martes, 20 de septiembre de 2011

NEPAL - La lactancia materna, una experiencia en 3D


La asociación Chhimeki, colaboradora con la delegación de Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) en Nepal en su ayuda para la nutrición de niños, niñas y madres, celebró la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2011. El lema - “¡Díme! La lactancia materna: una experiencia en 3D” - pone el acento sobre la importancia de la comunicación para promover la lactancia materna como indispensable para el buen desarrollo del niño y niña, así como un derecho inherente al menor y también a las madres.
Con el apoyo técnico del equipo de Tdh, la asociación puso en escena una obra de teatro titulada “La lactancia exclusiva durante los seis primeros meses de vida” para la cual movilizaron a grupos de jóvenes y de escolares en un parque en pleno corazón de Katmandú el 4 de agosto de 2011. Paralelamente, una serie de campañas de sensibilización se extendieron durante toda la semana en nueve lugares de la ciudad y en dos pueblos donde el proyecto de nutrición está implantado (distrito de Banke).
La obra de teatro representó dos dimensiones: el tiempo (desde incluso antes del embarazo hasta la lactancia) y el lugar (domicilio, comunidad, trabajo…). Una tercera dimensión entró también en escena: la comunicación, como elemento primordial para promover y estimular prácticas óptimas de lactancia. El objetivo de esta celebración es que tomen conciencia las madres, familias y agentes de salud de la importancia de la lactancia exclusiva durante seis meses. Cientos de personas del público, también turistas, se reunieron para asistir al evento anunciado mediante una danza nepalí.
La obra de teatro saca a escena a un empleado de Chhimeki, Gayatri, que encuentra a dos jovencitas, Sarita y Kabita, y discute con ellas de la importancia de la lactancia. Sarita cuenta a su amigo que su cuñada que acaba de tener un niño, no quiere dar de mamar al niño y le da leche en polvo. Gayatri le explica hasta que punto es importante la lactancia exclusiva para el desarrollo sano del menor, así como para el bienestar de la madre durante el periodo post-natal. Entonces, Sarita consciente del problema, parte inmediatamente a visitar a su cuñada y le cuenta con detalle la importancia de la lactancia materna. Ella la convence de que la lactancia exclusiva es la única y mejor manera de alimentar a su hijo/a para su buen desarrollo.
Paralelamente, el equipo de Chhimeki ha defendido la importancia de la lactancia materna en diferentes plazas públicas, en los caminos, en los templos y en las escuelas, la presentan como un derecho del menor para sobrevivir. Muchas madres, padres, profesionales, grupos de jóvenes y escolares han escuchado este discurso con gran curiosidad. El voluntariado de la asociación Chhimeki ha explicado, entre otros argumentos, que muchas mujeres prefieren dar leches instantáneas en lugar de dar de mamar naturalmente a sus hijos/as, pues ellas tienen, por ejemplo, una vida profesional que les lleva demasiado tiempo, o a causa de políticas de promoción demasiado extrañas por parte del gobierno o del sector privado.
La leche materna, rica en vitaminas, minerales y anticuerpos, contienen nutrientes suficientes y agua para los bebes durante los 6 primeros meses de vida. Ayuda al desarrollo físico y mental del niño o niña; aumenta su sistema inmunitario y protege igualmente a la madre del cáncer de mama y de útero.
En total 1.247 personas de las cuales 1.053 eran madres, 51 padres y 57 escolares se han beneficiado de la ayuda para la nutrición que aportan las 86 personas voluntarias de la asociación Chhimeki y de la delegación de Tierra de hombres.