jueves, 30 de diciembre de 2010

Haití - ¿Un niño o niña para Navidad?

El 21 de diciembre de 2010, dos aviones franceses fueron fletados para transportar con urgencia a 318 niños y niñas haitianos para entregarlos a padres adoptivos. Sin embargo, la mayor parte de estos niños y niñas no habían pasado por un juzgado de adopción: no podían legalmente ser adoptados, y sobre todo, su situación familiar no había sido verificada por las autoridades haitianas. Estos niños y niñas incluso podían tener todavía familia y no habían sido preparados para abandonar su país.
Francia justifica la urgencia de estos traslados bajo el pretexto de que estos niños/as estaban en riesgo de contraer el cólera. Tierra de hombres (Tdh) trabaja junto a 8 instituciones (700 niños/as) en el departamento de Leogâne (zona del seísmo) y no ha detectado casos de cólera desde el comienzo de la epidemia. Las instituciones que acogen a los niños/as (guarderías y orfanatos) han sido las primeras en beneficiarse de material higiénico suficiente, como medida de prevención. 
“Esta decisión contradice totalmente la posición que mantienen la Oficina Permanente de La Haya y las organizaciones internacionales que declaraban, durante la primera ola de adopciones después del seísmo que la adopción internacional no es una solución de urgencia”, condena Marlene Hofstetter, responsable de los servicios de adopción de Tdh. “Tdh denuncia pues firmemente la evacuación en masa de estos niños y niñas”.
Después de haber sufrido muchas críticas por parte de los países de la Convención de La Haya durante la comisión especial de junio de 2010 sobre las adopciones urgentes de los niños/as haitianos, Francia ha decidido regular mejor estas adopciones y respetar los procedimientos legales, por el interés del niño/a. Sin embargo, bajo el pretexto de “salvar” a los niños de la enfermedad o la muerte, las autoridades francesas esconden una acción muy egoísta. En efecto, ¿qué será de los otros 200.000 a 300.000 niños y niñas que no se benefician de la misma atención y que continúan viviendo en las instituciones en Haití?