martes, 2 de noviembre de 2010

Ayudadnos a combatir el hambre inaceptable de niños y niñas

Un niño o niña muere en el planeta cada seis segundos, a causa de problemas relacionados con la malnutrición. “¡El hambre en los niños es inaceptable. Ayudadnos a combatirlo!”. Tdh consolida el impacto de su acción nutricional junto a los niños/as y sus madres, reforzando la autonomía de las comunidades.
“Evitamos tanto como sea posible la prescripción de alimentos terapéuticos industriales y fomentamos el recurso a las recetas a base de productos locales baratos, para prevenir o curar la malnutrición”, señala Dr Jean-Pierre Papart, especialista en los programas de salud de Tdh. La mayor organización suiza de ayuda a la infancia aconseja y apoya a más de 780.000 niños/as y a sus familias en Ecuador o Nepal, pasando por los territorios palestinos ocupados.  Sus soluciones son una referencia, decididamente orientadas hacia la autonomía de las comunidades.
En  Burkina Faso, en dos distritos alejados, Tdh ha podido mejorar los cuidados, reforzando los puestos y centros sanitarios pero asegurando también cuidados gratuitos a las familias pobres. Los chequeos preventivos sistemáticos, la vacunación, las demostraciones culinarias, la entrega de vitaminas y de complementos alimenticios naturales hacen retroceder al hambre. De 11.000 niños/as tratados de malnutrición aguda, más del 88% han podido ser curados. Los resultados son incluso mejores en Guinea puesto que el 95% de los niños/as menores de 5 años que padecían de malnutrición aguda moderada han conseguido un crecimiento normal de su peso.
Al norte de Bangladesh, en la región de Kurigram, 15.000 familias han visto mejorar su salud y su estado nutricional gracias a las medidas preventivas puestas en marcha. La proporción de niños/as demasiado delgados es tres veces menor que en las zonas donde Tdh no puede intervenir.