jueves, 22 de septiembre de 2011

Los clientes de las prostitutas menores de edad pronto serán perseguidos en Suiza

Tierra de hombres (Tdh – Ayuda a la infancia) expresó su satisfacción por la revisión del Código Penal que mejora la protección de los menores, y que fue llevada a consulta por el Consejo Federal. La primera organización suiza de ayuda a la infancia pedía desde hace tres años que se persiga a los clientes de prostitutas menores, llenando el insoportable vacío legal helvético.
Tdh se alegra de la voluntad suiza de adherirse a la convención del Consejo de Europa para proteger a las niñas y niños de la explotación y de los abusos sexuales. Apoya las disposiciones penales que permitirán sancionar la fabricación, la posesión y la transmisión de material, que muestren actos de orden sexual o de violencia a menores, hasta con cinco años de prisión. Es preciso castigar explícitamente el consumo de este material, el reclutamiento de niñas y niños para representaciones pornográficas. El efecto debe ser disuasorio.
“Las chicas y chicos de 16 y 17 años estarán protegidos de la prostitución y de la explotación sexual con la revisión propuesta: sería desatinado perseguirlos”, observa Ignacio Packer, director temático de Tierra de hombres. “Por el contrario, el Consejo Federal propone –con razón- castigar a los clientes de privación de libertad hasta por tres años”. Los proxenetas, los gerentes de casas de latrocinio o de servicios de acompañantes, que animan a la explotación de adolescentes, se arriesgarán hasta con10 años de cárcel. Tdh se lamenta únicamente por los años perdidos, antes de introducir a consulta un dispositivo penal judicial a favor de la infancia.