jueves, 7 de julio de 2011

Las víctimas de la crisis iraquí



Desde 2007, la Comisión Europea ha entregado cerca de 96 millones de euros de ayuda humanitaria para acudir en ayuda de las víctimas de la crisis iraquí. El Servicio de Ayuda humanitaria de la Comisión Europea, más conocido como ECHO, financia los proyectos de Tierra de hombres (Tdh – Terre des hommes) destinados a los refugiados iraquíes en los países limítrofes como Siria, Jordania  y  Líbano. Estos proyectos se han puesto en marcha con la colaboración de Tierra de hombres Siria, la Congregación Hermanas del Buen Corazón en Siria e INSAN en Líbano. Entrevista con Heinke Veit, responsable de comunicació de ECHO, en Amman (Jordania).
¿Cómo funciona esta ayuda?
Desde 1994, ECHO financia las operaciones de ayuda a las víctimas de las catástrofes naturales y de los conflictos fuera de la Unión Europea. Nosotros distribuimos los fondos a las organizaciones internacionales, a las ONG, a las agencias de la ONU, a la Cruz Roja y al movimiento de la Media Luna Roja. Estas son todas las organizaciones que han puesto en marcha proyectos de ayuda para apoyar a los desfavorecidos. Y esto es justamente el caso de los refugiados iraquíes de los cuales se ocupa Tierra de hombres
¿Y en qué nos atañe esto a los ciudadanos europeos?
Europa no está solo fundamentada sobre el euro y el mercado común sino sobre los valores comunes. Uno de ellos es la solidaridad hacia los que no pueden ya avanzar solos. La ayuda que nosotros dispensamos es la expresión de esta solidaridad. El apoyo psicosocial a los refugiados iraquíes y en particular a los niños y niñas es muy importante.  
¿Qué es lo que ha llegado a estas familias?
Las familias han debido abandonar Irak en circunstancias extremadamente difíciles, durante una situación de guerra, lo que es muy traumático, tanto para los adultos como para niños y niñas.
Para asegurar que estos menores tengan un futuro y que un buen día puedan ser independientes e incluso ayudar a sus familias, es esencial que se les dé la posibilidad de emprender una nueva vida. Esto implica también una buena integración aquí en Jordania o en Siria. Este trabajo es el que realiza Tierra de hombres con psicólogos. Estas personas han vivido experiencias similares y saben cómo hablar y como tratar a los niños y niñas. Ellas saben cuáles son las preguntas adecuadas que deben hacer a niños y niñas para que ellos se abran, cuales son las actividades adecuadas que deben realizar con los menores para que ellos se sientan a gusto y que a través de estas actividades puedan hacer frente a sus miedos.
Reportaje y fotos: François Struzik, www.imageofdignity.org