jueves, 9 de junio de 2011

Nepal - Primer día de vida, primera familia de acogida para una recién nacida


Una niña recién nacida, una pequeña de un día de vida, colocada en una familia de acogida cálida y competente, mejor que un frío orfanato. Esto puede parecer normal para vosotros y lógico con todo lo que se sabe de las necesidades del niño o niña en los primeros días de vida, pero es una gran novedad para la delegación de Terre des hommes en Nepal y su colaborador, DDS (Dalit Development Society/soutien aux Dalits). Que nosotros sepamos es la primera vez que una niña es colocada en una familia de acogida de manera urgente y oficial.
Hasta ahora las familias de acogida creadas por Tierra de hombres (Tdh – Terre des hommes) no habían acogido más que a niños/as de más edad. El llevarlos a un orfanato, aún sabiendo los sufrimientos físicos y emocionales que eso supone a los niños/as, era lo normal en Nepal.
La madre, que sufre graves trastornos mentales, había sido admitida en el Hospital de Khalanga, distrito de Salyan en Nepal, para un examen rutinario, el domingo anterior. Dio a luz una pequeña con buen estado de salud, pero ella se encontraba incapacitada para hacerse cargo del bebe debido a su enfermedad. Como nadie quería hacerse cargo de la niña y de su madre, el destino del lactante estaba trazado: abandonarla en la calle y que muriera a las pocas horas o llevarla a un orfanato. Por suerte, el proyecto “Mala” que Tdh desarrolla con su colaborador local estaba en marcha en este municipio y el personal de protección actuó rápidamente en pocas horas. 
Una familia de acogida, la familia Buddha, que tiene un tienda de electrónica en la pequeña aldea, se ha hecho cargo inmediatamente de la pequeña. Esta familia había sido previamente seleccionada por los trabajadores sociales de Tdh y pasado todos los test con éxito. Todavía no existe un marco jurídico legal para la selección, el seguimiento y el acogimiento de la familia de acogida (Tdh trabaja allí a nivel central) pero, excepcionalmente, este acogimiento ha sido efectuado con el acuerdo del responsable de protección a la infancia, un representante oficial del Gobierno. En cuanto a la madre de la niña, se ha hecho cargo de ella otro colaborador de Tdh, el Centro de Salud Mental, que le ha procurado asistencia médica. 
La familia Buddha, al igual que las 30 familias de acogida identificadas por Tdh en cuatro distritos, ha mostrado un vivo interés y las capacidades para acoger a estos niños o niñas, administrarles los cuidados necesarios, y asegurar su supervivencia y desarrollo. Esta familia es supervisada y ayudada por los trabajadores sociales de Tdh que vigilan que la niña reciba unos buenos cuidados y suficiente leche, ropa y otros artículos esenciales.
Parece que los esfuerzos de sensibilización llevados a cabo en los distritos no solo han servido para garantizar los derechos de los niños/as sino también los de los padres. Varios amigos de la madre de esta niña han abierto una cuenta bancaria para asegurar su tratamiento médico y su recuperación y permitirle así poder recuperar a su niña.
Ahora se trata de asegurar con estas reflexiones y voluntades el interés superior de la niña. En este sentido, se ha escrito un acuerdo tripartito entre la familia de acogida, Tdh y su colaborador y las autoridades gubernamentales que pronto será firmado. Un boceto de política nacional sobre la selección, seguimiento y apoyo de las familias de acogida ha sido suministrado por Tdh al Ministerio de la Mujer, del Niño y de Asuntos Sociales y está en curso de examen.