lunes, 20 de junio de 2011

Haití - Tdh apoya a las comunidades locales para que sepan proteger a sus niños y niñas

Después del terremoto, a principios del año 2010, Tierra de hombres (Tdh – Terre des hommes) abrió los “centros comunitarios de tiempo libre” que acogían y ayudaban a los niños y niñas más traumatizados a superarlo. Actualmente, estos centros continúan trabajando pero sus objetivos se han ampliado. Se les conoce ahora como “centros sociales comunitarios”, dirigidos a las necesidades de la comunidad en su conjunto y más específicamente a los padres y a los niños y niñas.
El objetivo principal de estos centros es desarrollar actividades psicosociales (artísticas, culturales, artesanales, deportivas, grupos de debate…) que apoyan el bienestar de los niños y niñas y les ayudan a prepararse para el futuro. Para asegurar la durabilidad de esta acción, Tdh implica a las asociaciones locales y a los grupos comunitarios. Los animadores voluntarios y de estas asociaciones han sido acompañados y formados por los equipos de Tdh para que al terminar puedan llevar ellos mismos las acciones propuestas en cada una de las comunidades cerca de las cuales se han instalado los centros. Gracias a esta movilización, se han propuesto más actividades a más niños, niñas y adolescentes. Los adultos están a su lado invitados a las sesiones de sensibilización donde aprenden a saber proteger mejor a sus hijos e hijas.
Los menores que viven en situaciones de peligro (niñas empleadas como criadas, niñas-madres o embarazadas, niños y niñas huérfanos de padre o de madre, responsables de la hermandad, niños y niñas enfermos o minusválidos…) o los menores víctimas de abusos (menores maltratados, niñas violadas) están siempre acompañados por trabajadores sociales de Tierra de hombres.
Actualmente, hay siete centros en funcionamiento en el departamento del Oeste y del Sur de Haití y tienen como objetivo poner en marcha esta estrategia comunitaria. Hay 1.630 niños y niñas inscritos en las animaciones propuestas en estos centros. Cada día una media de 183 niños y niñas están presentes en cada centro.