no se benefician ya de ninguna protección. Muchos son reducidos a la esclavitud u obligados a prostituirse. Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) lucha contra la explotación y el tráfico de niños y niñas.
El último año, Tdh ha protegido a 600.000 niños y niñas desfavorecidos. Sin un lecho, sin casa, sin ninguna protección contra la explotación, así viven millones de menores víctimas del tráfico. Juntos y gracias a vosotros, podemos poner a estos niños y niñas fuera del peligro. Nuestros colaboradores se aproximan a los menores con empatía y hablan con ellos de su desamparo y de sus angustias. A través de intervenciones directas, ofrecemos protección, asistencia y cuidados apropiados. Informamos a los padres de los procedimientos empleados por los traficantes de niños y niñas. Intervenimos junto a las autoridades regionales y nacionales para que los derechos de la infancia sean respetados.   
Campaña nacional contra la explotación infantil
Para conseguir los medios para luchar contra este azote, Tierra de hombres llevó a cabo una campaña en toda Suiza durante la primera quincena del mes de noviembre, con grandes carteles en las calles de las mayores ciudades del país o en los andenes de las estaciones y en las paradas de los autobuses. Con el eslogan “Arrancar este cartel. Es su único colchón. Para vosotros y para vuestra hermanita”, Tierra de hombres quiere interpelar claramente a los peatones y a los conductores sobre la situación de la infancia y motivarlos para que actúen.
El 10 de noviembre, un “flyer” pegado en un cartón fue distribuido por los buzones de todos los hogares suizos. El mensaje “Conservad esta tarjeta. Es su único colchón. Para vosotros y para vuestra hermanita” es así reforzado por el formato del soporte innovador. Este cartón simboliza a los millones de menores víctimas de maltrato, abusos y explotación.
Juntos, frenamos la explotación infantil
Gracias a donantes como vosotros, hemos podido, este último año, sustraer todavía a más niños y niñas de los traficantes. Gracias por ayudarnos a proteger a estos menores en peligro haciéndonos un donativo (aquí).
Con un donativo, nos ayudáis a buscarle un refugio a un niño o niña víctima de explotación. Participáis también en la ayuda psicológica al menor así como con los costes de alojamiento, de nutrición y de escolaridad durante alrededor de un mes.