martes, 30 de noviembre de 2010

Tierra de hombres – Comprometidos en la protección a la infancia

Tierra de hombres (Tdh) está comprometida activamente en la protección a la infancia contra la explotación, abusos, tráfico y violencia. Los niños y niñas sin protección de sus padres y madres, especialmente los niños y niñas en situación de calle y huérfanos del SIDA, están particularmente expuestos a estos peligros. A través de la reintegración con sus familias, escuela y/o actividad profesional, Tdh les ofrece nuevas perspectivas de futuro. Tdh también les ofrece ayuda psicológica y asistencia social a los niños y niñas en tiempos de conflictos o desastres naturales. Dentro del ámbito de los programas de justicia para menores, Tdh procura apoyo legal y social a niños/as en conflicto con la ley. Además cada proyecto de Tdh tiene un sistema interno para prevenir el abuso infantil y rápidamente dar los pasos legales necesarios para que no vuelva a ocurrir.
1)     Crisis humanitarias y conflictos armados 
Tierra de hombres está activamente comprometida en el marco psicosocial para niños y niñas víctimas de desastres naturales y conflictos. Especializada en centros recreativos, Tdh ayuda a los niños y niñas a superar sus traumas y a redescubrir su vida normal a través de una aproximación pedagógica basada en el juego, deporte y actividades artísticas. Tdh también ofrece un programa educativo alternativo en lugares donde el sistema escolar ha sido parcialmente destruido o es inadecuado. Además, Tdh trabaja activamente con las comunidades para la reorganización progresiva del entorno social.
2)     Justicia juvenil
Tierra de hombres está comprometida con la justicia para menores más que punitiva que sea  educativa, teniendo en cuenta los intereses de las víctimas y la necesidad de una reintegración social para los delincuentes menores. Respetando las normas internacionales, Tdh ayuda dando apoyo social y legal a los menores en conflicto con la ley. Esto hace posible respetar sus derechos durante el procedimiento y además el derecho a empezar de nuevo, a trabajar para su reintegración dentro de la comunidad y así poder evitar futuros delitos. Paralelamente, Tdh da formación a policías, fiscales, jueces, abogados, trabajadores sociales y psicólogos de cuáles pueden ser las alternativas a la detención: charlas, asistencia social, conciliación, mediación penal, libertad condicional y servicios a la comunidad. Finalmente, Tdh trabaja con las autoridades nacionales relacionadas para adaptar las leyes y así respetar la dignidad del niño en concordancia con los estándares de la legislación internacional.
3)     Niños de la calle, falta de apoyo familiar
Tierra de hombres ayuda a los niños y niñas que duermen y/o trabajan en la calle. Tdh promueve técnicas y estudios sobre esto, sobre todo con actividades educacionales y aprendizajes. También les ayuda a integrarse socialmente mediante el reforzamiento familiar y de los vínculos comunitarios, procurándoles una plaza en la escuela o la oportunidad de trabajar en condiciones dignas donde sus derechos sean respetados. Tdh también actúa en la raíz del problema (falta de oportunidades, injusticias, falta de familia y de apoyo de la comunidad, etc.) que causa la marginalidad de estos niños/as.
Tierra de hombres también lucha de varias maneras contra el SIDA. En Mozambique y Burundi, Tdh toma a su cargo a los niños/as cuyos padres y madres son víctimas del SIDA. Se buscan familias adoptivas que  regularmente reciben asistencia por medio de un grupo de mujeres apoyadas por Tdh. Los niños y niñas son confiados a su cuidado como parte de un proceso de rehabilitación familiar y psicosocial. Por otro lado, también en Rumania, Tdh está luchando para asegurar que ningún niño o joven que sea VIH-positivo sea víctima de discriminación y tenga el derecho a recibir un tratamiento apropiado en las mejores condiciones posibles.
4)     Trafico, explotación y riesgo de emigración
Tierra de hombres lucha contra cualquier forma de explotación infantil. Especialmente, está comprometida en la prevención del desplazamiento infantil de una región a otra para su explotación. Busca soluciones alternativas en la familia y la comunidad, como educación, formación o posibilidad de trabajo cerca de su casa. Tdh también busca proteger a estos niños y niñas que ya han sido víctimas del tráfico organizando su reintegración familiar y social. Tdh presiona a las autoridades y a las comunidades involucradas para que tomen las medidas necesarias a nivel regional, nacional e internacional para hacer desaparecer el comercio infantil. Tdh también combate contra el tráfico infantil para adopciones internacionales, denunciando los abusos en los países de origen y ayudando a las autoridades a establecer sistemas y leyes que tengan en cuenta los intereses del niño o niña. Además, Tdh hace un llamamiento a los países receptores para que apliquen las convenciones internacionales de adopciones que ellos tienen ya ratificados.        

Colombia - Intervención de emergencia

Las lluvias que han caído en el país desde el comienzo del invierno han provocado la muerte de 110 personas hasta el momento. En el departamento de Bolívar, donde Tierra de hombres (Tdh) interviene, es el más severamente castigado, con 277.441 personas afectadas, 50.515 hogares destruidos, según ha informado el Sistema Nacional de Prevención de Emergencias.
Dada la importancia de la destrucción, Tdh y la Cruz Roja Colombiana han distribuido 430 kits de comida y 430 kits de utensilios de cocina a las comunidades más gravemente castigadas de San Juan Nepomuceno. En alrededor de 10 comunidades,  trabajadores cualificados en el proyecto de Tdh van a poner en práctica los conocimientos adquiridos allí y organizar las distribuciones.  Su apoyo resultará muy importante y demostrará a las comunidades su compromiso.
El pronóstico del tiempo dice que las lluvias van a continuar hasta finales de noviembre. Por eso Tierra de hombres mantendrá su apoyo junto con la Cruz Roja para posteriores distribuciones.

lunes, 29 de noviembre de 2010

1 de diciembre - Día Mundial del Sida




La serie Historias del Milenio propone un viaje a la realidad de 8 vidas atrapadas en la injusticia, 8 aventuras para combatirla. Más Información http://www.historiasdelmilenio.com/

jueves, 25 de noviembre de 2010

IV Gala Solidaria en Galicia a favor de Tierra de hombres

Tierra de hombres (Tdh) en Galicia organiza la IV GALA SOLIDARIA que tendrá lugar en el Auditorio de la Fundación Caixa Galicia en los Cantones de A Coruña el día 10 de diciembre de 2010, a las 20.00 horas. Se trata de un evento que se organiza cada dos años y en el que este año se hará entrega de diversos premios a entidades e instituciones que colaboron con la Tdh Galicia. En esta ocasión se cuenta con la presencia de Asfaw Yemiru, de Etiopia, que también recibirá una estatuilla realizada por Julia Ares, por su trabajo con la infancia en Etiopia. El acto lo presenta Lino Braxe y contamos con la actuación de Susana Seivane. Ver cartel.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Haití - La epidemia de cólera no ha hecho más que empezar


Haití no había hecho frente al cólera desde hacía más de 50 años (algunos incluso hablan de 200 años). Pero ha reaparecido desde hace algunas semanas y todos tienen dificultades para hacerle frente. El cólera forma parte de estas enfermedades que dan miedo. Se teme a las explosiones de violencia, se han declarado manifestaciones en varias regiones del país el lunes 16 de noviembre. Si la bacteria se desarrolla tan rápidamente en Haití, es en primer lugar debido al lamentable estado del sistema de agua y de saneamiento. Las letrinas son poco numerosas y las redes de agua existentes están a menudo fuera de servicio debido a la falta de mantenimiento o a las devastaciones causadas por los ciclones. Además, después del terremoto que asoló el país el 12 de enero del 2010, las condiciones de higiene de las personas que viven en refugios provisionales se han deteriorado más. 
Soluciones accesibles
La prevención es la mejor manera de frenar la propagación de la enfermedad: una higiene rigurosa, sobre todo lavarse las manos con jabón, limpiar los espacios sanitarios, evitar los alimentos crudos, beber el agua después de clorarla, lavar las ropas con lejía y secarlas al sol para matar a la bacteria responsable. Para hacerse cargo de la enfermedad, deben erigirse  estructuras adecuadas “Yo, personalmente he sido testigo de cuatro epidemias de cólera en diversos lugares del mundo”, señala el doctor Michel Roulet, pediatra y recurso sanitario para Tierra de hombres, “y no he visto jamás a una epidemia detenerse antes de 6 u 8 semanas, sea cual sea la dureza de las medidas tomadas ”.
El refuerzo de nuestra intervención sobre el terreno
Tierra de hombres-Ayuda a la infancia (Tdh) está presente en Haití desde hace 20 años, principalmente en el marco de proyectos ligados a la lucha contra la malnutrición y la protección a la infancia. En respuesta al terremoto de 2010, se ha desarrollado un proyecto de urgencia para acudir en ayuda de cerca de 75.000 personas en el Oeste y en el Sur. En el seno de sus programas, Tdh está en contacto con poblaciones extremadamente vulnerables y fuertemente expuestas a los riesgos de infecciones. Actualmente, Tierra de hombres moviliza sus fuerzas para hacer frente a la epidemia de cólera. En el seno de la Unidad de Estabilización Nutricional de los Cayos, en 52 orfelinatos y en sus nueve centros de elección comunitarios, Tdh pone en marcha medidas de prevención y de protección para evitar la contaminación y la propagación de la epidemia. Tdh asume un papel motor en la difusión de los mensajes de sensibilización y de formación sobre el cólera junto con otras organizaciones, los medios de comunicación, los líderes comunitarios y las autoridades políticas y religiosas. Tdh ha montado equipos móviles que intervienen en las casas de los pacientes contagiados para proceder a la cloración de las tomas de agua y de las letrinas y asegurar una sensibilización creciente en la comunidad circundante. A título preventivo, las letrinas han sido construidas por vía de urgencia en las zonas de más riesgo. En las zonas de intervención, los test de agua se hacen sistemáticamente y se ha puesto en marcha en las bombas un sistema de cloración.
Juntos para combatirla mejor
Finalmente, Tierra de hombres ha hecho unos esfuerzos considerables para reunir a los protagonistas alrededor de la construcción de estructuras dedicadas al tratamiento del cólera. Los equipos de Tdh acuden en apoyo de Médicos Sin Fronteras Suiza en el Sur, y Médicos del Mundo Suiza en el Oeste para poner en marcha centros de tratamiento en colaboración con Cruz Roja, el Ministerio de Salud, autoridades locales y las Naciones Unidas, pero queda mucho trabajo que cumplir. En efecto, el Dr Roulet recuerda que: “es preciso prepararse para hacer frente a varias semanas de enfermedad, hasta el pico de la epidemia. Después, todavía unas semanas más antes de que pare totalmente. Además, ahora que la bacteria se ha instalado, está preparada para rebrotar, es preciso hacer periódicamente frente a nuevos brotes en los próximos años”. Para este veterano en urgencias  la situación es clara: “la epidemia de cólera no ha hecho más que empezar”. Más información.

Una sonrisa para Haití


Desde las primeras semanas siguientes al seísmo, en medio del caos total, Tierra de hombres-Ayuda a la infancia (Tdh) en colaboración con la organización Payasos sin Fronteras-España organizó pequeños talleres de actividades y propuso espectáculos en todas las comunidades en las cuales trabaja Tdh, ofreciendo así algunas horas de diversión y de risas a los niños, niñas, familiares y comunidades. Esta aproximación ha tenido un gran éxito: en un primer momento, sorprendidos, los haitianos habían seguido rápidamente el juego de las bromas y de las acrobacias de los payasos.
Gracias a esta bella experiencia, 8 meses después, Tdh en colaboración con  Payasos sin Fronteras-USA ha organizado cursos de formación con los técnicos del circo para los formadores de Tdh, monitores y grupos de niños de los centros de tiempo libre comunitarios y colaboradores asociados. Según Ana Zastrow de Payasos sin Fronteras-USA, “El objetivo de este proyecto era nuevo para Payasos sin Fronteras. Normalmente hacemos muchos espectáculos en las comunidades, llegamos, actuamos y nos marchamos. En esta colaboración con Tdh hemos hecho espectáculos con la gente y un paso más, para la gente. Me ha gustado mucho, ha sido fantástico
Los niños y niñas, así como los adultos de la comunidad, han sido directamente implicados en los juegos de los payasos y han podido participar también como actores en los diferentes espectáculos que han clausurado esta nueva misión: “Hemos tomado la iniciativa de fundar un club para los niños y niñas  porque a la salida de la escuela y durante las vacaciones, los niños/as  no hacen más que quedarse en la calle, y eso no es seguro para ellos. Gracias a Tdh y a los payasos hemos aprendido muchas cosas que no conocíamos y que vamos a continuar practicando con los niños/as  para tenerlos ocupados durante su tiempo libre”, comenta Jean Fritznel Duprevil, presidente de la Organización para el desarrollo de Ciudad Delmas.
Gracias a esta formación de formadores de Tdh y de los animadores, la misión de los payasos no termina allá. Actualmente cada uno tiene un poco de payaso en él. Ceridor Hervens, formador de Tdh explica: “En el marco de nuestro trabajo, hemos recibido sesiones de formación en las cuales hemos aprendido a trabajar con la cabeza, el corazón y el cuerpo. Actualmente, gracias a los payasos hacemos todo sonriendo. Hemos podido asociar los nuevos métodos a las actividades que desarrollamos con los niños y niñas”.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Tierra de hombres y la Convención relativa a los Derechos de la Infancia

La Convención Internacional de los Derechos de la Infancia, promulgada el 20 de noviembre de 1989 por la Organización de Naciones Unidas, fue ratificado por 190 Estados de los 192 que hay en nuestro mundo. Según Bernard Boëton, responsable de los derechos de la infancia de Tierra de hombres- Ayuda a la infancia (Tdh), “para Tdh como para la mayoría de las asociaciones y de las fundaciones que se ocupan de los niños y niñas, esta Convención es el fundamento mismo de nuestra acción” (entrevista al final de este artículo).
En efecto, desde 1960, Tdh trabaja para los derechos de los niños y niñas protegiéndoles contra la explotación, el abuso, el tráfico y la violencia. Los niños/as sin protección parental, particularmente los niños/as en situación de calle ó los huérfanos/as del sida, están a menudo expuestos a estos peligros. A través de una reintegración familiar, escolar y profesional, Tdh les ofrece nuevas perspectivas de futuro. Anselmo De Lima, delegado de Tdh en Brasil explica: “El modelo de intervención de Tdh está basado en el niño y niña como protagonista. Nuestro objetivo es que el niño/a regrese con su familia, con su comunidad y a la escuela, por su propia voluntad. Para esto, se trabaja en redes, con numerosas instituciones e incluso el Estado de los cuales cada uno podrá proponer una solución adaptada a cada niño y niña. Porque, por ejemplo, no sirve de nada enviar simplemente a un niño/a de la calle a la escuela: es preciso que los profesores sepan que hacer con estos niños/as  que tienen necesidades especiales. En estos casos, damos formación pedagógica en las escuelas.
Tdh aporta igualmente una ayuda psicológica y social a los niños/as más vulnerables, sobre todo durante los conflictos y catástrofes naturales. Después del terrible terremoto que ha asolado Haití a principios de este año, Tdh por ejemplo, ha instalado centros de acogida recreativos donde los niños y niñas se liberan de sus miedos, creando vínculos gracias a los juegos y a los eventos. Pero sobre todo, estos centros permiten establecer contacto con estos niños/as, a menudo separados de sus familias o que viven situaciones muy difíciles, y velar así por su protección. Sylvain Fournier, coordinador psicosocial para Tdh en Haití explica: “Se recoge a los niños/as  que viven situaciones de negligencia, de falta de atención, de cuidados, de higiene. La aproximación psicosocial, puesta en marcha en estos campos, permite aportarles una protección frente a todas estas situaciones, para su vida actual y para su porvenir. Esta aproximación nos permite también hacer comprender a las comunidades y a los padres y madres la importancia de toda la atención que deben aportar a sus hijos e hijas ”. En efecto, Tdh apoya a las familias y a las comunidades en su rol protector y educativo y les integra completamente en todos los proyectos.
En el marco de sus programas de justicia para menores, Tdh proporciona un apoyo jurídico y social a los niños y niñas en conflicto con la ley y trabaja para que los sistemas judiciales no consideren la detención de los niños/as más que como último recurso. En América Latina particularmente, Tdh es pionera en la aplicación de medidas socio-educativas como alternativas a la detención, para los delincuentes menores. Después de haber organizado su Congreso Mundial de Justicia Juvenil Restaurativa en Perú en 2009, las delegaciones de Tdh han adquirido toda la credibilidad necesaria, tanto por parte de las otras organizaciones internacionales como por parte de los gobiernos, para atender a este modelo de justicia y ayudar a miles de jóvenes, desde los pequeños conflictos en la escuela hasta los verdaderos delitos, y tener una oportunidad para seguir el camino recto.
Por último, Tdh posee un dispositivo que permite prevenir todos los abusos infantiles en el seno mismo de cada proyecto, y de emprender las medidas legales necesarias si aún así se producen. En efecto, desde el año 2000, la Fundación ha introducido un Código de Conducta además de una Política más amplia de protección a la infancia (Politique de protection de l’enfance). Pues en tal organización, la protección infantil pasa por la creación de un entorno seguro en el seno de la organización y debe tener en cuenta la comprensión local de la noción de violencia sobre los niños y niñas, la cultura, la religión, el derecho local, la tradición y los acuerdos con los colaboradores.
Todavía actualmente, según Bernard Boëton, “queda mucho por hacer. En la mayoría de los países del mundo, los derechos elementales están lejos de estar cubiertos, y hay un enorme trabajo por hacer. Pero al menos, con la Convención, se tiene un instrumento internacional, un lenguaje internacional que permite desarrollar la cooperación entre los países, entre los pueblos”.

Evaluación final independiente del “Proyecto Piloto de Justicia Juvenil Restaurativa y de Prevención del fenómeno de Violencia Urbano-Juvenil en Centroamérica"

John Orlando, delegado de Tierra de hombres en Nicaragua, al finalizar nuestro trabajo in situ concedió una entrevista en la que hizo un balance del proyecto piloto sobre Justicia juvenil.
Entre otras cosas Orlando declaró que Tierra de hombres va a seguir trabajando en Nicaragua una vez finalizada esta primera etapa y se mostró satisfecho del trabajo y de los resultados alcanzados hasta ahora.
De cara a una segunda etapa de la intervención de Tierra de hombres en Nicaragua no descartó la coordinación o el trabajo conjunto con otros donantes.

lunes, 15 de noviembre de 2010

La Fundación Tierra de hombres España presenta “La Pulsera Solidaria Tierra de hombres” en el Palacio Fortuny de Madrid.

El pasado 12 de noviembre, presentamos “La Pulsera Solidaria Tierra de hombres” en el Palacio Fortuny de Madrid.
Esta iniciativa, nace de Elicer Castro, orfebre, presidente de la “Asociación de Gemólogos y Joyeros de Cantabria” y autor de los diseños de las joyas del pintor Salvador Dalí, que ha sido quien ha diseñado y producido en exclusividad la Pulsera Solidaria para la Fundación Tierra de hombres. Está elaborada en plata y caucho y conmemora en España, el 50 Aniversario de la existencia  del Movimiento Tierra de hombres en el mundo, junto al Himno “Siempre y Ahora”, interpretado por la actriz Carolina Cerezuela y compuesto por David Santisteban.
Los beneficios de su venta, irán destinados al desarrollo del programa sanitario “Viaje hacia la Vida”, que contempla el estudio de diagnóstico médico en el país de origen, traslado a España y seguimiento posterior, de niños procedentes de países africanos, para corregir patologías que no son operables en éstos, por carecer de infraestructura sanitaria de alta tecnología y equipos médicos especializados para afrontarlas. Los países de  procedencia son; Benin, Togo, Senegal, Marruecos, Mauritania y Guinea Conakry.
Tierra de hombres - España, lleva a cabo este programa en Madrid, Valencia, Navarra, Bilbao, Vitoria, la Rioja, Sevilla, Córdoba y Málaga, comenzando su andadura en el año 1995, habiéndose intervenido hasta el momento 482 niños, gracias a Acuerdos de Colaboración con Hospitales de la Sanidad pública y privada de nuestro país.  
Al acto estaban invitadas personas tan significativas como Carolina Cerezuela, Carlos Moyá, Belinda Washington, Paola Santoni, Victoria Vera, Pilar Tabares, los  cantantes Daniel Diges (Eurovisión), India Martínez, el compositor David Santisteban,  los periodistas José Manuel Parada, Josemi Rodríguez-Sieiro,  Enrique de Miguel,  todos colaboradores habituales de Tierra de hombres que apoyan cualquier iniciativa que pueda mejorar la vida de niños y niñas que carecen de sus derechos más elementales.
También estaban invitadas personas relevantes de la sociedad madrileña, como la Excma. Sra. Condesa de Canilleros, Excma. Sra. Duquesa de Sevilla, Excma. Sra.  Marquesa de Cerverana, Excma. Sra. Condesa de Galiano, Excma. Sra. Duquesa de Terranova, Excma. Sra. Duquesa de Fernandina, Excma. Sra. Duquesa de Plasencia, Excma. Sra. Duquesa de Arcos, Excma. Sra. Marquesa de la Cadena.
Al término de la presentación se ofreció un cocktail por cortesía de Catering Fortuny.

Togo - Decreto sobre normas y estándares aplicables a las estructuras de acogida y de protección a niños y niñas vulnerables

Por fin, se han equipado las estructuras de acogida y de protección de los niños vulnerables en Togo. Era miércoles 4 de agosto cuando la noticia fue publicada por los medios oficiales. El documento relativo a las normas y estándares aplicables a las estructuras de acogida y de protección de niños y niñas vulnerables fue aprobado en el Consejo de Ministros. Este texto define esencialmente las reglas y directrices a seguir en materia de protección a la infancia en instituciones y viene a reforzar el marco de protección de niños y niñas en Togo.
Hasta hoy, en Togo, no había ningún censo oficial de los centros de acogida (orfelinatos, centros de tránsito, …). Se habla de 150 centros (cifra dada por el Comité Nacional de Adopción) extendidos por todo el territorio. Pero ningún centro está legalizado y quien quiera puede abrir de la noche a la mañana un centro de acogida en su casa.
Este decreto, compuesto por 91 artículos, permite regular las prestaciones de los centros/orfelinatos que acogen a niños y niñas vulnerables y ofrece también un marco de protección social y jurídica a estos niños/as conforme a las disposiciones de la Convención relativa a los Derechos de la Infancia, recogidas en el Código del Niño togolés. Las principales orientaciones de este documento tratan sobre las condiciones de acogida, tales como las competencias y la cualificación del personal, encuadrando el seguimiento sanitario, la existencia de un plan de seguridad, la alimentación (equilibrada), la higiene y sobre todo la existencia de un código de conducta que asegure en el seno de las estructuras de acogida las relaciones entre los trabajadores sociales y los niños/as, para así evitar los abusos hacia estos últimos.
La elaboración de este documento ha costado 4 años. Iniciado por la Secretaría de Estado, encargada de la protección infantil, actualmente vinculado al Ministerio de Acción Social y de la Solidaridad Nacional, el texto propuesto ha sido objeto de enmiendas en 2009, seguido de una validación por los diferentes implicados en la elaboración. La delegación de Tierra de hombres (Tdh) en Togo ha contribuido activamente a la redacción de dicho documento en colaboración con otras estructuras,  como Plan Internacional y la red RESAEV-TOGO, redes de estructuras de acogida de niños vulnerables en Togo (de la cual Tdh forma parte).
Aunque  la publicación de este decreto es necesaria, sin embargo queda insuficiente. En efecto, es la aplicación del decreto la que debería permitir sanear una situación muy preocupante. Por eso, Tdh propone acompañar a la Dirección de Protección Infantil para sensibilizar a los diferentes actores sobre la importancia de este texto y sobre todo reforzar las capacidades de los centros que deseen responder a las normas y estándares y mejorar la calidad de su puesta en marcha.

Manos limpias para salvar vidas en Haití

El pasado 15 de octubre se celebró el Día mundial del lavado de manos. Después de su lanzamiento en 2008 – declarado Año Internacional del saneamiento por la Asamblea General de Naciones Unidas- el Día mundial del lavado de manos prolonga y refuerza la campaña a favor de la mejora de las prácticas de higiene en todo el mundo. Aunque la gente del mundo entero se lava las manos con agua, muy pocos de ellos utilizan jabón en los momentos críticos. Sin embargo el lavarse las manos con jabón es un medio poco oneroso y entre los más eficaces para prevenir neumonías o diarreas (también las causadas por el cólera), enfermedades que causan la mayoría de la mortalidad infantil.
En Haití, más de 4.000 personas se han reunido para celebrar con Tierra de hombres-Ayuda a la infancia (Tdh) este Día mundial del lavado de las manos. Los niños y niñas de 5 centros de tiempo libre comunitarios puestos en marcha por Tdh en Gran Goave  y en Leogane así como los niños y niñas de las escuelas de 5 barrios de intervención de Tdh en la ciudad de Los Cayos han sido invitados a participar en esta jornada.
Concursos de los mejores jabones, concursos de lavado de manos, “ruta de los microbios” son otros tantos juegos que han reunido a los niños y niñas y a los miembros de la comunidad alrededor de la importancia de este gesto tan simple, capaz de salvar numerosas vidas.
Los equipos de agua, saneamiento e higiene han realizado sesiones de promoción de la higiene con vista a sensibilizar y alentar a la comunidad a lavarse a menudo las manos. Una ocasión para presentar a la población lo que Tdh ha llamado los Tiyo Lakay (grifos en casa), dispositivos para lavarse las manos, concebidos con simples objetos de recuperación que cada uno puede rehacer para instalarlo en su casa. Niños y adultos han testado estos objetos con mucha curiosidad e interés. El objetivo de los Tiyo Lakay es poder lavarse las manos en casa, con un mínimo de agua y en buenas condiciones higiénicas.
A lo largo de esta jornada, lo equipos han contabilizado 6.632 manos lavadas y han distribuido jabón, kits de higiene y cloro familiar.
Una ganadora del concurso de lavado de las manos explica: “Agradezco a Tierra de hombres por esta jornada. Ahora, pasaré el mensaje a mi entorno así los problemas de salud disminuirán en mi localidad”.

Manos limpias para salvar vidas en Bangladesh

El pasado 15 de octubre se celebró el Día mundial del lavado de manos. Después de su lanzamiento en 2008 – declarado Año Internacional del saneamiento por la Asamblea General de Naciones Unidas - el Día mundial del lavado de manos prolonga y refuerza la campaña a favor de la mejora de las prácticas de higiene en todo el mundo. Aunque la gente del mundo entero se lava las manos con agua, muy pocos de ellos utilizan jabón en los momentos críticos. Sin embargo el lavarse las manos con jabón es un medio poco oneroso y entre los más eficaces para prevenir neumonías o diarreas (también las causadas por el cólera), enfermedades que causan la mayoría de la mortalidad infantil.
En Bangladesh, la delegación de Tierra de hombres-Ayuda a la infancia ha celebrado esta Jornada mundial del lavado de las manos en las regiones de Kurigram, Bandarban (parte de la región montañosa de Chittagong) y Borguna.
En Kurigram, aunque este acontecimiento ha sido seguido en todo Bangladesh, Tdh era la única organización en poner en marcha algo en la región de Kurigram, en colaboración con las autoridades locales. Se han organizado numerosas actividades: además de las sesiones de sensibilización acompañadas de música y teatro, los niños y niñas han podido desfilar por las calles y tomar parte, como los adultos, en grupos de debate y aprender a lavarse correctamente las manos, bajo los consejos de los equipos de Tdh.
En Pathargatha, en la región de Borguna, Tdh y su colaborador “Multi Task” han preparado juntos diferentes tipos de actividades. Niños y niñas, hombres y mujeres han desfilado igualmente por las calles de la ciudad a fin de informar a más de 200 personas (niños/as, profesores/as e incluso el vice-presidente de la upazilla) sobre la importancia de esta jornada. Después de este desfile, 600 alumnos/as de tres escuelas han asistido a las demostraciones sobre el lavado de las manos y 100 niños/as han participado en concursos de dibujos.
Esta jornada se ha celebrado igualmente, en tres pueblos de la región de Bandarban (parte de la región montañosa de Chittagong), en colaboración con el colaborador local de Tdh, Humanitarian Foundation. Las dos organizaciones llevan en esta región un proyecto de salud para madres y niños/as. Los debates y las demostraciones alrededor del lavado de las manos se han juntado a las sesiones de sensibilización sobre la higiene realizadas regularmente en cada uno de estos pueblos.

Manos limpias para salvar vidas en India

El pasado 15 de octubre se celebró el Día Mundial del lavado de manos. Después de su lanzamiento en 2008 – declarado Año internacional del saneamiento por la Asamblea general de Naciones Unidas - el Día mundial del lavado de manos prolonga y refuerza la campaña a favor de la mejora de las prácticas de higiene en todo el mundo. Aunque la gente del mundo entero se lava las manos con agua, muy pocos de ellos utilizan jabón en los momentos críticos. Sin embargo el lavarse las manos con jabón es un medio poco oneroso y entre los más eficaces para prevenir neumonías o diarreas (también las causadas por el cólera), enfermedades que causan la mayoría de la mortalidad infantil.
En India, 580 niños y niñas y alrededor de 700 adultos que viven en 13 pueblos de Andhra Pradesh donde Tierra de hombres-ayuda a la infancia (Tdh) trabaja en el campo del agua, saneamientos e higiene, han participado en esta Jornada mundial del lavado de manos. Tdh, con su colaborador, ha puesto en marcha actividades durante toda la semana en cada una de las escuelas de estos niños y niñas, actividades a las cuales han asistido las autoridades locales, profesores y también los medios de comunicación del país.
Los niños y niñas no sólo han participado en las reuniones, sino que también han desfilado en las calles de su pueblo portando mensajes sobre los beneficios, las técnicas y los momentos críticos donde verdaderamente es preciso lavarse las manos. Algunos niños/as incluso, han ido disfrazados para hacer el momento más atractivo.
Antes de este desfile, en cada escuela, estos niños y niñas, 700 adultos, representantes de las autoridades locales y de otras instituciones previamente habían participado en sesiones de debate sobre la importancia de lavarse las manos con jabón. Las demostraciones han sido hechas por los equipos de Tdh y puestas en práctica directamente por los niños y niñas. Igualmente todos los participantes han podido ver estas técnicas descritas en un corto de cine en lengua telougou, así como a través de obras de teatro, espectáculos de danza y canciones en las cuales los niños/as han querido mandar mensajes sobre salud, saneamiento y solidaridad.
En Baratang Island, Andaman & Nicobar Islands, la organización colaboradora de Tdh ha organizado un evento de tres días durante el cual 245 personas han asistido a las demostraciones y prevenciones sobre la propagación de enfermedades ligadas únicamente al hecho de no lavarse correctamente las manos. Incluso los miembros del gobierno se han lavado las manos delante de las comunidades para demostrarles las mejores prácticas.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Haití - Epidemia de cólera: prevenir y sensibilizar a las comunidades

Diez meses después del terremoto del 12 de enero, una epidemia de cólera se declaró el jueves 21 de octubre en el departamento de Artibonite (al norte del país). El sábado las autoridades haitianas y la organización de Naciones Unidas confirmaron que se habían detectado los cinco primeros casos de cólera en la capital del país, Puerto Príncipe y el domingo, el balance oficial era de 253 muertos y 3.115 personas infectadas.
Actualmente, “el porcentaje de propagación parece disminuir y los casos detectados en Puerto Príncipe no constituyen un foco infeccioso” según las autoridades sanitarias. Sin embargo, hay un riesgo real de aparición de nuevos casos en el resto del territorio (los haitianos se desplazan mucho de una región a otra) y los sanitarios se preparan activamente.
Para hacer frente a la situación, los equipos de Tierra de hombres-Ayuda a la infancia (Tdh) presentes en el Oeste y en el Sur del país, se han movilizado desde el comienzo de la epidemia a fin de tomar las medidas sanitarias adecuadas e indispensables.
Sus bases y su unidad de estabilización nutricional (que ha acogido a los niños y niñas desnutridos de 0 a 5 años) han sido equipados en primer lugar con dispositivos de higiene adaptados. El cólera es una enfermedad poco conocida en Haití, el personal local de Tdh recibe cursos de formación sobre los riesgos de contaminación y las medidas preventivas, informaciones que transmiten a la población haitiana.
En todos los departamentos, organizaciones y autoridades locales sanitarias aúnan sus esfuerzos. En el Oeste, Tdh participa en la puesta en marcha de un centro de tratamiento del cólera. En los departamentos del Sur y del Oeste, Tdh se ha encargado de difundir mensajes de prevención y de sensibilización a las poblaciones a fin de que sean informadas de los buenos hábitos para protegerse.
Un trabajo más en profundidad está preparándose para permitir una buena asimilación de los mensajes y proporcionar una ayuda clave a la población. Los talleres de planificación por región estarán organizados para los próximos días para llevar las respuestas más adaptadas en función de los contextos geográficos y los recursos movilizables.
Tdh no es una organización médica. Sin  embargo, frente a este riesgo de epidemia, las respuestas van más allá de la cuestión del tratamiento. Actualmente, nuestro objetivo es aprovechar nuestros equipos y nuestra capacidad en términos de movilización comunitaria a fin de permitir a los haitianos protegerse mejor.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Primeras ayudas de Tierra de hombres a Myanmar

Nuestra delegación de Tierra de hombres en Myanmar ha donado 100 sacos de arroz para participar en los esfuerzos de apoyo después del paso del ciclón Giri.
El pasado 22 de octubre, esta tempestad tropical de fuerza 4 se abatió sobre el oeste del país, afectando a más de 177.000 personas. Aunque los daños materiales causados han sido muy importantes, son pocos los muertos a lamentar. “La preparación en  catástrofes y la movilización de los medios de intervención se han mejorado enormemente desde que el ciclón Nargis devastó el país hace dos años y medio. Muchas vidas se salvaron gracias a los sistemas de alerta temprana puestos en marcha y a la acciones emprendidas por el gobierno y las organizaciones locales e internacionales” precisa nuestro delegado sobre el terreno, Rob Millman. “Nuestra contribución es importante pues refuerza la solidaridad humana frente a las catástrofes. Permite mantener al ser humano en el centro en este periodo político delicado en la historia de Myanmar”.

martes, 9 de noviembre de 2010

Haití - Tierra de hombres se prepara para asistir a las víctimas del huracán Tomás

Como consecuencia del huracán Tomás, que ha golpeado Haití el pasado viernes, Tierra de hombres  - Ayuda a la infancia (Tdh) está listo para poner en práctica su plan de acción de emergencia para las nuevas víctimas.
Encargado por UNICEF para coordinar operaciones de socorro en caso de ciclón, Tdh dispone de tiendas de campaña, mantas y artículos de higiene para 50.000 víctimas potenciales. De este modo responderá a las necesidades nutricionales y de protección de los niños/as (parientes desaparecidos, vulnerabilidad física o psíquica, etc.). Tdh se ha asegurado en las últimas semanas que las instituciones de atención a la infancia estén bien preparadas para hacer frente a los posibles ciclones y proteger a los niños y niñas.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Bangladesh - “Hay que asegurarse de que las generaciones futuras no sufran más tal injusticia”. Testimonio de la Dra. Banerjee.

La Dra. Charulatha Banerjee, responsable de los programas de salud de Tierra de hombres-Ayuda a la infancia (Tdh) en India ha viajado al norte de Bangladesh para evaluar los proyectos de Tdh. Ella ha vivido allí un verdadero “retorno a sus orígenes” y nos relata aquí sus emociones.
“Acabo de llegar de esta parte del mundo donde se concentran la mitad de todos los niños y niñas malnutridos. Desgraciadamente, para mi ellos forman parte del paisaje,  pero incluso para mi, lo que ayer vi es difícil de digerir”.
“Recientemente partí hacia el norte de Bangladesh donde Tdh lucha contra la malnutrición desde hace más de 30 años. Una tarde, me alejé de nuestra base, a una distancia de una hora de allí, justo a las afueras de la ciudad, en las chabolas de Kurigram. Las jóvenes, que llevaban a sus niños y niñas en sus brazos o en sus espaldas, se han arrojado sobre mí esperando que pudiera dar algo a sus niños, sin importar qué. En cuestión de minutos, ya había visto a 6 niños, todos menores de 1 mes y que indiscutiblemente no pesaban más de kilo y medio. Un bebé, nacido la víspera, estaba dormido en los brazos de su madre, todo arropado en un trapo que supera cualquier descripción de suciedad. Esta mujer ha implorado mi ayuda: “Mi parto ha durado dos días. No tengo leche para dar a mi niño, mientras tanto le hago beber agua azucarada.” Un pequeño de dos años y medio, cuya madre partió a Dhaka a buscar trabajo con un bebé más joven, fue encontrado extremadamente enfermo, en los huesos, por el equipo de Tdh. Fue llevado y puesto a cargo de la unidad de estabilización nutricional. El niño se ha restablecido. ¿Completamente? Un vecino me ha respondido: “No pensamos que este niño sobreviva – lo hizo pero ahora está ciego”. Su falta de vitamina A, ha vuelto sus dos corneas completamente opacas.
Bangladesh es un país elogiado por haber conseguido bajar su tasa de mortalidad infantil, centrándose en las vacunaciones. Pero la madre que hay en mí, se pregunta sin cesar: ¿Dónde estará este niño dentro de 5 años?. Y como médico: ¿Cuáles son las consecuencias sociales a largo plazo? Es esta combinación de emociones y de pragmatismo lo que debe hacer de nosotros una organización que encuentre los medios para sacar a los niños y niñas de esta terrible situación y de asegurar que las generaciones futuras no sufran más tal injusticia.
Como responsable,  trabajando constantemente en informes y estadísticas, esta experiencia me ha recordado lo esencial que es para nosotros salir de nuestros despachos e ir a buscar a las personas que se esconden detrás de todas estas cifras; ver los árboles en medio del bosque. Pues cada niño y niña cuenta. Debemos encontrar, todos juntos, la manera de recordar al mundo que son necesarias soluciones y urgentes para que estos niños/as no se encuentren en los registros de defunción antes incluso de estar inscritos en el de nacimiento.
Tdh ha comenzado su trabajo en las chabolas de Kurigram y lanzará en enero de 2011 un proyecto de salud y nutrición a favor de las madres y de los niños y niñas. Los trabajadores comunitarios identifican ya a los niños/as más enfermos e intentan convencer a sus madres para llevarlos a la clínica materno-infantil de Tdh para consultas e ingresos.


martes, 2 de noviembre de 2010

Ayudadnos a combatir el hambre inaceptable de niños y niñas

Un niño o niña muere en el planeta cada seis segundos, a causa de problemas relacionados con la malnutrición. “¡El hambre en los niños es inaceptable. Ayudadnos a combatirlo!”. Tdh consolida el impacto de su acción nutricional junto a los niños/as y sus madres, reforzando la autonomía de las comunidades.
“Evitamos tanto como sea posible la prescripción de alimentos terapéuticos industriales y fomentamos el recurso a las recetas a base de productos locales baratos, para prevenir o curar la malnutrición”, señala Dr Jean-Pierre Papart, especialista en los programas de salud de Tdh. La mayor organización suiza de ayuda a la infancia aconseja y apoya a más de 780.000 niños/as y a sus familias en Ecuador o Nepal, pasando por los territorios palestinos ocupados.  Sus soluciones son una referencia, decididamente orientadas hacia la autonomía de las comunidades.
En  Burkina Faso, en dos distritos alejados, Tdh ha podido mejorar los cuidados, reforzando los puestos y centros sanitarios pero asegurando también cuidados gratuitos a las familias pobres. Los chequeos preventivos sistemáticos, la vacunación, las demostraciones culinarias, la entrega de vitaminas y de complementos alimenticios naturales hacen retroceder al hambre. De 11.000 niños/as tratados de malnutrición aguda, más del 88% han podido ser curados. Los resultados son incluso mejores en Guinea puesto que el 95% de los niños/as menores de 5 años que padecían de malnutrición aguda moderada han conseguido un crecimiento normal de su peso.
Al norte de Bangladesh, en la región de Kurigram, 15.000 familias han visto mejorar su salud y su estado nutricional gracias a las medidas preventivas puestas en marcha. La proporción de niños/as demasiado delgados es tres veces menor que en las zonas donde Tdh no puede intervenir.

Haití - Por una hermosa unidad ambulatoria para madres y niños/as, frente al caos

Tierra de hombres-Ayuda a la infancia (Tdh) está en plena construcción de una “Unidad Madres-Niños/Niñas” destinada a hacerse cargo de las madres y los niños y niñas aquejados de malnutrición y, por tanto, a padecer graves enfermedades. Además de la unidad de estabilización nutricional fundada en el departamento del Sur, ahora situado en el Oeste, en colaboración con Médicin du Monde-Suisse, Tdh podrá acoger y cuidar a estas madres y a sus hijos/as. Herve Manaud, coordinador de los proyectos de salud y de nutrición de Tierra de hombres-Ayuda a la infancia en Haití, nos explica la importancia y el progreso del trabajo para conseguir realizar este proyecto: “Esta unidad encuentra su sentido en nuestra primera premisa, la de acudir en ayuda a la infancia. La creación de un espacio especializado permitirá devolver la esperanza a las familias cuyos niños y niñas se encuentran en la frontera de la vida”.
(De nuestro coordinador de los proyectos de salud y nutrición en Haití, Hervé Manaud)
Parece muy lejano en el tiempo cuando algunos irreductibles soñaban con crear un espacio dedicado a las mamas y a los niños, en la zona Oeste de Haití, devastada por el seísmo. 10 meses después del terremoto, Tierra de hombres-Ayuda a la infancia (Tdh) está siempre allí y ha terminado una unidad médica para cuidar a las madres y a los niños/as que sufren malnutrición.
En el mes de marzo, en el seno de nuestro equipo, nacía la idea de concebir una “Unidad de Estabilización Nutricional”, un centro médico para llevar los cuidados necesarios a los niños/as aquejados de malnutrición. Los bocetos  más alocados y las discusiones iban por buen camino para saber si podíamos considerar la construcción en un anexo del hospital de Petit Goâve este proyecto que iba a ver la luz con el nombre de “Unidad de transición Madre-Niño/Niña”.
Esta unidad se incluye en una gestión global y sobre un modelo de acción comprobado por Tdh desde hace años: comprometerse no solo a nivel comunitario y ambulatorio, sino también reforzar el tratamiento hospitalario de los niños/as que sufren de malnutrición aguda severa con complicaciones. Esta unidad encuentra su sentido en nuestra primera premisa, la de acudir en ayuda de la infancia. Después del seísmo, hemos hecho la elección de ampliar nuestra acción en el departamento del Oeste, que ha sido devastado por el seísmo. La creación de un espacio especializado que permitirá devolver la esperanza a las familias cuyos niños se encuentran en la frontera de la vida.   
Seis meses han sido necesarios antes de poner la primera piedra de esta Unidad Madre- Niño/Niña, a fin de evaluar las verdaderas necesidades de las personas, reunir los fondos y los recursos humanos fundamentales para llevar a buen puerto el proyecto y conseguir todas las autorizaciones. Horas de discusión, de conciertos y de trabajo encarnizado nos han permitido reunir el apoyo de numerosos voluntarios alrededor de este ambicioso proyecto como: el Ministerio de Salud Pública y de la Población, el consorcio que alimentamos todos los días con otros actores internacionales han sido el fundamento esencial. Médicin du Monde-Suisse es nuestro primer colaborador, por no decir nuestro socio y actualmente juega un papel importante, comprometiéndose a ser nuestro relevo en el futuro en esta Unidad Madre-Niño/Niña. Pero si hoy nosotros podemos realizar este proyecto, es porque Tdh viene ayudando desde hace más de 20 años a las familias haitianas y ha llegado a ser un actor ineludible en hacerse cargo de las problemáticas de salud materno-infantil. Esta experiencia nos permite adquirir la confianza de las poblaciones y una mayor credibilidad junto a otras organizaciones presentes.
Desde hace un mes es una labor incesante sobre este terreno. Poner en marcha esta Unidad Madre-Niño/Niña es un enorme reto por el cual luchamos todos, las necesidades son numerosas para lograr ofrecer un servicio de calidad, que corresponda  a los estándares y al protocolo nacional. Los obreros trabajan como hormigas literalmente para retirar los desechos que se han amontonado durante años. Desescombran el terreno, lo nivelan, excavan los cimientos que acogen ya a las primeras cimientos. Preparan los sistemas de drenaje del agua, con la ayuda del servicio de Agua, Saneamiento e Higiene de Tdh, que les ayuda a sanear y a alimentar con agua potable esta construcción. Los obreros conciben igualmente todo un sistema de vigas de hierro que hará de este centro resistente a las  sacudidas que azotan todavía a la zona. Este cuidado fundamental se hace bajo la atenta mirada de varios arquitectos (algunos asociados al Centro de Competencia en la Reconstrucción, ejecutado por la Cooperación Suiza), profesionales y estudiantes, que nos aportan desde el principio, sobre el terreno o en la distancia, toda su experiencia en la concepción de los planos, los sistemas de construcción en madera y los estándares de resistencia a los seísmos y a los ciclones.
Al final, el servicio de Protección a la infancia de Tdh, así como las autoridades sanitarias y nuestro colaborador Médicin du Monde-Suisse se han aliado en el reclutamiento del personal competente y en la formación que se va a dar, a fin de tener el día de la inauguración un equipo que pueda alcanzar el reto de salvar vidas.
Actualmente, el reclutamiento ha terminado y el equipo se beneficia ya de una formación completa sobre como hacerse cargo de las mamas y de los niños/as que sufren de malnutrición aguda severa con complicaciones. Próximamente llegaremos al término del trabajo de albañilería que nos permita asegurar el recinto y finalizar los cimientos. El trabajo de construcción continúa y los carpinteros se preparan para cortar y trabajar la madera que formaran las paredes que acogerán pronto a estas madres y a estos niños/as.

La televisión suiza TSR con los niños y niñas subalimentados de Bangladesh

La televisión TSR - Télévision Suisse Romande presenta un reportaje sobre la desnutrición que castiga a los niños y niñas de Bangladesh y las acciones que realiza Tierra de hombres-Ayuda a la infancia para asegurarles la supervivencia. “Después de cinco años de actividad en esta región, el número de niños gravemente subalimentados ha disminuido dos tercios. Otros tantos, los niños salvados de una muerte segura”.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Bangladesh - La nutrición vista desde el terreno

Aunque Bangladesh está conociendo un crecimiento rápido, los problemas a los que se enfrentan los niños y niñas siguen siendo muy importantes. Entre ellos, la malnutrición aguda causa y complica fuertemente los riesgos de morir de enfermedades corrientes que afectan a la infancia: diarreas, diversas infecciones…

Tierra de hombres (Tdh) interviene en tres regiones de Bangladesh (Barguna, Cittagong y Kurigram) que tienen la mayor tasa de malnutrición. La delegación ha llegado tener conocimiento de Zaman, 30 meses. Su madre, informada sobre los centros de salud apoyados por Tdh, ha llevado finalmente a su bebe aquejado de malnutrición aguda severa: no pesaba más que 5 kilogramos para sus 79 cm. Zaman ha sido cuidado en el centro de salud y ha recuperado en 36 días un peso de 8.100 kg.

Pero la acción de Tdh no se para en eso. No se contenta solo en cuidar médicamente a los niños y niñas. Primero Tdh realiza un trabajo preventivo en el seno mismo de las comunidades. Es decir que agentes de salud comunitaria se desplazan por los pueblos más aislados, por un lado, a fin de asegurar que las familias llevan a sus niños/as a los centros de salud y, por otro, para enseñarles previamente a saber como cuidar a sus niños/as así como a las mujeres embarazadas y lactantes. Los niños y niñas son medidos y pesados en su origen, para poder reparar una eventual malnutrición y se hace un seguimiento regular de las mujeres embarazadas. Las comunidades son informadas sobre prácticas adecuadas a tener en cuenta sobre higiene o sobre el aporte indispensable de proteínas para el buen desarrollo de los niños y niñas: para que sean más resistentes a las enfermedades y puedan crecer convenientemente. Según Michel Roulet, especialista en nutrición de Tdh: “Los niños y niñas tienen necesidad de alimentos de calidad, lo que no siempre reciben por parte de la ayuda internacional. Sin embargo estas proteínas forman parte de sus recursos locales: como huevos, leche, pescado”. Tdh les da incluso cursos de cocina a fin de que sepan como preparar correctamente estos alimentos (ver nuestro artículo “cocina local para salvar a los niños”).

Es así como Sathia, la mamá de Zaman había tenido conocimiento de todas las medidas a tomar para cuidar de si misma y de su bebé. Desgraciadamente, la vida no es siempre tan simple. Divorciada, sufriendo ella misma una enfermedad de la vista, debe trabajar todos los días, mañana, tarde y noche y dejar a su hijo con el abuelo, un anciano que no puede atender correctamente la salud de Zaman.

Esta joven madre de 22 años, ha tenido el buen juicio de llevar a su pequeño al centro de salud dirigido por Tdh. Allí, Zaman ha recibido los cuidados médicos necesarios. Igualmente, Tdh le ha tomado a su cargo de una manera global para que pueda desarrollarse correctamente. En efecto, según Jean-Pierre Papart, especialista en salud materno-infantil de Tdh: “Para proteger a los niños/as de la malnutrición, una sola aproximación nutricional no es suficiente. Deben recibir, no solo cuidados médicos sino también psicológicos, con un apoyo psicosocial. Y las madres deben ser cuidadas igualmente”. Sathia ha recibido cuidados para su enfermedad ocular. Los agentes de salud comunitaria de Tdh han hablado también con ella a fin de que pueda mejorar su situación y en adelante siguen regularmente a esta pequeña familia. Para asegurar el buen desarrollo de Zaman, participa con otros niños/as en juegos educativos y recibe las vitaminas y las proteínas necesarias para su buena salud.