domingo, 30 de octubre de 2011

Bangladesh - El "kitchuri", una receta local para luchar contra la desnutrición


Desde este año, Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) interviene en los barrios periurbanos de la ciudad de Kurigram, situada al norte de Bangladesh. Se han observado tasas muy altas de desnutrición en los niños menores de 5 años durante la investigación realizada en octubre de 2010 a cerca de 200 familias que viven en las tierras arenosas cerca del río. La situación de estas familias es precaria pues después de cada crecida, este afluente del Brahmapoutre puede desbordarse y llevarse la tierra y las casas.
En esta nueva zona de intervención, las visitas de Tdh han podido comenzar en febrero de este año. Dos agentes comunitarios organizan el seguimiento del crecimiento de los niños y niñas pequeños una vez al mes. Unas cuarenta jóvenes con sus niños y niñas se han reunido en el pequeño patio de una casa. Se trata no solamente de medir y pesar a los menores para descubrir a los que padecen de desnutrición, sino también para aprender actuaciones que salvan, como la prevención de la malaria, cuidados higiénicos, etc. El día de nuestra visita se ha programado una demostración culinaria de un plato equilibrado.
Demostración culinaria
La sesión comienza con la presentación de los ingredientes que componen el “Kitchuri”. Este plato – parecido al risoteo - se compone de arroz, lentejas y verduras. La preparación empieza por mezclar la cebolla, el ajo y el jengibre con un poco de aceite. Añadir el arroz y las lentejas rojas y luego por último los trozos de calabaza y la verdura. Las cualidades nutritivas de este plato tradicional de Bangladesh son convenientes para los niños y niñas desde los seis meses. A esta edad los niños y niñas son muy vulnerables a la desnutrición porque sus necesidades aumentan y su alimentación no está compuesta exclusivamente de leche materna.
Durante la cocción del “Kitchuri”, empieza la consulta individual. En algunos minutos, la medida del brazo y la talla, así como el peso son escritos para cada niño y niña en el registro de Tdh. Esto permite enseñar a cada mamá si su hijo o hija se encuentra en la zona verde, naranja o roja. “Actualmente, de los cuarenta niños y niñas examinados solo cuatro están en la zona roja, o sea, severamente desnutridos”,  explica Ashrafulbari, colaborador de Tdh desde hace 15 años y supervisor de esta zona. “Vamos a animar a estas cuatro madres para que vayan al centro nutricional pues estos niños y niñas son débiles y poco resistentes a las enfermedades. Incluso una diarrea puede ser fatal ”.
Una curva de crecimiento en rojo
Zurina, 30 años, ha venido con su hija menor de 17 meses, Ruksana, que está desnutrida. Su situación nutricional ha mejorado ligeramente después de la primera sesión, hace cuatro meses, pero el indicador mensual se encuentra todavía en la zona roja (descubre una tabla de crecimiento utilizada por Tierra de hombres en Bangladesh). Gracias a los consejos dispensados, ella ha cambiado las cosas en la alimentación de su pequeña. “He aprendido a alimentar a mi hija más a menudo”, explica Zurina, “y la sesión sobre higiene también me ha sido muy útil: vigilo siempre el lavarme las manos antes de preparar y de darle de comer.” Ella no quiere volver al centro nutricional para cuidar de Ruksana pues no tiene a nadie que se ocupe de sus otros dos hijos de 8 y 4 años. Su marido –conductor de rickshaw (bici de pasajeros)- no puede abandonar su escaso trabajo para cuidar a sus hijos durante la curación de la pequeña. La familia no tiene ninguna reserva de dinero y se encontrarían desprovistos si él cesa su actividad. Es pues importante para esta madre aprender a cuidar a su hija con medios baratos y accesibles.
Una hora más tarde, después de que todas las madres han podido consultar y hablar con los agentes de salud, la gran cacerola de 30 litros de Kitchuri está lista para ser degustada. El sol está en su zenit, la temperatura pasa de los 35º y la comida distribuida a todas las madres es más que bienvenida. Para la mayoría de ellas es la primera de la jornada.
Ingredientes básicos del Kitchuri:
2 puñados de arroz (75gr)
1 puñado de lentejas rojas (50gr)
1 puñado de hojas de verdura (75gr)
1 puñado de calabaza (75gr)
5 cucharadas soperas de aceite (25 gr)
800ml de agua
Para hacer este plato más suculento  se ha añadido al principio: cebolla, ajo, sal, jengibre y cúrcuma.