jueves, 22 de julio de 2010

Haití: por un restablecimiento del agua y de la higiene

Después del terremoto, Tierra de hombres (Tdh) se ha aplicado en restablecer el acceso al agua potable y en mejorar el saneamiento y la higiene en el departamento del Oeste. Tdh trabaja en este campo desde hace años para los habitantes de las zonas rurales, así como ahora, para las personas desplazadas a causa del seísmo en la región de los Cayos, al Sur.

Gracias a esta experiencia, los equipos de Tdh han podido rápidamente desarrollar soluciones de urgencia para las personas afectadas: “Trabajamos al lado de las casas derrumbadas, donde las gentes han decidido quedarse. Las primeras semanas no tenían nada de nada: ni duchas, ni letrinas y algunos bebían en los charcos de agua”, comenta Olivier Vieu (jefe del proyecto Agua, Saneamiento e Higiene al Sur de Haití). Desde el principio, el objetivo de Tdh ha sido rehacer el acceso al agua potable y a los aseos y mejorar la higiene lo más rápidamente posible.

Actualmente, la prioridad debe acentuarse en la durabilidad de los proyectos. Los trabajos incluyen la realización de sondeos y la rehabilitación de pozos (o captación de fuentes) esto se ha acometido para reemplazar los depósitos provisionales que habían sido instalados en el transcurso de la primera fase de la emergencia y que habían permitido a más de 4.600 personas encontrar acceso al agua potable.

Tdh sitúa a las comunidades en el corazón de sus proyectos a fin de garantizar su perpetuación, así como el reforzamiento de las capacidades locales. Los “Comités de agua” han sido restablecidos en cada pueblo afectado y los albañiles se han unido al equipo local de Tdh. Gracias a esta participación comunitaria, cada pueblo puede responsabilizarse y garantizar una gestión duradera e independiente del acceso al agua.

Hasta hoy, 418 aseos han sido construidos en 6 localidades en Grand Goave y responden a las necesidades de 1.763 personas. Los trabajadores locales, cada vez más numerosos en seguir la formación, permiten en lo sucesivo construir alrededor de 100 letrinas a la semana. Tdh les proporciona el material necesario y estos albañiles construyen las instalaciones sanitarias con la participación de las familias beneficiarias.

Los Comités de agua, por otro lado, se encargan de velar por el mantenimiento de las obras de acceso al agua, de apoyar a las familias en la gestión y la conservación de sus aseos y de promocionar la higiene en sus pueblos respectivos. Estos comités apoyan también el trabajo de Tdh que ha llegado a presentar hasta una veintena de sesiones de promoción de la higiene en los pueblos haitianos. Según Olivier, “el objetivo es que la higiene sea indispensable. Muchas familias se han sensibilizado y se sienten valoradas simplemente por participar. La situación sanitaria ha sido siempre muy grave en Haití. El terremoto ha tenido a pesar de todo, algo positivo, pues por fin las miradas se han posado sobre este país”.