martes, 12 de julio de 2011

Burundi - Jóvenes encarcelados celebran el Día Mundial de la Infancia Africana

El 14 de junio de 2011, Tierra de hombres ha permitido a jóvenes encarcelados en la prisión de Bujumbura (Mpimba) celebrar el Día Mundial de la Infancia Africana. Muchachos y muchachas detenidos han preparado juntos un espectáculo al cual han asistido más de 2.000 presos, en el patio de la prisión.
Estos jóvenes han podido explicar ampliamente sus condiciones de vida en la cárcel con una creatividad extraordinaria y un humor contagioso. Las explosiones de risa de los espectadores han despertado incluso la curiosidad de las gentes de los alrededores que trepaban por los muros de la prisión para mirar lo que pasaba en el interior. Por sus cantos, que denotaban esperanza y proyectos, sus bailes sus sketch, los jóvenes prisioneros han sabido traducir la dura realidad de su historia con una perspectiva increíble. Uno de ellos impresionado al ver tantas risas durante las 3h de espectáculo, ha exclamado: “¡He visto diez mil dientes!”
Una pequeña de cuatro años, encarcelada con su madre, ha conmovido a todos bailando ritmos tradicionales. Su pequeña imagen todavía ahora encanta a los espectadores.
El presidente del Tribunal de Gran Instancia de Bujumbura Rural estaba presenta, así como todo el personal de la prisión. El director ha sido un colaborador fiel y no ha dudado en “mojarse” para poner de manifiesto, en su discurso, la necesidad urgente de respetar los derechos de los detenidos y en particular los de los niños y niñas.
Esta jornada ha sido el resultado de tres semanas de trabajo del equipo de Tierra de hombres (Tdh – Terre des hommes) en Burundi: tres semanas de retos, valor y de aprendizaje para estos jóvenes que han sabido hacerse respetar y ofrecer a todos los presos un “día normal”.
El equipo de Tierra de hombres da las gracias sinceramente a Colette Gallay, asesora en reinserción comunitaria, al Profesor François Diassi, el profesor en prácticas Egide Uwimana de la Universidad de Lyon y Damien Demaison, por su implicación en la preparación y entrenamiento de los equipos. El delegado de Tdh Burundi ha aprovechado también para “dar las gracias sinceramente a todo el equipo de Tdh por haber realizado esta jornada que ha conmovido los espíritus más allá de Tdh. ¡Bravo a Todos!”.