martes, 26 de abril de 2011

Haití - Inauguración de la Unidad Materno-infantil en Petit Gôave

El mes de marzo de 2011 se ha visto marcado por la inauguración en Petit Gôave de un centro médico para hacerse cargo de la desnutrición severa, construido y administrado por Tierra de hombres (Tdh – Terre des hommes), con el apoyo del Ministerio de Salud Pública de Haití.
El último año, las clínicas móviles que las ONG han desplegado en la región al día siguiente del seísmo, han sacado a la luz la falta de lugares para hacerse cargo de los niños y niñas que sufren desnutrición aguda severa y complicaciones. La mayoría de los casos detectados por los equipos de Tierra de hombres, Médicos del Mundo Suiza y también del Cuerpo Internacional Médico, fueron remitidos hacia una Unidad de estabilización nutricional en Los Cayos dirigida por Tierra de hombres y situada a más de tres horas de camino.
La mayoría de las instalaciones del Hospital Notre Dame de Petit Gôave habían resultado fuertemente  dañadas o se encontraban fuera de uso después del seísmo, en una construcción provisional, sobre una parcela contigua al hospital, donde se ha instalado la Unidad Materno-infantil. Esta unidad se ha creado gracias a un acuerdo entre Tdh, Médicos del Mundo Suiza y el Ministerio de Salud Pública.
De aquí a un año, su gestión será retomada por Médicos del Mundo. Entonces, una única organización será suficiente para cubrir las necesidades de esta zona. La reconstrucción del Hospital de Petit Gôave ha sido planificada por las agencias internacionales. La Unidad Materno-infantil se integrará en los nuevos edificios y su gestión será realizada por el Ministerio de Salud Pública.
Cuidado médicos
La Unidad Materno-infantil tiene una capacidad de 15 camas. Los niños y niñas están acompañados por uno de sus padres o por un familiar que participa en las tareas domésticas necesarias o para el bienestar de cada uno. La duración de la estancia del niño/a difiere según su estado de salud, se escalonan de una a seis semanas. Una vez se ha estabilizado el estado de salud del niño/a, es remitido a uno de los Puestos Terapéuticos Ambulatorios administrados por Médicos del Mundo Suiza, donde proseguirá su camino hacia la curación. 14 miembros de personal se han beneficiado de un contrato con Tierra de hombres, dos enfermeras se han puesto a disposición gracias a Médicos del Mundo Suiza y un médico gracias a Médicos del Mundo España que intervienen en las consultas médicas.
Apoyo psicosocial
La Unidad Materno-infantil dispone también de una sala de vigilancia para los niños/as y sus acompañantes. Dos animadoras tienen como objetivo favorecer el desarrollo psicomotor del niño/a, restaurar y/o mejorar los lazos entre la madre y el niño/a y reforzar las capacidades de los padres para jugar u ocuparse de sus hijos/as.
Apoyo psicológico
Una psicóloga está presente todos los días. Ella acompaña a las madres en sus relaciones con sus hijos/as, les aporta un apoyo psicológico en función de las necesidades identificadas e intervienen en los casos de situaciones conflictivas o de tensión. También aporta apoyo a las animadoras en sus actividades cotidianas y ayuda a los cuidadores en la gestión del duelo en caso de defunción de un niño/a.
Protección del menor
Un trabajador social destinado a la Unidad Materno-infantil colabora con la psicóloga. Su papel es el de facilitar el regreso de las familias al seno de su comunidad. Se ocupa también de evaluar los obstáculos persistentes que no permiten el buen desarrollo del niño/a y puedan entorpecer su bienestar. Un sistema de enfermeras se ha puesto también en marcha para los niños/as huérfanos/as.